Sigue a Xataka

ZTE Grand S

El CES ha visto nacer este año a tres nuevos smartphones con Android Jelly Bean que comparten muchas de sus características de hardware, el Sony Xperia Z, el Huawei Ascend D2 y el ZTE Grand S. Repasados los dos primeros, es el turno de hacer lo propio con el modelo de ZTE que además presume de ser el más fino presentado hasta la fecha.

El ZTE Grand S mide sólo 6.9 milímetros de grosor, lo que no le impide presumir de una pantalla de cinco pulgadas de diagonal con resolución 1080p y una calidad sobre el terreno comparable a la de sus competidores recién nacidos.

ZTE Grand S

El Grand S, eso sí, no es resistente al agua como los modelos de Sony o Huawei. En lo que si destaca es en el procesador de cuatro núcleos, que eleva el listón de la frecuencia hasta los 1.7 GHz. Esa potencia se nota a la hora de ejecutar aplicaciones o juegos, tareas que el Grand S realiza con notable fluidez.

ZTE Grand S

La versión de Jelly Bean del ZTE Grand S está modificada y en el dispositivo que probamos incluye un sistema de transición entre escritorios muy poco agradable que esperamos que ZTE elimine en la versión definitiva.

ZTE Grand S

A nivel fotográfico, el ZTE Grand S presume también de una cámara de 13 megapíxeles cuyo punto más flaco a primera vista parece estar en la luminosidad del objetivo, algo lógico si tenemos en cuenta su grosor excepcionalmente fino.

ZTE Grand S

Es posible que el interfaz de ZTE en el Grand S no sea el más fluido, pero si la compañía apuesta por precio, los usuarios que instalan ROMs podrían sacar chispas a este gigante ultrafino.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios