Síguenos

Samsung Omnia Pro B7610

Si esperábamos al Samsung Omnia Pro desde esta mañana, la sorpresa ha llegado al anunciarse que más que un simple modelo esta denominación albergará una gama de ellos, que de momento está compuesto por un terminal con teclado QWERTY deslizante y por otro de estilo candybar.

Ambos pueden parecer más enfocados a un cliente profesional, pero por sus características se desvelan como móviles muy apetecibles también para usuarios que valoren también el aspecto multimedia. Continúan así con la familia inaugurada con el Omnia original.

Samsung Omnia Pro B7610

El modelo más destacable es el Samsung Omnia Pro B7610, pues toma el formato del primer Omnia y le añade un teclado QWERTY de tipo deslizante, haciendo mucho más sencilla la introducción de texto. Teniendo en cuenta que cada vez más los smartphones se postulan como creadores de contenido y no solo como consumidores este tipo de añadidos cobra mucho sentido.

El teclado no es el único aspecto que mejora frente a la anterior generación. La pantalla será uno de sus puntos fuertes, pues su tamaño de 3.5 pulgadas y el hecho de que sea de tipo AMOLED nos garantizan una excelente visualización. Combinado con su soporte para diversos formatos de vídeo lo convierten en un interesante reproductor portátil, sobre todo teniendo en cuenta que tiene una resolución de 800 × 480 píxeles.

La interfaz de usuario es uno de los aspectos que nos llama la atención del Samsung Onia Pro B7610 ya que a pesar de estar equipado con Windows Mobile 6.1, Samsung no le ha integrado el TouchWiz que se ha hecho ya omnipresente en la gran mayoría de sus terminales.

De hecho, y como ya ha hecho Nokia en algunos de sus modelos, nos ofrece la opción de cambiar entre dos modos distintos (aunque Nokia lo enfoca especialmente a disponer de elementos distintos mientras trabajamos y mientras estamos de ocio). Aquí nos encontramos con interfaz Pro y con un interfaz Media, este último para trabajar con ficheros multimedia.

Este último aspecto es, como ya hemos comentado, uno de los puntales del móvil, pues dispone de aceleración para vídeos y es compatible con los formatos H.264, WMV y DivX. La salida de televisión y el soporte de DLNA harán que podamos disfrutar de este contenido en pantallas grandes.

Para almacenar los ficheros incluye 1 GB de memoria interna, que seguro que se nos queda rápidamente corto, por lo que podremos aumentarlo mediante tarjetas de memoria de tipo MicroSD, soportando hasta 32 GB adicionales.

La conectividad, en un terminal como el Samsung Omnia Pro, se da por supuesta, y no nos equivocamos, puesto que es compatible tanto con HSDPA como con HSUPA, además de ofrecer Wi-Fi y Bluetooth. Esta la aprovecharemos tanto con el navegador Opera 9.5 que viene preinstalado como con su soporte para múltiples cuentes de correo funcionando en modo push. El receptor GPS también viene integrado en su interior.

En el aspecto de cámara de fotos no ofrece demasiadas ventajas frente al modelo anterior, pues mantiene la resolución del sensor en los 5.1 megapíxeles, disponiendo de autoenfoque y de un flash de tipo LED.

Su último punto fuerte será la batería, con una capacidad de 1500 mAh.

Samsung Omnia Pro B7320

Samsung Omnia Pro B7320

El otro modelo dentro de esta gama es el Samsung Omnia Pro B7320, que también dispone de un teclado QWERTY, pero en este caso en formato candybar, mucho más accesible por tanto que el de tipo deslizante. Y es que este terminal quiere convertirse en nuestro centro de comunicaciones portátil.

Para ello, además de disponer de soporte para correo electrónico de tipo push integra acceso a diversas redes sociales, como pueden ser Facebook o MySpace. Pero además se le suma la mensajería instantánea, compatible con MSN Messenger, Google Talk y Yahoo Chat.

En el apartado de especificaciones nos encontramos con una cámara de 3 megapíxeles, un sintonizador de radio FM y conectividad Wi-Fi.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios