Sigue a

LG Optimus L9

A principios de año, todo apuntaba a que los Smartphone más importantes, al menos en España, serían los Optimus 4X HD, 3D Max y Vu. Sin embargo, ninguno de los tres llegaron aquí, aunque esto no fue un motivo para que LG no triunfara.

Sin hacer mucho ruido, y escudándose en la serie L, estos terminales más modestos se han ido posicionando. Ahora, nos lleva el LG Optimus L9, una evolución del tope de gama de esta familia que quiere ser todo un éxito de ventas. Ayer tuvimos oportunidad de probarlo.

Gama media con una batería imponente

Con la gama más alta fuera del mercado español, LG decidió apostar por terminales de especificaciones más modestas y con un precio en consonancia. Esto ha hecho, según representantes de la compañía coreana, que hayan cosechado buenos resultados en el segundo semestre.

LG Optimus L9

La familia L dista un poco de otros Optimus pero nos recuerda a otras líneas de producto que ya tenía: acabados más sobrios y elegantes que buscan ofrecer un diseño moderno. Aun teniendo materiales modestos como el plástico. La sensación que deja al caer en la mano es agradable. Sencillo, pero muy bonito.

La proporción peso tamaño es más que correcta y a pesar de ser un terminal de 4,7 pulgadas sus 125 gramos son ligeros. La pantalla vuelve a usar un panel IPS aunque la resolución es ligeramente superior a la de 540×960 píxeles. Ángulo de visión casi completo y con una calidad, dentro de la gama, francamente buena.

Por procesador, podríamos situar a este terminal en un gama media: doble núcleo ARM Cortex A9 a 1GHz y 1GB de RAM son capaces de mover Android Ice Cream Sandwich 4.0 con solvencia, aunque habrá que ver en el análisis a fondo cómo rinde de verdad.

LG Optimus L9

Uno de los aspectos más interesantes de este LG Optimus L9 es la batería. Con 2.150 mAh y una tecnología propia que condensa más capacidad en el mismo espacio, LG garantiza un día y medio de autonomía. A su favor: la batería no está sellada y se puede extraer. Sin embargo, es pronto valorar en una toma de contacto.

Ahí el L9 brilla y promete. Sin embargo, hay otros aspectos donde muestra claro oscuros: la cámara. Tanto la frontal como la trasera no presentan demasiada calidad, al menos en interiores con luz artificial. Lenta y sin mucho que ofrecer en comparación con otros dispositivos de gama similar.

La capa de personalización está presente. Hay que reconocer que LG ha hecho un buen trabajo en este sentido. Es agradable visualmente, en mi opinión de las mejores. Sin embargo, hace que pierda mucho atractivo de lo que es la experiencia Android en el sistema.

LG Optimus L9

LG Optimus L9, impresiones tras toma de contacto

Dejando de lado el Google Nexus 4, este es el buque insignia de LG en España en 2012. Un terminal que no busca competir por prestaciones sino con los precios: 375 euros libre y disponible en diferentes tarifas con Vodafone. Es ahí precisamente donde quiere arañar cuota de mercado.

La primera impresión ha sido positiva: la pantalla y la batería son dos atributos sobresalientes. Sin embargo, la cámara nos parece un aspecto bastante mediocre que esperemos en las pruebas del análisis den mejor rendimiento

LG Optimus L9

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios