Sigue a

LG Mini teléfono móvil

El LG Mini ha sido una de las revelaciones del año para todos aquellos que piensan en tener algo diferente dentro del mercado de los teléfonos avanzados. Su mejor rasgo es el diseño, lo que lo coloca en ese puñado pequeño de terminales a los que me gusta definir como teléfonos para tocar y mirar.

Con el LG Mini, eso sí, sabemos que nos llevamos un trozo de exclusividad que busca igualar lo que nos ofrece un teléfono avanzado pero en el que la compañía ha cometido un error bastante importante: obviar Android como sistema operativo en favor de una solución propia en la que tenemos limitado el número de aplicaciones disponibles, aunque su consumidor potencial no suela preocuparse de ello.

LG Mini, un teléfono táctil de gran diseño

lgminiyoigo.jpg

La base del LG Mini G880 es ya por todos conocida: cuerpo recto, acabado metálico con toques de cristal y superficie gomosa para evitar el deslizamiento y pantalla táctil. En este modelo LG ha conseguido unir esos principios en un teléfono de gran atractivo. Sus dimensiones son de solo 102 × 47.2 × 9.95 mm, lo que lo convierte en uno de los teléfonos móviles táctiles más pequeños y cómodos de llevar.

La pantalla táctil del LG Mini no es pequeña, pues son 3.2 pulgadas con muy buena resolución de 480×854 píxeles, pero nos encontramos con el problema de que la respuesta a nuestros dedos de la misma no es de las mejores del mercado, y con esa resolución puede ser un problema.

La conectividad sí que cumple con lo esperado, y el LG Mini es un teléfono bien comunicado por medio de HSDPA 7.2 Mbps, HSUPS de 2 Mbps, WiFi, bluetooth y AGPS. Y en cuanto a la cámara de fotos, este LG Mini nos proporciona una de 5 megapíxeles aunque sin flash.

Los sensores también están muy presentes, con uno de proximidad que apaga la pantalla al acercar la cara, uno de movimiento (acelerómetro) y de luz.

LG Mini, enfocado en las redes sociales y la comunicación sencilla

lg-mini-gd880.jpg

Si hasta ahora podíamos hacer una división bastante clara entre teléfonos avanzados para comunicarse y los básicos, poco a poco van entrando en el mercado terminales más discretos y asequibles que los avanzados pero que no dejan de lado la posibilidad de usarlo en ciertos momentos como un teléfonos de comunicación en todos los frentes.

El LG Mini es precisamente uno de ellos. El principal defecto que le encontramos es el sistema operativo, una solución propia de LG con interfaz S-Class que integra bastante bien las redes sociales, diferentes widgets con servicios básicos y el correo, pero que hubiera ganado muchísimo sobre el papel con una solución basada en Android, que se ha convertido en una especie de sistema operativo espirituoso para resucirtar terminales.

Lo que sí nos gusta de la propuesta software de LG es el sistema llamado Air Sync que nos permite mantener sincronizado en todo momento el teléfono y el ordenador vía WiFi y de forma transparente para el usuario.

LG Mini, precio y disponibilidad

Al igual que ocurre con el iPhone 4 que sale esta semana a la venta en España, el LG Mini es uno de los teléfono con los que no tendremos problema a la hora de decidir en cambiarnos de compañía para tenerlo. Además de con Yoigo, Movistar, Vodafone y Orange ya lo tienen en su programa de puntos y con portabilidades.

lg-mini-gd880-1.jpg

En el caso de que queramos comprar el LG Mini libre, nos saldrá por 400 euros.

Más información | LG Mini.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios