Sigue a Xataka

War is coming

Vive el móvil en un equilibrio inestable. Es el sector donde todos ven negocio y futuro, pero sólo dos fabricantes de smartphones son rentables; Google con Android controla la plataforma más popular, pero el gran negocio con ella lo hace Samsung; muchos actores desean y empujan a que haya una tercera vía alternativa a Apple y Android, pero no está claro que eso suceda ni cuál sería; se considera a iPhone como el smartphone de referencia, pero hace dos años en que no es el mejor del año y la propia industria parece seguir más a Samsung.

2013 se plantea como un juego de tronos, una lucha encarnizada en que fabricantes, plataformas y operadoras tratarán de apropiarse de la parte de cadena de valor que genera los ingresos y en el que el rol de cada uno puede cambiar bastante. Será el año en el que para algunos llegará el momento de la verdad, de que el mercado valide su esfuerzo por reaccionar y para otros de tomar decisiones de cambio, de cómo afrontar la competencia y las numerosas incertidumbres que tenemos sobre la mesa. En esta serie enfocada a discutir la tecnología en 2013, el equilibrio entre fabricantes y plataformas móviles merece un análisis aparte.

sony z

Tecnología: el tamaño y algo más

En Xataka Móvil analizaban las tendencias tecnológicas más relevantes este año, entre las que se encuentra el tan repetido debate sobre el tamaño de pantalla. En él se ha abusado de dogmas y posiciones fijas, cuando en realidad lo que tenemos es lo que los americanos llaman “trade-offs”: si aumentas las pulgadas ganas cosas (más información a la vez en pantalla, mejor experiencia multimedia) y pierdes cosas (sensación en mano, facilidad de ser transportado). Como el sector del automóvil lleva años enseñando, no hay un tamaño y tipo de producto perfecto para todos y este punto creo que es especialmente relevante porque ejemplifica lo que ha estado sucediendo en los últimos dos años, con especial énfasis en 2012: los fabricantes y plataformas han dejado de seguir a iPhone en muchos temas y hay quienes están explorando nuevos caminos (Samsung con el formato phablet que también les está funcionando con ese gran equipo que es el Note 2, Microsoft con la experiencia Windows Phone son dos de los ejemplos más claros).

A los temas que resaltan en Xataka Móvil sólo añadiría dos aspectos que se están convirtiendo en urgentes: uno es la mejora de la autonomía del smartphone, sobre la que lo más interesante en el horizonte es las mejoras en procesadores como el caso Exynos y esperar que la capa software siga optimizándose, confluyendo en una lógica no de “depósitos / baterías más grandes” sino de “equipos que contengan el consumo” ; el otro es NFC, que va camino de convertirse en algo habitual pero para el que falta ofrecer servicios y valor que lo aprovechen.

Pantalla flexible de Samsung

Otro tipo de innovaciones tipo pantallas curvadas o sorpresas que nos saquen del concepto de “móvil táctil de gran pantalla y potencia” no aparecen como probables en el mercado este año, toda vez que la carga de mejoras en la mayoría de los últimos smartphone de referencia se encuentra en los atributos hardware ya conocidos (mejor resolución, mejor cámara, mejor procesador) y en software y servicios, con proyectos como Passbook, Google Now o Smartglass de Microsoft.

Android y sus fabricantes en 2013

Google con Android ha creado ecosistema peculiar cuando menos. Ellos tienen el mando y el control del sistema, pero el gran negocio lo hace Samsung, que con su división móvil ingresa más que todo Google, lo cual debe haber levantado más de una alarma en la dirección financiera de la empresa del buscador. La gran pregunta es si van a seguir manteniendo esta estrategia móvil bajo las premisas que lo impulsaron: una posición valiosa a largo plazo por mucho que en el corto y medio no se vea un retorno inmediato.

Cuota de mercado de os móviles

Podríamos pensar que a Google le conviene con vistas a liderar los mercados publicitarios, de servicios y contenidos, pero también es cierto que con mapas, buscador, correo, navegador… también están alcanzando una posición de liderazgo en servicios sobre iOs. De hecho, esa parece ser la obsesión de Google, utilizar Motorola para competir con iPhone mientras con Nexus añade una subvención que todavía no hemos conseguido entender del todo: compite agresivamente con su ecosistema en precio, pero luego no consiguen llevarlo al mercado en unidades suficientes. El resto de fabricantes tiene cada uno sus propios desafíos:

  • Samsung: merece un análisis aparte que haremos en este especial tecnología 2013. De entrada, dos apuntes: cada vez tiene que luchar más con las expectativas que genera y su fortaleza actual tiene nubarrones en el horizonte, con la dependencia de Google como el mayor de los mismos.

  • HTC: hemos analizado mucho a los taiwaneses por aquí y las últimas noticias no son buenas para HTC, con un tercer trimestre de 2012 bastante malo y Peter Chou apuntando a un cambio en la estrategia de marketing. El caso es que mi lectura es que 2011 tuvieron un mal año de producto del que ya se han recuperado (el HTC One X+ me parece un grandísimo terminal) y posiblemente el esfuerzo deba estar en recuperar el prestigio perdido.

    ¿Por dónde deberíamos ver a HTC en móvil en 2013? A corto plazo necesitan sorprender en la gama Android, donde tienen buen producto pero no demasiado diferenciado, después de todo HTC es un agregador y no un fabricante tan vertical como otros (léase Samsung, pero también es a lo que está tendiendo Apple); luego en la línea Windows tienen también un gran producto como es el 8x, para muchos un terminal superior incluso al icónico Lumia 920. En el Mobile World Congress tendrán su prueba de fuego si repiten presentación de terminal franquicia, apostaría – y desde HTC lo juran y perjuran – de que en 2013 vienen a lo grande.

  • Cuota mercado telefonía por fabricante Cuota de mercado de smartphones a nivel mundial por fabricante

  • Sony: están en un gran momento en la gama de entrada y media, donde este año han conseguido tener el mejor terminal con el Xperia U. En el caso del terminal franquicia han impuesto un ritmo de actualización vertiginoso, con Xperia P y Xperia T dentro de 2012 y ya anunciando Xperia Z para primer cuatrimestre, introducen mejoras con mayor frecuencia que otros fabricantes (aunque en diseño a mi me gustaba más Xperia P que el T, más impersonal… sin dejar de ver que el Z tiene un aspecto excelente) pero también les resulta más complicado darle recorrido en la comunicación a cada uno.

    Si siguen en su línea Sony es uno de los candidatos a fabricante de referencia del sector: tienen mejor marca que antes (cuando eran Sony Ericsson), un valor tecnológico crítico en el lado de la fotografía (donde fuentes internas nos aseguraron que pasarían a tener prioridad en lanzamientos de nuevos sensores sobre otros fabricantes que también los utilizan como Apple y Samsung) y lo están haciendo bien en producto. Les falta todavía mucho recorrido a la hora de integrar su pata de contenidos y, definitivamente, movimientos como Nexus 4 son una amenaza que pesa sobre ellos. Añadiría que no sería de extrañar un guiño a Microsoft y Windows, toda vez que es un socio tradicional de Sony.

  • LG: otro fabricante que lo ha hecho razonablemente bien en las gama media y de entrada, pero cuyo salto a la gama alta se antoja más complicado. Es hora ya de dar por recuperado aquél año que perdieron en su apuesta por el 3D y parece que en LG tienen bastante más claro el modelo de fabricante que quieren ser: eficiente, sólido y buscando recuperar el favor del usuario avanzado con su papel de hacedor del Nexus 4. En sus planes no entra Windows Phone, del que se bajaron al ver la respuesta del mercado y está por ver cómo van a enfocar la gama alta, si siguen la senda del phablet como prometía su Optimux Vu o sus esfuerzos van a seguir centrados en una gran gama media con productos como el nuevo L9.

    En todo caso, más allá de ser un fabricante solvente y eficiente, si quiere tener vocación de líder (y en LG dicen tenerla), deberán volver intentar diferenciarse. El 3D no les funcionó como esperaban, pero tal como está el mercado de smartphones es improbable que se arriesguen a ser “uno más”.

  • Huawei y ZTE: los dos fabricantes chinos han amagado más que han golpeado, después de presentar credenciales el pasado MWC. Mi impresión es que Huawei está mejor en producto, sobre todo en gama alta, pero ZTE está siendo más hábil en la comercialización con productos como el Orange Montecarlo, que ha sido un superventas en España. En todo caso, su mayor déficit está en la contrucción de marca, más allá de un contexto de usuario muy avanzado son muy poco conocidas.
  • Google y Motorola: sobre ellos pesan todas las miradas tras la compra que se atribuyó en principio a la defensa legal de Android por patentes a un escenario actual en el que ya parece claro que Google usará Motorola básicamente para competir directamente con iPhone con el llamado proyecto “X-Phone”. Hay pros y contras en esta estrategia que han amagado con complementar con movimientos agresivos de subvención de los Nexus, aunque la falta de stock hace que surjan dudas alrededor del producto ¿las presiones del resto de fabricantes han enfriado el empuje inicial? ¿se lo ha repensado Google? ¿de verdad no tenían prevista la demanda de un super teléfono de ese nivel por 300 euros?

    En todo caso, este año tienen que definir mejor su estrategia, que más que aclararse, se ha enturbiado los últimos meses.

BlackBerry Z10

La tercera plataforma: Windows, Blackberry y otros

El mercado en 2012 ha ido no sólo hacia una dualidad de fabricantes que tienen beneficios (Apple, Samsung) sino también ha acrecentado la cuota de mercado de las dos plataformas de referencia en smartphones, Android y iOs. Por ser la tercera plataforma pugnan dos candidatos que se la juegan este año – Microsoft y con él, Nokia, además de RIM – y un conjunto de candidatos que todavía no están compitiendo en serio como son Tizen, OpenWebOs, Sailfish, Firefox y Ubuntu.

Sobre Nokia hemos escrito y debatido tanto que casi no tiene sentido volver al mismo debate. Más allá del análisis de producto y valoración que hagamos de los últimos Lumia, ahora llega la hora de la verdad en el mercado y ver la respuesta de este. A priori mi impresión es que tienen mejores cartas en la gama media que en la alta respecto a la competencia, pero necesitan como agua de Mayo que Windows Phone cale entre los usuarios y no sólo entre los analistas. Microsoft creo que merece un análisis aparte, en 2013 es tanto lo que se juega que en mi opinión habría que abrir las puertas a cualquier posibilidad… entre las que nos podemos descartar un escenario negativo para los finlandeses que les lleve a “pedir el rescate” de su división de móviles, ya sea a la empresa de Redmond ya sea poniendo el cartel de “se vende”. Sería una noticia triste para el fabricante por excelencia del mundo móvil durante tantos años y, en mi opinión, inmerecido por lo que han conseguido poner en el mercado en los últimos lanzamientos.

Blackberry 10 por su lado tiene fecha de presentación este 30 de Enero y allí estaremos para contarlo. ¿Es bueno el sistema? Lo que hemos probado nos ha gustado mucho, si en producto final han conseguido que sea fluido y estable, van a tener una experiencia notable y diferenciada. El problema para Blackberry – extensible a todos los candidatos a tercera vía en el mundo móvil – es que tener una buena experiencia ya no basta para hacerse un hueco, para conseguir “switchers”, gente dispuesta a cambiar, tienes que poner más valor que Android y iPhone sobre la mesa para justificarlo… y partir de un ecosistema de aplicaciones nativas mucho más corto no ayuda. En todo caso, el mercado corporativo todavía los considera como una opción prioritaria y a pesar de los pesares, mantienen una cuota de usuarios fieles a su Blackberry, lo que podría ser la base de una recuperación. En 2013 vamos a ver resultas todas estas dudas.

¿Y el resto, los Tizen, OpenWebOs, Sailfish, Firefox y Ubuntu? Tienen más puntos débiles que fuertes y suponen una apuesta a más largo plazo, con 2014 en el horizonte para muchos de ellos y los próximos meses destinados prácticamente al estreno. Dependerán mucho de lo que Google haga con Android, puesto que el momento crítico es encontrar fabricantes que los utilicen y pongan en el mercado, empujándolos a la distribución y ejecutando el marketing que necesitan para ser conocidos.

HTC ONE X+

Apple y sus dilemas

Hace un par de días escribía Pedro Aznar sobre las perspectivas de Apple en 2013 y en temas móviles no espera grandes sorpresas, sino más bien las mejoras incrementales que ya viene introduciendo en los últimos años. Donde quizás si que veamos más novedades es en iOs 7, en el que es posible que se empiece a ver la mano de Ive, aunque si pasan otro año en este “allegro ma non tropo” es probable que asistamos a un nuevo ciclo de altas expectativas y pequeña decepción en las keynotes, aunque luego en el mercado sigan funcionando muy bien.

Con Apple es complicado sustraerse a los sesgos que introduce el entorno. Leyendo medios de Estados Unidos uno creería que todo el mundo tiene un iPhone, leyendo los comentarios de Xataka casi acabaría pensando que está cerca de desaparecer. Es el reflejo de dos realidades, de cómo las pasiones han conquistado el mundo de la tecnología (sustrayéndonos un debate más racional en muchas ocasiones) y de cómo la cuota de mercado es muy desigual según regiones para Apple, que en España y Latinoamérica (juntos hacen el 99% de las visitas de esta publicación) es muy baja, mientras que en USA es líder en smartphones.
iPhone 5

En todo caso, creo que hay dos dilemas con iPhone para Apple este año, uno es respecto al tamaño de pantalla, en el que ya hicieron una concesión con su último terminal… pero que sigue siendo pequeño comparado con las cinco pulgadas que vamos a ver como referencia este año probablemente en Galaxy S4 o Sony Z; el otro es sobre si sacar un terminal “no tan caro” / gama media. Este segundo debate es el más interesante, por un lado tienen su posicionamiento aspiracional y como cuidan la calidad de cada producto (descartando que apuestes por erosionar sus márgenes, bajar 200 o 250 euros del teléfono se traduciría en peores componentes) y por otro el ver que el crecimiento en el sector se traslada de occidente a los países emergentes. Hasta ahora han intentado abordar el tema del precio con rebaja de terminales de años anteriores, pero ni son percibidos como una opción económica realmente ni han conseguido una rebaja sustancial. De los dos, veo más probable un cambio en el segundo aspecto toda vez que hicieron un movimiento inteligente pero defensivo con iPad Mini.

Un año apasionante en el mundo móvil

Hay quienes piensan que si no hay grandes innovaciones que “lo cambien todo”, el sector está aburrido. Los que disfrutamos con la tecnología pero también con la estrategia y el enfoque de negocio creo que en absoluto vamos a pasar un año sin interés en el sector móvil. Hay buenos productos ya sobre la mesa, hay retos impresionantes para grandes compañías y, sobre todo, va a hacer mucho teléfono que probar y analizar en Xataka. No nos vamos a aburrir, eso seguro.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

30 comentarios