Compartir
Publicidad

Los robots son programables: ahora sus materiales también lo serán gracias al MIT

Los robots son programables: ahora sus materiales también lo serán gracias al MIT
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un nuevo avance en robótica no solo permitirá que los robots sean programables para asignarles todo tipo de tareas: el propio material del que están hechos también podrá programarse para adaptarse a todo tipo de condiciones y ambientes.

Un grupo de investigadores del MIT CSAIL (Computer Science and Artificial Intelligence Laboratory) ha desarrollado el llamado "Programmable Viscoelastic Material" (PVM), un tipo de material que se utiliza en impresoras 3D y que permite lograr robots "más seguros, resistentes y precisos en sus movimientos".

Un material que se ajusta a las necesidades del medio

En el CSAIL creen que este método podría utilizarse la dureza de los drones, pero también la de otras soluciones como nuestros teléfonos, los cascos que nos protegen o los zapatos que utilizamos en el día a día. Esta técnica permite a los usuarios programar cómo se comporta el material en un objeto impreso en 3D para que se ajuste a los niveles exactos de dureza y elasticidad que se necesitan en cada momento.

La directora de este baboratorio, Daniela Rus, explicaba que eso permitiría por ejemplo crear pieles que absorben el impacto en los robots, pudiendo reducir la cantidad de energía que se transfiere cuando caen al suelo en un 250%. "Esta reducción", explicaba Rus, "puede evitar que el rotor de un drone se rompa y también que un sensor quede destrozado al caer al suelo".

Este tipo de material también podría ser muy útil en maniobras de aterrizaje, ya que esa protección ante el impacto permitía en sus pruebas que un robot cayera de forma cuatro veces más precisa. La idea: aplicar el material a drones como los que quieren utilizar Amazon y Google para sus nuevos proyectos de mensajería.

El material es similar al que se utiliza como amortiguador en todo tipo de escenarios, y el uso de materiales viscolásticos como la goma o el plástico hace que se puedan modificar la cantidad de sólidos y líquidos que los componen. Para desarrollar materiales programables se pueden usar impresoras 3D que depositan los materiales con distintas propiedades mecánicas en un diseño, y eso solventa el uso de ese tipo de combinaciones complejas en procesos de fabricación tradicionales.

Más información | MIT CSAIL
En Xataka | Y así fue cómo la tecnología en materiales se cargó tu deporte favorito

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos