Sigue a

Raspberry Pi en Xataka

Seguimos con nuestra cita con la Raspberry Pi, ese ordenador pequeño en tamaño y en precio pero casi infinito en posibilidades. Tras terminar en Xataka Home mi proyecto de ordenador portátil con la Raspberry Pi llega la hora de ver a qué otros proyectos dedicar el tiempo libre de experimentación. Así, en esta entrada voy a hablaros de diez proyectos que me gustaría hacer con la Raspberry Pi, y que no descarto llevar a la práctica en el futuro.

La idea es no reinventar la rueda y centrarme en proyectos cuyo coste sea inferior a lo que podríamos encontrar en el mercado con poco trabajo por nuestra parte. El tiempo libre es de cada uno y no cuenta como factor a la hora de elegir proyectos personales. O como dice el refrán, sarna con gusto no pica. Vamos allá.

1. Reproductor de música portátil con Spotify

El descenso en ventas de los iPod viene por dos motivos. El primero la reproducción de contenidos en teléfonos móviles, y también los servicios como Spotify y Pandora. Además la salida de audio muchas veces no está a la altura si conectamos unos auriculares de calidad y de impedancia alta. Con la Raspberry Pi podemos tener un reproductor de música portátil que reproduzca cualquier tipo de medios, incluidos archivos sin pérdida de calidad como los FLAC.

Necesitaremos una batería portátil, una tarjeta de audio USB que mejore la salida de Audio de la propia Raspberry Pi o mejor un DAC como por ejemplo el fiio E17 que convierta la señal digital en analógica. En cuanto a la navegación, podemos instalar un display LCD o bien recurrir a la salida de vídeo compuesto para agregar un display. Spotify tiene un plugin para XBMC que podemos utilizar si optamos por la segunda opción.

Desde luego no es algo que podamos meternos en el bolsillo, pero sí llevar con nosotros en una mochila.

2. Estación meteorológica

Una estación meteorológica no requiere un ordenador ni mucho menos potente. En internet podemos ver un montón de ejemplos de estaciones hechas con la Raspberry Pi. Es más, la fabricación de los distintos sensores puede ser un excelente ejercicio para que los pequeños de la casa se interesen por la meteorología y los proyectos de ciencias. O, si lo preferimos, también podemos comprarlos ya listos por un precio bastante asequible. O optar por soluciones ya hechas pero que necesitan de un ordenador para subir los datos a internet, como ésta de aquí.

La posibilidad de compartir nuestras medidas con alguna agencia hace que no sólo nosotros nos beneficiemos de nuestra estación meteorológica, colaborando así con agencias locales o internacionales en la medida del clima.

3. Webcam desatendida

Nos vamos de excursión o de vacaciones y encontramos un punto paradisíaco. ¿os imagináis poder mandar imágenes o vídeo desde allí y verlas por internet cuando volvamos a casa? Una Raspberry Pi modelo A cuesta 25 dólares, un adaptador Wi-Fi menos de 10. Seguro que podemos encontrar alguna cámara webcam barata, y alimentar todo el conjunto con un panel solar o molino eólico.

Sólo nos quedaría pedir permiso a un vecino y podríamos instalar una cámara Web desatendida por poco dinero, y disfrutar de la vista allá donde estemos. Si algún amigo de lo ajeno se lo llevase no sería una pérdida económica muy considerable. Aquí tenéis un ejemplo de webcam, que además nos aconseja si merece la pena subir a The Shard en Londres (hay que pagar nada menos que 25 libras) o no, dependiendo de la visibilidad estimada por la Raspberry Pi.

4. Sistema Ambilight casero

Las televisiones Philips y su sistema Ambilight siempre me han llamado mucho la atención. Y no debo ser el único, ya que en internet nos encontramos un montón de proyectos para simular dicho sistema. La pared trasera de la televisión formará parte de la acción gracias a los LED multicolores controlados por la Raspberry Pi en perfecta sincronía con las imágenes reproducidas por la Raspberry Pi.

En este vídeo podéis ver cómo funciona un sistema con 50 LED conectados a la Raspberry Pi. A continuación el mismo sistema ya instalado detrás de la televisión.

La buena noticia es que hay un add-on para XBMC que hace todo el trabajo sucio del control de los LEDs, desde luego es un proyecto bastante interesante. Tenéis más información aquí.

5. Despertador inteligente

Un despertador que incorpore luces para despertarse de forma natural, que además intente despertarnos en el mejor momento posible de acuerdo con las últimas teorías sobre el sueño. Que además nos muestre información sobre la temperatura, previsión meteorológica del día, y nos muestre los correos que hemos recibido durante la noche. Eso no es nada para la Raspberry Pi. Bienvenidos al despertador inteligente.

Reloj retro con digitos nixie, controlados por la Raspberry Pi

Utilizando los puertos GPIO y probablemente un escudo para las conexiones de las luces, podemos hacer que el despertar sea mucho más agradable cada día. Respecto a que nos despertemos en el mejor momento posible, habría que ver cuál es la mejor alternativa, aunque un sensor bluetooth con un acelerómetro que llevemos puesto puede que sea la mejor opción. La programación de la alarma podría hacerse mediante Google Calendar y que la Raspberry Pi nos muestre lo que tengamos que hacer durante dicho día. La hora puede sincronizarse por ntp y podemos agregar una batería para que nunca nos quedemos dormidos si se va la luz, o incluso un reloj de tiempo real. ¿Qué os parece?

6. Reconocimiento de placa de matrícula para apertura de garaje

No, no tengo un garaje individual, así que esto tendrá que esperar para cuando me toque la lotería. Pero una Raspberry Pi con una cámara conectada a un puerto USB o, mejor todavía, la suya propia que está a punto de estar disponible comercialmente pueden ser un gran avance a la hora de olvidarnos del mando a distancia del garaje. La cámara estaría enfocada a la matrícula y mediante un software de reconocimiento abriría la puerta a las matrículas que tengamos registradas en el sistema. Habría que añadirle algún sistema de seguridad, para evitar falsificaciones de matrícula, pero sería cuestión de pensarlo.

Para aquellos que lo prefieran, recuerdo que también es posible abrir la puerta del garaje con voz gracias a Siri, aquí os lo traigo en vídeo.

7. Máquina de limpieza de suelos

Las tareas de limpieza del hogar son un rollo. De momento los robots domésticos son algo caros, así que una solución puede ser fabricarnos un robot de limpieza con la Raspberry Pi. Aquí os traigo un proyecto que hace todo lo contrario, utilizar una Roomba y agregarle una Raspberry Pi y una cámara para hacer un robot casero.

Si el proyecto es muy complejo, y probablemente lo sea, también se me ocurre utilizar la Raspberry Pi con una cámara y registrar las zonas de la habitación por las que ya ha pasado la máquina de limpieza. La Raspberry Pi podría dar una orden a la máquina para que se moviera a la parte de la habitación que no ha limpiado todavía, asegurando que nuestra casa quede en perfecto estado de revista.

8. Navegación autónoma

Cuando comencé a leer sobre la Raspberry Pi me encontré con este proyecto en el que querían probar la navegación autónoma de un barco gobernado por la Raspberry Pi llamado FishPi. Cuenta con un panel solar que proporciona 130W para alimentar tanto la Raspberry Pi como el GPS, los motores y los servos necesarios para la navegación. También cuenta con una cámara para inmortalizar el evento. Si se combinara con la función WSPR el barco podría emitir su posición, por lo que podría ser seguido por los radioaficionados de todo el mundo.

FishPi, un interesante proyecto que ojalá llegue a buen puerto

Y si en lugar de viajar en horizontal nos planteamos ir al espacio, podemos mandar la Raspberry Pi a más de 35 km de altura como en este otro proyecto de ciencias. Más información aquí.

9. Videoconferencia

Un sistema de videoconferencia barato y disponible para todas las televisiones. La Raspberry Pi se queda justa de potencia para ello, pero puede que con la llegada de la cámara propietaria consigamos avances en ese sentido. O, al menos, poder utilizar dos Raspberry Pi para hacer un sistema de videoconferencia completo. ¿Alguien se anima a investigarlo?

10. Cuadricóptero

Dejo el proyecto más complejo para el final. Ese que me gustaría hacer si tuviera todo el tiempo del mundo. Un cuadricóptero comercial cuesta más de 200 euros, por lo que si descontamos el coste de la Raspberry Pi nos queda dinero para hacer nuestra propia solución. Eso sí, con bastantes horas por delante de trabajo. Aquí os traigo un cuadricóptero que utiliza la Raspberry Pi como parte inteligente para el control de los giróscopos y acelerómetros y las correspondientes órdenes a los cuatro motores. Más información en este enlace.

La cantidad de proyectos que podemos llevar a cabo con la Raspberry Pi es realmente increible. No he tenido que pensar mucho para elegir los diez que os presento. Nos vemos en la próxima entrega sobre la Raspberry Pi en Xataka.

En Xataka | Raspberry Pi: regreso a la era en que administrábamos nuestros dispositivos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios