Compartir
Publicidad

Treinta billones de toneladas: así nos hemos convertido en la mayor fuerza de cambio del planeta

Treinta billones de toneladas: así nos hemos convertido en la mayor fuerza de cambio del planeta
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La tecnosfera, es decir, el conjunto de todas las estructuras y productos que hemos producido los seres humanos para sobrevivir en el planeta pesa aproximadamente 30 billones de toneladas. Es decir, 50 kilos por cada metro cuadrado de la superficie de la Tierra.

Una auténtica barbaridad que da cuenta de nuestro lugar en el mundo y que resulta muy útil para hacernos una idea del verdadero impacto que tenemos los seres humanos y nuestra civilización. Y eso que, parece claro, que la tecnosfera no ha hecho más que empezar a crecer.

¿Tecnosfera? ¿Qué es eso de tecnosfera?

City 768437 1920

En principio, la tecnosfera comprende todas las estructuras que el ser humano ha construido para vivir en el planeta. Un concepto creado por Peter Haff (profesor de geología e ingeniería civil en Duke) que reúne todo lo que podemos imaginar: casas, fábricas, minas, granjas, ordenadores, ropa, basura e, incluso, las monedas pequeñas que se quedan en las rendijas del sofá.

También, los seres humanos y nuestras organizaciones sociales también forman parte de la tecnosfera. Sobre todo, en la medida en que, como sistema, ella depende de nuestra intervención para seguir viva y nosotros la necesitamos para sobrevivir.

Los profesores Jan Zalasiewicz, Mark Williams y Colin Waters y un equipo internacional de geólogos coordinado por la Universidad de Leicester acaban de publicar la primera estimación del tamaño absoluto de todas esas estructuras físicas de la tecnosfera de la Tierra. Como dice Zalasiewicz, "la tecnosfera puede ser joven geológicamente hablando, pero está evolucionando a una velocidad furiosa y ya ha dejado huella en el planeta".

La medida de todas las cosas

Keyworth Plastic Bottle 1

En realidad, y aunque no se hablamos a menudo de ello, estamos viviendo un periodo interesante. Los geólogos, quizá por deformación profesional, son gente que se resiste a pensar en el corto plazo. Y para ellos, hasta hace muy poco tiempo, los seres humanos no éramos más que hormiguitas en una descomunal estructura geológica. Es decir, algo poco interesante.

Pero esto está cambiando y no porque los geólogos hayan cambiado. Sino, más bien, porque hoy por hoy se ven obligados a reconocer el brutal poder de transformación que tenemos los seres humanos. Junto con el antropoceno (la constatación de que la actividad humana ya ha cambiado de forma significativa el planeta en su conjunto), la idea de la tecnosfera es un resultado de este reconocimiento. Ya no somos una gota en un mar de fuerzas geológicas y espaciales, sino que, por primera vez, como decía Protágoras, el hombre empieza a ser la medida de todas las cosas.

Imágenes | University of Leicester

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos