Compartir
Publicidad

Cuando la NASA tuvo que pedirle ayuda a unos surfistas para llevar al hombre a la Luna

Cuando la NASA tuvo que pedirle ayuda a unos surfistas para llevar al hombre a la Luna
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que estamos inmersos en plena carrera espacial para llegar a Marte, merece la pena que echemos la vista hacia atrás para ver una de las anécdotas más sorprendentes de la otra carrera con la que Estados Unidos consiguió llevar por primera vez al hombre a la Luna. Y es que para conseguirlo no dudaron en echar mano de todos los recursos disponibles, desde sus mejores científicos hasta sus mejores... ¿surfistas?

Aunque parezca broma, fueron necesarios surfistas para perfeccionar el Saturn V, el cohete espacial con el que entre 1967 y 1973 despegaron las misiones Apollo. La NASA había creado un aislante en forma de panal de abeja para su cohete, y necesitaba especialistas en la utilización de materiales en forma de panal... como el de las tablas de surf de la época.

Esta historia se mantuvo en secreto durante años. Pero a pesar de que acabó saliendo a la luz después de que un ingeniero de la NASA la contase en una entrevista, sigue siendo una de las anécdotas más curiosas y desconocidas de la carrera espacial. También hay referencias a ella en documentales como uno de los capítulos de 'Moon Machines', disponible en YouTube.

Surfistas en la NASA

La segunda etapa del Saturn V, la S-II, fue construida por la National American Aviation (NAA) en Seal Beach, California. Estaba compuesta casi en exclusiva por dos tanques de oxígeno e hidrógeno líquido que, por razones de logística, tuvieron que colocarse casi pegados y separados sólo por una delgada capa de aluminio.

Pero había un problema, que el hidrógeno líquido debía mantenerse a una temperatura de unos 20º por encima del cero absoluto, por lo que tuvieron que crear un aislante nuevo que recubriese su tanque. Crearon uno enforma de panal de abeja, pues el diseño hexagonal es el más resistente y ligero de la naturaleza y llevamos utilizándolo miles de años, pero no conseguían que la capa de aislante se mantuviese pegada al aluminio.

Afortunadamente para la NAA sus instalaciones estaban en una de las capitales del surf en la costa oeste, y sus ingenieros se dieron cuenta de que los surfistas también utilizaban en sus tablas materiales en forma de panal. Eran por lo tanto unos expertos más experimentados que ningún científico a la hora de tratar este tipos de aislantes, razón por la que contrataron a unos cuantos para diseñar una manera efectiva para aplicarlo a los tanques.

Los surfistas recomendaron aplicar el aislante con sprays con una espuma que se solidificase formando celdas hexagonales. La idea funcionó, la NAA terminó la S-II, que se ensambló con el resto de piezas del Saturn V. El cohete llevó a 24 astronautas a la Luna sin ninguna pérdida de capa útil, teniendo únicamente problemas en los motores con los Apollo 6 y Apollo 13.

Imagen | Marc Van Norden
En Xataka | ¿Qué pasa cuando un ingeniero aeronáutico crea una tabla de surf?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos