Compartir
Publicidad
Publicidad
Xiaomi Mi Pad 2, análisis: una renovación que merece la pena por precio, rendimiento y aspecto
Análisis

Xiaomi Mi Pad 2, análisis: una renovación que merece la pena por precio, rendimiento y aspecto

Publicidad
Publicidad

Supongo que ya lo sabíais, además de teléfonos, Xiaomi también hace tablets. Las crea con los mismos principios que el resto de productos que tienen en catálogo: ofrecer bastante por poco dinero, sin pensar demasiado en el mercado occidental, y con alguna que otra crítica, como su parecido razonable con otros dispositivos.

A esta familia de tablets las llaman MiPad, y es el gadget que nos ocupa en este análisis, en su segunda versión. Para ser más concretos, estamos ante la Mi Pad 2, que llega con muchos más cambios de los que cabría esperar: un hardware interno novedoso firmado por Intel, y un cuerpo metálico, como parece siendo norma en sus nuevas creaciones.

Hay mucha tablet china que intenta parecerse a iPad mini, Mi Pad 2 ofrece su formato transportado a Android, por la mitad de precio

La tablet, en sus dos generaciones, ha sido acusada de ser un clon de iPad mini, y en algún punto no le falta razón, como es el caso del aspecto y formato empleado.

Pero hay muchas más cosas interesantes en ella como para pararnos en ese tipo de comparaciones, si se ha hecho famosa no es solo por ser asequible, ofrece cosas que pueden interesar a muchos potenciales compradores de tablets Android.

Especificaciones técnicas

Dimensiones físicas 200,4 x 132,6 x 7 mm, 322 gramos
Pantalla IPS 7,9 pulgadas
Resolución 1.536 x 2.048 píxeles (326ppp)
Procesador Intel Atom X5-Z8500
RAM 2 GB
Memoria 16/64GB(no se puede ampliar)
Versión software MIUI 7 sobre Android Lollipop
Conectividad WiFi, Bluetooth 4.1
Cámaras 8 megapíxeles. Frontal de 5 megapíxeles
Batería 6.190mAh (no extraíble)
Precio Mi Pad 2 16GB: 199 euros / 64GB: 250 euros

Mi Pad 2, análisis en vídeo


El nuevo cuerpo metálico le sienta muy bien

Más elegante, delgada y ligera que la primera Mi Pad. Su aspecto es el apartado que más gana en la renovación

No solo desaparece el plástico, sino que es más delgada que su hermana mayor: únicamente 6,95 milímetros de grosor con un acabado nada frío para tratarse de metal. También hay que valorar su peso, de únicamente 322 gramos.

Hay un trabajo de diseño bastante bueno en esta tablet, que volvemos a repetir, es valorable en producto bastante asequible. El cambio de aspecto con respecto a la primera Mi Pad es más pronunciado al tener en cuenta que el plástico de la original era ‘glossy’, y ahora es mucho más elegante.

El gusto por el detalle también se extiende al colorido, disponible en varios tonos metálicos: dorado, rosa, y gris. No encontramos ningún punto que pueda envidiar de una tablet ‘premium’ como las Samsung o iPads más caras.

¿Por qué Intel?

Intel
A Intel le está costando horrores entrar dentro de un dispositivo móvil que se venda en masa, aquí ha conseguido colarse dentro de una de las tablets más vendidas en China

Xiaomi escogió muy bien el hardware para el modelo anterior, un Nvidia Tegra K1 que parecía una solución para dispositivos mucho más caros, pero ahí estaba y a día de hoy sigue funcionando muy bien. ¿Para qué cambiar a Intel? Pues tiene que ver con las pretensiones de la marca china con jugar con dos sistemas operativos.

La Mi Pad 2 se puede conseguir en versiones Android y Windows, y para que ejecute el sistema operativo de Microsoft tenían que optar por un hardware X86. Buscando un poco la mejor opción que tenían por delante es utilizar a Intel, que también está deseosa de participar en un producto que se venda de forma importante.

A Xiaomi le gusta Qualcomm, y este Mi Pad es el primer producto en utilizar Intel, ¿será el primero de muchos?

El elegido es un Intel Atom X5 Z8500, con cuatro núcleos de 64 bits que pueden funcionar hasta 2,2GHz. Nuestra tablet es la versión Android, y ahí podemos decir que la cosa promete, aunque hay cierto trabajo de optimización por delante.

Es un chipset más potente en líneas generales que el Nvidia del modelo anterior, pero muchas pruebas indican que no es tan potente en la parte gráfica, se tasa en un 25% su inferioridad en trabajos puros de GPU. Teniendo en cuenta que se la tiene que ver con una pantalla con 2.048x1.536 píxeles, la cosa se complica, pero la realidad es que se porta bastante bien.

Sport

¿Una tablet para jugar? No es lo más potente del mercado, pero funciona bien con la mayoría de títulos importantes. Cómoda por tamaño y peso

Probando juegos exigentes el desempeño es bueno, bastante para una tablet de 200 euros. Puedo quejarme de tasa de frames baja en un FIFA 16 o Mortal Kombat X, que bien puede ser causa de una GPU inferior, o una menor optimización. Otros como Asphalt 8 o Real Racing 3 van muy bien.

En el uso normal de la tablet es conveniente saber que hay un modo de funcionamiento Performance/Balanced, dependiendo de cuál esté activo, se nota en el cambio de pantallas y transiciones.

En cuanto a memoria RAM, dispone de 2GB en formato DDR3. Creo que no hubiera estado nada mal duplicar esa cantidad para mejorar la vida de la tablet, y para que la versión Windows funcione mejor, pero si querían tener un precio tan bajo, parece que no había otra forma. En Benchmaks el hardware de Intel hace un buen papel:

Autonomía

No iba a ser gratis eso de estrechar la tablet y convertirla en metálica, el primer damnificado es el espacio para la batería, que ahora es de 6.190 mAh. Recordar que el modelo del año pasado contaba con una unidad de 6.700mAh, posiblemente el equilibrio se consiga gracias a la tecnología empleada para crear el chip de Intel: 14nm.

Al margen de potencia real conseguida, la gente de Intel tiene en mano la fabricación con tecnología de 14nm. Mayor autonomía y menos calentamientos

Puede parecer por ello que la autonomía no es su aspecto más destacable, pero no está nada mal en la práctica - casi siempre superior a las 5 horas de uso extensivo, como jugar -. Si el uso es de navegación moderada o lectura, rápidamente nos podemos ir a las diez horas. Hablando de leer, hay un modo Reader, que adapta la pantalla y extiende la autonomía.

También hemos pasado pruebas especializadas como la de PCMark, nos vamos por encima de las 8 horas (no para de hacer pruebas hasta llegar al 20%, con el brillo a la mitad y el WiFi conectado).

No he encontrado problemas importantes en calentamientos, parece que Intel en esto ha trabajado bastante bien el hardware. No sé yo si la cosa cambiará con Windows 10, mucho más exigente con los recursos.

Xiaomi Back
La batería es más pequeña que en el modelo anterior, 6190mAh. No se nota en la autonomía

Pantalla notable, formato cuadrado

La Mi Pad se parece especialmente a las tablets de Apple por su formato, y es que pasaron de pantallas panorámicas considerando que el 4:3 era la mejor opción para consumir contenidos en tablets, también la que creaba el mejor factor de forma para cogerla con las manos.

Mismo tamaño y densidad de píxeles que una tablet mini de Apple, sabían a quien tenían que parecerse

Hasta el tamaño de pantalla es calcado con 7,9 pulgadas, y la misma resolución de pantalla: 2.048x1.536 píxeles. Total, que pantalla retina para el producto de Xiaomi, y un escenario perfecto para navegar, ver vídeos, o jugar.

Mucha definición, estupendo accionamiento táctil, y buena calidad de parámetros en el panel IPS LCD, exceptuando los niveles de brillo, que podrían ser mejores, algo que se nota en exteriores.

Debemos valorar que la pantalla está construida en lo que se conoce como “fully laminated”, o lo que es lo mismo, todos los componentes - LCD, sensor táctil y protección - van embutidos en un mismo elemento. Consiguen un mejor grosor con ello, también mejores prestaciones, y no es lo normal entre las tablets chinas.

Arriba

La opción básica nos da 16GB, elegiría 64GB

Si puedes elegir, la diferencia de precio entre los dos tamaños de Mi Pad 2 es grande, pero si optas por 64GB te quitarás algunos problemas en el futuro. Ninguno de los modelos se puede ampliar, ya que no hay ranura para tarjetas microSD.

Además, no está nada clara la posibilidad de instalar Windows en los modelos existentes, ya que a día de hoy son dos tablets que se venden como modelos diferentes, pero lo que es seguro es que en el de 16GB el sistema de Microsoft no cabe. Si en el futuro nos enseñan la forma de meter Windows en la versión Android, cambiando la ROM, mejor si tienes 64GB.

La versión que yo tengo es la de 16GB y puedo decir que de fábrica nos deja 12GB libres para nosotros. Os recordamos que este modelo tiene un precio - antes de gastos de envío - de 199 euros, mientras que el modelo superior se va a los 250 euros.

Cámaras

Camaras

No podemos pedirle peras al olmo, una tablet asequible que además tengas unas cámaras increíbles, suena imposible. La verdad es que son más que decentes, tanto la de 8 como la de 5 megapíxeles. Ambas graban en 720p, y la frontal se ve muy bien en videoconferencias.

La lente empleada se la gasta mejor en tomas cercanas, como macros, que en fotos de paisajes o con muchos claroscuros. En la parte negativa podemos echar en falta un LED para la trasera, que siempre es útil en otras cosas como convertirse en linterna.


Conectividad y audio

Lo más llamativo de una tablet con pocas conexiones es su puerto USB Type-C, reversible, que se encuentra centrado en la parte inferior de la Mi Pad 2. A través de este estándar se puede enviar datos, carga e incluso vídeo, solo hay que tener los adaptadores y software adecuados.

También tiene su parte negativa, y es que todavía hay poca oferta de cables y adaptadores, o al menos no es lo que tenemos en casa. Comentar que a pesar de lo moderno del conector, no hay carga rápida (unas tres horas para cargarlo al completo).

New Toy
La tablet no viene con auriculares, únicamente trae un cable con conector USB Type-C. Los de la imagen pertenecen a HTC y Oneplus respectivamente

Los altavoces traseros son bastante buenos, nos ofrecen un volumen decentes para vídeos y juegos, y se escuchan con nitidez. Decir que en la trasera hay un par de micrófonos, por lo que incluso hay cancelación de ruido y la usamos como método de comunicación, por ejemplo, videollamadas.

Buen sistema de sonido en una tablet asequible, destacamos sus altavoces

La salida de sonido que sale por el jack también es muy aprovechable, con unos buenos auriculares se escucha mejor de lo habitual, nítido y sin interferencias.

La tablet únicamente se puede comprar en formato WiFi, nada de 4G o GPS, y tampoco hay NFC. Sí nos encontramos con radio FM, algo no muy habitual en tablets.

MIUI 7

Con una imagen muy atractiva, idéntica a la que hemos conocido en teléfonos, MIUI se presenta en esta tablet en su versión 7. Ahí también está su debilidad, y es que no hay nada que saque partido del mayor tamaño de pantalla, de nuevo nos encontramos con una interfaz de teléfono agrandada, ni los widgets me parecen interesantes.

Miui7

MIUI 7 es simple, personalizable, y se actualiza con frecuencia. No saca partido del tamaño tablet

Suave en la mayoría de las ocasiones, está montada sobre Android 5.1. Dependiendo de la versión que venga de serie, podemos encontrarnos más o menos bugs, siempre hay que intentar tener una ROM estable. La que estoy utilizando es una 7.1.5.

Hay mucha aplicación china irrelevante que debemos dejar a un lado, y algunas principales no andan bien, como el navegador, solución fácil: cargar Chrome. Meter los servicios de Google es un trabajo que lo mismo nos toca hacer, si la ROM no viene con ellos. Hay diferentes formas, desde un instalador que se encuentra en Google Play, hasta meter nosotros las APK.

Me gusta que la interfaz, en todo momento, tenga una versión apaisada, y otra vertical. Muchos gestos, posibilidades de personalización, un modo para que lo usen los más pequeños, otro de lectura, radio FM, o un led que cambia de color con las notificaciones.

La opinión de Xataka

Si me olvido de precios, por cualidades, esto es una tablet que bien podría comprarme. También es una tablet que me costaría recomendar, ya que hace falta estar un poco ducho en el tema de actualizaciones, pendiente de ROMs estables, saber colocarlas, y luego ponerles los servicios de Google - si no los lleva -. No es trabajo difícil, pero no es cómodo, ni es para cualquiera.

Con todo en orden la Mi Pad 2 es muy cómoda de usar por peso y dimensiones, gusta además comprobar cuando la tienes en las manos que está muy bien hecha. Alguno me odiará por establecer comparaciones, pero diría que es lo más parecido que hay a un iPad mini, con Android.

Final
Tiene sus complicaciones al no contar con un software adaptado a nuestros intereses, pero por su precio poca cosa vamos a encontrar mejor en diseño y especificaciones

Estamos ante un gadget notable para aquellos que no tienen problema en trastear, algo menos interesante para los que quieren que todo vaya correcto desde que se abre el paquete. Eso sí, el precio es sobresaliente.

Una vez conocida en su versión Android, me quedo con muchas ganas de saber cómo es Windows 10 en este dispositivo, espero tener la oportunidad de probar el sistema de Microsoft sobre una Mi Pad 2. Esa versión Windows ya aparece en la web de la tienda que nos ha dejado la tablet para probar, a un precio de 259 euros.

7,9

Diseño9
Pantalla 8,5
Rendimiento7,5
Cámara7
Software7,5
Autonomía8

A favor

  • Construcción de primera
  • Pantalla notable, alta resolución
  • Precio
  • Buenos altavoces y salida de audio (hay Radio FM)
  • Puerto USB Type-C, reversible

En contra

  • No hay ranura para microSD
  • Solo hay versión WiFi, no tenemos GPS
  • MIUI 7 tiene que pulirse y aprovechar el tamaño tablet
  • Buscar el sistema operativo estable, añadirle tu idioma y Google Play

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de TinyDeal. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos