Compartir
Publicidad
iPhone 7 Plus, análisis: la mejor cámara para el mejor iPhone... aunque sea un teléfono de transición
Análisis

iPhone 7 Plus, análisis: la mejor cámara para el mejor iPhone... aunque sea un teléfono de transición

Publicidad
Publicidad

Otro año y otro iPhone que viene cargado de novedades que pretenden hacernos olvidar al modelo presente, embelesarnos con sus encantos. No creo que nadie dude de que Apple ha creado un mejor producto en todos los sentidos - para eso no hay que leerse este artículo -, pero los puntos de mejora que nos ofrecen parecen estar más cerca de una evolución moderada que de una revolución en la historia de los teléfonos californianos.

Este análisis tiene como misión principal que conozcáis mejor el iPhone 7 Plus, que resuelva las dudas que podrías tener en su extenso abanico de posibilidades, y en la medida de lo posible dejaros expuesta nuestra opinión, que no tiene por qué coincidir con la de todo el mundo, pero sí puede servir de ayuda a indecisos que no saben si merece la pena cambiar desde modelos anteriores, o si es mejor esperar.

Más rápido, mejor cámara, mejor pantalla, un LTE más rápido, más batería, resistente al agua, nuevos colores … mejoras muy llamativas en un cuerpo que ya conocemos. ¿Es el iPhone 7 un teléfono excitante?


Antes de entrar en detalle hay cuatro cambios en los teléfonos que me gustaría introducir, y en los que haremos hincapié: la desaparición del conector jack por primera vez en un iPhone, y con muy pocos teléfonos en el mercado que han hecho lo mismo, ¿demasiado pronto para eliminarlo?.

La segunda cosa relevante es la creación de un iPhone más resistente, al que no le dan miedo los pequeños chapuzones, y la tercera, la transformación del botón home, que ya no hace click. Aunque era algo esperado, un cuarto punto es la introducción de dos cámaras en la trasera del teléfono, también tendrá bastante peso en nuestro análisis.

Un viejo conocido con colores muy atractivos

Mucho hemos hablado sobre los diseños Apple, con un gran grupo de gente contenta con la herencia que se va pasando año tras año, y otro grupo echando leña en el asador para que haya un cambio revolucionario en sus líneas. Este año tampoco ha sido el de la revolución y creo que se lo guardan para un iPhone 8 del que todo el mundo empieza a hablar, irremediablemente.

Vale, es diferente en algunos detalles, diríamos que bastante mejor resuelto en el tema de las antenas, y con un colorido muy llamativo en esta generación, pero en esencia es la misma cosa. El modelo Plus podríamos decir que es algo diferente al incluir las dos cámaras en la trasera, pero de nuevo es algo puntual.

El iPhone 7 es ligeramente diferente a un iPhone 6, nada que ver con los cambios que tuvimos desde el 5 o el 4. Está estirando bastante este formato

Es tan igual que las dimensiones y formas son exactamente las mismas, con un imperceptible cambio en los pesos. La mayoría del público iPhone va a estar contento con esto, pero es una realidad que el mercado móvil ha evolucionado a tamaños más conseguidos en relación a las pantallas utilizadas, solo hay que echar un vistazo a los últimos teléfonos Samsung, que comparten con los iPhone la resistencia al agua.

Comparativa

Entrando en el tema del colorido, Apple ha introducido dos colores nuevos en su cuerpo de aluminio: un negro mate muy elegante, y un llamativo ‘Jet Black’ que nos transporta a un mundo de brillos y huellas que ya vivieron los usuarios de iPhone 3G/3GS. No es plástico, se llega hasta este acabado puliendo el aluminio 7000 con procesos muy especiales. Claramente es el más atractivo y delicado, habrá listas de espera con él.

Los dos nuevos colores negros van a invitar a pensar en que tenemos nuevos iPhones, le sientan muy bien y cambian bastante su aspecto

El mayor esfuerzo ha estado en convertirlos en resistentes al agua y polvo, con la certificación IP67, pero las líneas son muy parecidas a algo que crearon en 2014. En cuanto le coloquemos la carcasa - bastante necesaria -, poca diferencia vamos a encontrar desde el punto de vista estético. No es una crítica, es una realidad.

Colores

Recapitulamos con tres cambios externos importantes: líneas de antenas con un color muy parecido al del teléfono en algunos modelos, y en general mejor integradas. Luego tenemos la joroba de las cámaras, que ha sido moldeada con el aluminio para que su curva se integre mejor en la trasera, algo complicado de conseguir en el Plus debido a que tiene dos unidades. Por último, la desaparición del conector jack, pero de eso ya os hablaremos más adelante.

En cuanto al resto de la botonera, la cosa queda igual: un ligero rediseño para los botones de volumen, y la permanencia del “botón de silencio” habitual en los teléfonos iPhone. Pocas compañías le siguen el rollo a Apple en este asunto (OnePlus tiene lo mismo con tres posiciones).

Dejando a un lado los cambios detectados, nos encontramos con teléfonos construidos con una calidad fantástica - lo mínimo que se espera por el precio -, y un diseño que ya pasa a ser clasificado como un icono en la electrónica de consumo, así que a sus potenciales compradores les va a importar bien poco que haya revoluciones en sus líneas.

Resistente al agua no significa sumergible

Gotas

El nuevo iPhone 7 es resistente al agua, y eso es un gran paso para la historia de los teléfonos Apple, al mismo tiempo que es una forma de equipararse con Samsung - también Sony - en una especificación que cada día pesa más a la hora de comprar un teléfono. Que quede claro, es resistente, no sumergible.

Vas a ver montones de estúpidas pruebas de resistencia con el teléfono, lo habitual en estas primeras semanas de vida. Entre las diferentes destrucciones posibles alguno lo meterá bajo agua hasta que empiece a funcionar mal, pero la idea con la que nos tenemos que quedar es que está certificado como IP67, y eso no es para hacer buceo con él, es para soportar que se moje ante algún accidente, o lo podamos limpiar bajo un grifo (la certificación dice a menos de un metro de profundidad durante 30 minutos).

Como alguno podría estar pensando, no está diseñado para ser usado bajo el agua, y es principalmente por la conductividad de la pantalla capacitiva, que no detecta el tacto como lo haría en condiciones normales. Tendría especial cuidado cuando con la que entra en contacto es salada, puede terminar estropeando partes expuestas.

Gotas 2

En cuanto a su exterior, tenemos unos colores muy llamativos y aparentemente resistentes, pero la realidad es que en el caso del modelo “Jet Black”, tanto las huellas como las rayaduras tienen un lugar ideal para desarrollarse. Un detalle que está por descubrir es la protección del botón y la cámara, hay fuentes que ya adelantan que el iPhone 7 no cuenta con cristal de zafiro en ellas, cosa que sí tenía el iPhone 6S. Sí lleva protección con zafiro.

Para tener un mayor conocimiento sobre el diseño creado para ser más resistente, podemos echar un vistazo al destripe que hacen los chicos de iFixit: eliminan el botón Home, hay juntas de goma en el interior y puntos críticos como la bandeja SIM, altavoces, auricular, o el puerto Lightning.

Lightning para cargar, datos y audio. Adiós Jack

Lo de quitar el eterno jack de auriculares es una decisión controvertida, y entiendo que complicada para Apple, pero ahí están, abriendo un camino de conectores propios y dando un soporte mayor a los sistemas inalámbricos, que se están imponiendo en el mercado. ¿Es pronto o necesario? Posiblemente podrían haber esperado, pero alguien tenía que dar el primer paso, que además creo que es irreversible.

Michael

Otros fabricantes como Oppo ya lo habían hecho, pero su presencia en el mercado con esos modelos es mínima, nada que ver con la estampida de teléfonos iPhone que nos vamos a encontrar en los próximos meses. Como en el caso citado, si lo que quieres es poner unos auriculares “normales” al iPhone 7, puedes usar un adaptador para el conector Lightning. No me gustan los añadidos, creo que no los necesitamos.

Ya esteréis hartos de verlo por ahí, la pérdida más clara esté en el hecho de no poder cargar a la vez que escuchamos música por los auriculares. Ahora únicamente tenemos un puerto para esto, y claro, hay accesorios para este tipo de cosas, pero les veo poco sentido por el precio que tienen.

Auriculares

En la parte positiva podemos decir que ganamos en diseño al quedar esa vista con un aspecto simétrico, también deja más espacio interno para crear mejores estructuras internas, con espacio para mayores baterías, altavoces, o sistemas especiales como es el nuevo motor de vibración. El hecho de que sea un puerto de datos y alimentación también abre la posibilidad de hacer auriculares más inteligentes, con mejores sistemas de cancelación de ruido ambiente.

Sinceramente, no creo que este movimiento responda a una decisión empresarial, para ganar más tanto con su oferta propia como con Beats (no olvidemos que para usar Lightning hay que pagarle a Apple). Más bien creo que es algo que a ellos les empieza a sobrar, teniendo en cuenta que el 54% de los usuarios usan los auriculares que vienen con el iPhone, y su intención es que la gente salte a los sistemas inalámbricos.

Si a ti te sobra o no ese puerto, es algo que han decidido de forma unilateral, y te ofrecen adaptadores para solucionarlo. A mi me parece que sin tener un diseño realmente delgado o especial - el iPhone 7 -, no había razón para quitarlo tan pronto, me gustaría conocer vuestra opinión al respecto.

Conector 2
Cuando vendes tantos millones de unidades de un producto e introduces una tecnología o cambio, puedes terminar convirtiéndolo en un estándar. Yo hubiera eliminado el jack con un diseño especial de iPhone, no con este

Dicho sea de paso los auriculares son iguales que los EarPods que conocíamos, solo cambia la forma de conectarlos al iPhone. En resumidas cuentas, una opción con calidad decente para acompañar al móvil en el paquete de venta, pero existen mejores opciones en el mercado. La apuesta de Apple pasa claramente por quitar los cables, y su solución la ha presentado con el nuevo teléfono: AirPods, que vienen bajo el brazo con un nuevo chip W1 y nuevo software, pero que en la práctica no parecen ser algo realmente mejor que un auricular Bluetooth.

El ‘home button’ jamás volverá a hacer ‘click’

Otro cambio que en Apple se convierte en una situación relevante, pero que en el mundo Android es una cosa bastante normal y reconocida como positiva. Hay muchos teléfonos que implementan un sensor de huellas que no es un botón, simplemente es la forma que le han querido dar. Soy usuario de OnePlus 3 y la implementación es así, y me parece lógico que cuantos menos elementos mecánicos haya, más vida para el producto.

Boton
Uno de los elementos que hacen más reconocible al iPhone cambia radicalmente y nos invita a pensar que pronto podría desaparecer

El iPhone 7 ya no tiene un botón home normal, de los que se pulsan. En él se emplea la misma tecnología empleada por Apple en muchos de sus últimos productos: utilizar el motor de vibración para reconocer las pulsaciones - hay tres intensidades -. La sensación obviamente no es la misma que la de pulsar un elemento con recorrido y ‘click’, pero en dos días nos damos cuenta de que esto nos sirve para lo mismo.

Una cosa que debemos saber, el botón como tal no funciona si llevamos guantes, el sensor necesita contacto con la piel, algo que antes no era necesario con el recorrido físico. Sobre el funcionamiento de Touch ID no tenemos nada especial que contaros, el reconocimiento de los dedos es igual de rápido y certero que ya lo era con el anterior iPhone.

Taptic
Cuando era usuario de iPhone usaba el botón para ver qué hora era o las notificaciones, ahora se me desbloquea directamente al reconocerme la huella. Hay que aprender bien a medir la pulsación que realizamos

¿Qué es AssistiveTouch?

No es algo nuevo, pero nos ayuda para entender que esto de que el botón físico sobra, cobra mayor valor si nos vamos a mercados asiáticos, incluso en Brasil es una funcionalidad muy utilizada. A millones de usuarios no les va a costar asimilar el cambio al nuevo ‘Home Button’.

Se trata de una forma alternativa de colocar el botón de inicio en pantalla, bastante fácil de ver en manos de usuarios chinos o coreanos, bien por la comodidad de no pulsar, bien por hacer que la vida útil de ese botón físico sea más larga.

Assistivetouch

Más colores para la misma pantalla

Otro cambio lógico e irreversible en la historia del iPhone, que de repente abre la posibilidad de que próximos modelos no cuenten con él, y tengan un diseño completamente limpio en su frontal, dando mayor protagonismo a la pantalla.

La pantalla es otra prueba de que el iPhone 7 no es un dispositivo revolucionario, más bien una evolución necesaria para seguir teniendo el producto más atractivo posible. Tanto en el Plus como en el pequeño claramente estamos un paso por detrás de los paneles que usa Samsung en sus últimos teléfonos importantes. Mi argumento en esto es que el año que viene veremos un iPhone 8 con panel OLED, y de paso le subirán la resolución a niveles en los que se mueve la competencia.

Con todo esto no quiero decir que no esté a la altura, el iPhone 7 Plus tiene un pantallón de 5,5 pulgadas con resolución Full HD, en el que sus parámetros principales se han visto mejorados, especialmente en brillo y en la calidad de reproducción del color. Pero en esencia es la pantalla del 6 Plus, una “Retina HD” mejorada.

Pantalla

Lo de utilizar una resolución conservadora lo podemos ver de dos formas, como un aspecto negativo frente a la competencia, o como una opción lógica para que la batería dure más, también el hardware se mostrará más suelto con ella.

Apple, por ahora, no entra en la carrera de los píxeles y se centra en mejorar la calidad de imagen: 25% más de brillo y ‘Wide Color’

El esfuerzo mayor por parte de Apple ha estado en algo fundamental como es la reproducción de color, soportando el espacio de color DCI-P3, una especificación soportada por el mundo del cine, proyectores y televisores 4K. Con lo que nos tenemos que quedar es con que la gama de colores es más amplia que en SRGB, es algo que se nota especialmente con las fotos y vídeos que sacamos con el propio teléfono.

A esto último Apple lo denomina ‘Wide Color’ y entre sus productos que lo cumplen están las pantallas 5K del iMac o el último iPad de 9,7 pulgadas. Con ellos ya hemos comprobado que es capaz de definir con mayor garantía los tonos de verde y rojo, y lo hace además con consentimiento de los sistemas operativos, tanto iOS 10 como macOS Sierra trabajan con el nuevo sistema de color.

Dci P3

Para los que pensaban que la idea no tenía recorrido, comentar que 3D Touch sigue aquí presente, y aparece mejorado en el nuevo iPhone. El nuevo motor de vibración es más grande y capaz, pudiendo jugar con más intensidades, duraciones y velocidades, por lo que se establece una retroalimentación más interesante, a mano de los desarrolladores. Taptic Engine no solo mejora la interacción con la pantalla, también es vital para el funcionamiento del nuevo botón de inicio.

Un adelanto “Apple” que nos falta y posiblemente terminemos viendo en futuros iPhones es el True Tone del iPad Pro. Es una tecnología que imita lo que hace el papel, el cual refleja el tono de luz dependiendo del ambiente, jugando con la temperatura de color.

Para un análisis de la pantalla exhaustivo, os recomiendo que echéis un vistazo al trabajo de DisplayMate. Para ellos esta es la pantalla LCD mejor que ha pasado por su laboratorio, significativamente mejor que lo que había en la generación anterior, haciendo hincapié en la mejor reproducción de color, en el brillo que supera los 700 nits en determinadas condiciones, y establece récords en aspecto como el alto contraste o la baja reflectividad. También creen que lo próximo será pasarse al OLED.

A10 Fusion es el cerebro móvil más rápido

Rendimiento impresionante en el Apple A10 Fusion, como suele ocurrir con cada hardware que estrena Apple, desde que los crea ella misma. Si tenemos en cuenta que la resolución de pantalla sigue siendo Full HD, y la optimización de iOS 10 a este hardware concreto, aquí vamos a ir sobrados durante varios años.

A10

Es el primer procesador de cuatro núcleos de la casa, y también el primero en implementar una de configuración parecida a ‘big.LITTLE’, o lo que es lo mismo, un par de los núcleos de bajo consumo, y otros dos para situaciones más exigentes. Lo extraño de esta creación es que solo puede funcionar uno de los pares, nunca los dos al mismo tiempo: en la práctica estamos ante un procesador de doble núcleo.

Los dos núcleos rápidos funcionan a 2,34GHz, que es bastante más que los 1,84GHz que registraba el procesador A9 del iPhone 6s. Los núcleos ‘pequeños’ funcionan a 1,05GHz, según la información que se puede sacar de Geekbench 4. Apple asegura que su nuevo procesador es 40% más rápido que un A9, y el doble de rápido que un A8.

En cuanto a la GPU, tanto iPhone 7 como la versión Plus llevan la misma, pero parece ser que en el modelo grande la frecuencia de reloj es mayor. Sabemos poco sobre ella, solo que cuenta con seis núcleos y es un 50% más rápida que la que lleva el Apple A9. La mejora general en el rendimiento, también de cara a futuras actualizaciones, tiene otro culpable: ahora tenemos 3GB de RAM en el modelo Plus.

Juego

Curioso, mientras Android se atreve a poner a funcionar a muchos núcleos a la vez - hemos visto hasta diez en soluciones asequibles de MediaTek -, en Apple prefieren pocos núcleos con un gran rendimiento. En cuanto al citado ‘big.LITTLE’, hay soluciones en el mercado que permiten usar todos los núcleos a la vez, pero las primeras implementaciones eran como esto que ha creado Apple: solo funcionaban un grupo de núcleos al mismo tiempo.

Los núcleos del A10 pueden duplicar en potencia a los Kryo de un Snapdragon 820, o los Cortex-A72. Es un 40% más potente que los Twister de anteriores iPhone.

Pasamos al almacenamiento, que ahora es de 32GB en su configuración más básica, algo que es de agradecer mientras no se note en el precio demasiado, y es que los 16GB se quedaban en muy poca cosa para el sistema, aplicaciones y contenidos. Las opciones superiores llegan a 128 y 256GB.

Die H1 Chipworks

Terminamos con la conectividad del iPhone 7, que es prácticamente la misma que la que tenemos en el 6s: 802.11ac Wi-Fi, Bluetooth 4.2, y un LTE más rápido de 450Mbps (Cat 12). Una de las novedades en Apple 10 Fusion es la integración de un chip W1 encargado de lidiar con la conectividad Bluetooth, estrenado en tema de audio con los nuevos AirPods.

No soy amante de los benchmars, especialmente entre dispositivos tan diferentes, pero para vuestra información comento que en las pruebas para un núcleo de GeekBench 4 barre a todo lo que hay en el mercado, y sigue ganando con menos margen en las de varios núcleos. Podemos decir lo mismo con las pruebas de GFX o Antutu (por encima de 175.000).

Dejando benchmarks a un lado y evaluando sus capacidades en un día a día normal, el iPhone 7 no parece más rápido que un iPhone 6s, y eso no es precisamente malo ya que lo que ocurre es que no le hace falta entrar en modos de alto rendimiento para hacer ese tipo de cosas. Aquí está gran parte de la mejora en eficiencia, y todavía tenemos por delante mucho por descubrir en lo que respecta a fuerza bruta.

Altavoces estéreo

Ifixit

Otra novedad en el mundo iPhone, más que ofertada en Android y capitaneada por los chicos de HTC y su BoomSound. Hablamos de los altavoces estéreo, implementados en los dos modelos de iPhone 7 de la misma forma: una unidad está debajo, donde siempre, y la otra está en el auricular (la imagen superior de iFixit nos enseña las tripas de todo esto).

El primer iPhone con altavoces estéreo, otra cosa que es bienvenida y nos hemos cansado de ver en Android

Es uno de esos detalles que para algunos puede parecer menor, y para otros muy importante. Que tenga unos altavoces mejores que el iPhone 6s ya es buena cosa, ya que tampoco sobresalían por calidad o potencia, pero que además su distribución sea lo que conocemos como “estéreo”, es algo que ayuda a tener una mejor experiencia en cosas como jugar a videojuegos o ver la tele y escuchar la radio en el móvil.

Otra opción que uso bastante y aquí me la resuelve muy bien este teléfono es el “manos libres”, un altavoz así te permite mantener mejores conversaciones sin necesidad de estar con el auricular puesto - no nos olvidamos de las videoconferencias -. En una habitación de mediano tamaño con poco ruido, los altavoces funcionan bastante bien, pero obviamente esto no es ningún sustituto para un equipo de música.

El iPhone con más vida útil

Cargando

Un apartado complicado de evaluar, como siempre, ya que nos pegamos una semana toqueteando un teléfono a un nivel que no es normal, con cargas que no tampoco se corresponden con un uso convencional. Pero podemos asegurar que Apple no anda desencaminada con sus cifras oficiales: este es el iPhone con más autonomía que han creado.

El iPhone 7 Plus es mucho más potente que modelos anteriores, pero su nuevo Apple 10 Fusion también es más listo a la hora de consumir, además de estar confeccionado con tecnología más moderna. Con el nuevo hardware - además de iOS 10 - se consigue estirar una hora más la vida del teléfono con respecto al modelo Plus del año pasado. Esta diferencia es más pronunciada en el modelo pequeño.

El truco no solo está en contar con un hardware más moderno, que se caracteriza por contar con una implementación similar a big.LITTLE de los núcleos, también hay más batería ahí dentro. ¿Cómo meten más capacidad si las dimensiones son las mismas? Pues Apple dice que quitar el conector jack les habilita espacio para hacer crecer la batería hasta los 2.900mAh (el 6Plus llevaba 2750 mAh).

Smart La Smart Battery es solo para el iPhone 7, el Plus se queda sin ella y casi que lo agradecemos, sería un armatoste

En mis pruebas de uso continuado el teléfono no tiene problemas en moverse entre 13 y 15 horas con vida - casi siempre LTE, Facebook todo el día, un par de horas de Spotify, una hora de GPS con RunKeeper y algo de YouTube con los altavoces puestos -. Con un uso moderado nos comemos los dos días sin problemas, con uno exigente, tampoco habrá problema para resolvernos la jornada. Los días que me he dedicado exclusivamente a hacer fotos y vídeos las cosas cambian, siempre se consume mucho más de esta forma.

Al eliminar el jack, posiblemente hubiera habido más espacio para una batería mayor, pero Apple ha preferido darle ese lugar al nuevo motor de vibración, Taptic Engine

¿Qué pasa con la carga rápida? Esto es algo que todos intentan destacar pero Apple no hace, y aunque no podemos decir que esté a la vanguardia con un cargador pequeño de 1A, se puede usar el cargador de 2,1A de un iPad , el teléfono carga efectivamente más rápido que el modelo del año pasado: en una hora pasa del 10 al 95%.

En todas las pruebas que he tenido ocasión de consultar en medio extranjeros, que llevan más tiempo con él, todas coinciden en una mejoría significativa con el modelo anterior, y unas cifras que lo equiparan con un Galaxy Note 7. Teniendo en cuenta el tipo de usuario que demanda iPhones, no hubiera estado mal que le hubieran metido carga inalámbrica.

Un poco sobre iOS 10

Aunque iOS 10 es una versión del sistema que toca a muchos iPhones, ha sido diseñada y creada en paralelo para salir junto a los iPhone 7 y 7 Plus, y aquí está, preparada para aprovechar las especificaciones que traen bajo el brazo los nuevos teléfonos, aunque realmente no hay nada que no se pueda hacer en un iPhone de generación anterior. Para que la conozcáis mejor hemos confeccionado un análisis detallado, acompañado por un vídeo:


Puedes compararlo con Android o cualquier otro sistema, ver que le faltan cosas o que las hace de una manera peculiar, pero la realidad es que la optimización que consigue Apple es casi perfecta, no descubro nada: se llega a ella creando el hardware y el software en el mismo sitio, sin grandes cambios internos entre modelos.

Desde la pantalla de bloqueo podemos ir a la cámara o a widgets, pero desaparece el histórico ‘slide to unlock’

En cuanto a la actualización en sí, iOS 10 me parece la más interesante en mucho tiempo, con mucho interés por que la forma en la que hacemos las cosas sea más fluida, más que imprimir un cambio visual importante. Por ejemplo, tenemos a 3D Touch evolucionando poquito a poco para hacer el camino más rápido a funcionalidades, el teléfono ahora se enciende al sacarlo del bolsillo, o nos presentan unas notificaciones más visibles, con más información.

Ios

Entre las aplicaciones destacamos las mejoras en funcionalidades de “Mensajes” llegadas desde otros sistemas de la casa, la integración de Siri con aplicaciones de terceros, o el nuevo “Fotos” mucho más inteligente. Algo que gustará a mucha gente es la posibilidad de eliminar aplicaciones por defecto que al final usamos poco o nada.

Un apunte cuando menos llamativo, ya no hay “desliza para desbloquear”. Tal y como suena, Apple ha decidido que esto se soluciona con el botón de inicio y su rápido reconocimiento. Desde la pantalla de bloqueo sí podemos ejecutar accesos directos a la cámara o widgets.

Una versión del sistema acorde con lo que se espera en nuevo teléfono. Apple sigue muy enfocada en seguir dándole peso a sus ingenios hardware, pero que desde mi punto de vista está un pasito por detrás en navegación con respecto a Android, donde es más fácil moverse entre aplicaciones y menús, y las configuraciones siempre están más accesibles.

Dos ópticas diferentes que se fusionan

Camara

Es el tercer teléfono con doble cámara al que me enfrento, tras el juego monocromático del Huawei P9 y el gran angular extremo del LG G5, cada uno con su interpretación de lo que hay que hacer con dos sensores. De nuevo Apple no es la primera pero sí considero que es la más certera a la hora de implementar la idea.

Intentaré extenderme en los argumentos, pero si lo que queréis es una explicación más clara de lo que es la cámara doble del iPhone 7 Plus, os invito a pasar por el artículo que le dedicamos el día de su presentación, allí están todos los detalles técnicos. Aquí nos centraremos en la experiencia real con el teléfono en los diferentes modos.

Vamos al lío. En esta generación la cámara más interesante se la ha vuelto a llevar el teléfono ‘grande’, con esos dos sensores de 12 megapíxeles con diferente focal. No, esto no es un zoom óptico al uso, aquí no hay partes móviles para movernos entre los diferentes rangos de focal, aquí hay dos cámaras diferentes, una con 28 milímetros, otra con 56 milímetros.

Camaratec
No, un iPhone 7 Plus no es una cámara profesional, pero se come de un bocado a muchas compactas y realmente tiene lo que necesitamos en el día a día

La más angular es prácticamente la misma que la del iPhone 7 ‘pequeño’, que por sí sola es una maravilla. La segunda cámara tiene una visión que es ‘2x’ sobre lo que vemos con la primera, así que podemos decir que tenemos un zoom óptico que acerca la imagen sin ningún tipo de pérdida.

A esta posibilidad le podemos añadir un zoom digital de diez aumentos, en el que sí hay pérdidas perceptibles, pero para su funcionamiento trabajan las dos cámaras a la vez para conseguir la mejor imagen posible. El resultado no es para tirar cohetes, yo no ampliaría más allá de 6x. En la siguiente galería os propongo tres escenas captadas con las dos lentes y el citado aumento digital:

Zoom2 El objetivo con más calidad es el gran angular - izquierda -, si las condiciones son buenas el tele tampoco se comporta mal. A la derecha tenéis un ejemplo de hasta donde llega ese '10x' digital

Os podéis imaginar, sin movernos de un punto podemos hacer una foto retrato de una persona sin estar encima de la misma, o elegir una visión más amplia. Hay que destacar que en todo momento las dos cámaras van a trabajar juntas, independientemente de la que tengamos seleccionada ambas capturan una foto cuando pulsamos, luego el sistema y el nuevo hardware diseñado para la ocasión hacen la fusión de información para conseguir reducir ruido. Aquí hay mucho trabajo de proceso, incluso notamos que se calienta en una sesión continuada de foto y vídeo.

En fotografía normal, sin complicaciones de luz, ni jugar con el objetivo llamado “tele”, cuesta ver la ganancia con un iPhone 6S, que ya tenía una cámara brutal para el tamaño del dispositivo. La cantidad de píxeles que registran es la misma, así que prácticamente tenemos el mismo detalle, pero la realidad nos dice que el color se registra mejor en el nuevo iPhone, además de poder verse representado de una forma ideal gracias a la nueva pantalla con soporte DCI-P3.

Dónde sí encontramos diferencias significativas es cuando se marcha la luz, ahora tenemos una óptica más capaz en el sensor angular - f/1,8 -, además de seguir contando con estabilización en la misma. También vemos que es algo mejor a la hora de representar efectos con profundidad de campo, entendemos que por la óptica en sí, y por jugar con información de las dos cámaras.

Img 0204 Buena luz y cámara principal para conseguir un detalle muy bueno, pero sobre todo, un colorido espectacular
Foto1 El rango de colores que es capaz de captar la cámara se ve especialmente bien en la pantalla del teléfono, o en dispositivos con capacidad para reproducir el espacio DCI-P3

La cámara "tele" ofrece menos calidad

Si nos ponemos muy serios con los resultados que sacan las dos cámaras del iPhone 7 Plus, podemos ver que la “angular” es significativamente mejor que la “tele”, ya que la segunda tiene una apertura máxima de lente f/2,8, algo que se puede notar en determinadas circunstancias. Aunque es un dato que no se da como oficial, creo que también tiene un sensor algo más pequeño, y eso siempre es menos información. Al ver las fotos en el ordenador nos damos cuenta que a pesar de que ambas son de 12 megapíxeles, unas pesan más que otras. También tengo mis dudas sobre si la cámara “tele” tiene estabilización en la óptica, todo apunta a que no según lo que nos ha enseñado iFixit, pero Apple no cuenta nada sobre esto.

Al margen de nuestra selección, hay veces que el teléfono trata de ser inteligente y elige la mejor cámara en cada momento, pero no nos indica con qué cámara se tomó la instantánea

La realidad es que la cámara angular es mejor que la “tele”, no solo por el objetivo, en líneas generales hace mejores fotos y cuando es necesario el iPhone desconecta la segunda y pone a trabajar la primera. Esto queda bastante claro en el ejercicio de Martin Keen: cuando el entorno tiene una luz muy mala, la que hace la foto es la primera, y se hace un zoom digital 2x para simular que es la “tele” la que funciona.

Panoramica2 Las panorámicas son muy fáciles de hacer, cuidan los cambios de luces y el resultado final es de lo mejor que podemos encontrar en un móvil
Hdr2 El modo HDR funciona casi siempre bien en el iPhone, si no me quiero preocupar demasiado por los cambios de luces, lo dejaría siempre en modo automático

Comentar que el botón de cambio entre objetivos funciona en todos los modos: foto, vídeo, time-lapse, cámara lenta, incluso en panoramas. Como es habitual en iPhone, las panorámicas son realmente buenas, ahora me parecen incluso mejores en rango dinámico y se guardan en archivos de 63 megapíxeles.

No podemos olvidarnos del nuevo flash LED con cuatro unidades, duplica la cantidad del modelo anterior pero sigue denominándose de “doble tono”. El sistema intenta con él conseguir la mejor temperatura de color posible, pero ahora tiene más potencia para hacerlo, y los resultados son bastante buenos, dentro de lo que podemos esperar de una iluminación tan pequeña en situaciones de oscuridad.

Retratos en beta

En mi corta experiencia con el teléfono saco la conclusión de que si la luz es mala, mejor que aparezca la cámara angular, el tele funciona mejor cuando no hay demasiado problemas. Está muy claro que esa segunda cámara está destinada a crear fotografía de retrato, ahí es donde mejor se desenvuelve.

Si a eso le sumamos que la cámara principal le echará una mano con la profundidad de campo, mejor que mejor, pero para este “bokeh digital” habrá que espera a una actualización en iOS. Ahora mismo la posibilidad está en beta, y a continuación os dejamos un primer ejemplo que hemos tenido ocasión de realizar:

Perros El desenfoque se realiza a partir de la detección de hasta nueve capas de profundidad, consiguiendo un efecto que todavía hay que pulir, pero que parece mejor que lo que hemos visto en otros teléfonos

Un colorido especial

Las tres cámaras que hay en un iPhone 7 Plus son capaces de recoger más información, tanta como para cumplir el espacio de color P3 - mejor que el estándar SRGB -, que os hemos explicado en el punto que dedicamos a la pantalla. Este es uno de sus fuertes, que lo que captamos también lo podemos ver mejor en el propio iPhone.

En resumidas cuentas lo que tenemos es una mayor capacidad para reconocer más tonos diferentes de rojos, verdes y azules, y con ello registrar de forma más realista el entorno

Tras haber explicado todo esto no nos queda otra cosa que destacar que Apple ha desarrollado una API para que el contenido se registre en formato RAW, concretamente lo hace en el DNG de Adobe, con las facilidades que ello da a la hora de abrirlas en programas como Lightroom o Photoshop. Se puede grabar tanto información de una cámara como de la otra, pero nada que tenga que ver con el modo con profundidad que andan desarrollando, el ‘Portrait Mode’. Es importante decir que la aplicación del sistema no hace esto directamente, hay que tirar de desarrollos como Manual, VSCO Cam, o Camera+.

Img 0277 Dxo
Img 0336 Dxo Las imágenes realizadas con algunas aplicaciones de terceros como Manual o Camera+, te dejan trabajar el archivo en formato RAW/DNG, pudiendo estirar bastante los parámetros de la foto

¿Qué pasa con el vídeo?

Grabar vídeo es una delicia con el iPhone 7 Plus, aquí también se pueden usar las dos cámaras y nos permite jugar con un zoom digital de hasta seis aumentos. Como en el modelo Plus del año pasado, el gran añadido está en la estabilización en la óptica que nos permite tener unas tomas mucho más suaves, si además aquí tenemos una lente mejor, pues no podemos esperar otra cosa que resultados estupendos. Los modos de grabación no han cambiado, algunos puntos a tener en cuenta:

  • 4K a 30 fps (47Mbps), 1080p a 60 (23Mbps) o 30 fps (16 Mbps), 720p a 120 o 30 fps, y un 720p a 240 fps
  • la estabilización también funciona en el modo time-lapse
  • el enfoque automático es continuo durante el vídeo y se detectan caras y cuerpos
  • se pueden tomar fotos de 8 megapíxeles mientras se graba vídeo 4K
  • el vídeo también se puede geoposicionar
  • el sonido que se registra con un único micro, mono

La cámara del iPhone 7 Plus es fantástica, tanto en foto como en vídeo, y tiene un recorrido por delante muy importante si los chicos de Apple actualizan el sistema con novedades que aprovechen los dos sensores - atentos a ese bokeh digital -. La mayoría de novedades en el teléfono afectan positivamente a la cámara: es el iPhone con mayor autonomía, tenemos más potencia para procesar, unas pantallas que representan mejor los colores, y no nos olvidamos de la resistencia al agua, que también dará mucho juego.

La interfaz es simple de usar pero resulta incomprensible que nos tengamos que ir al menú general para cambiar la calidad de los modos de grabación de vídeo

En buenas manos y con un buen equipo de vídeo adicional - iluminación, trípodes, micros, estabilizadores - un iPhone se puede convertir en un sistema de grabación muy potente. Tenemos ya algunos ejemplos “medio-promocionales” que nos ayudan a ver lo que se puede conseguir, por ejemplo: Rwanda por Austin Mann. Nosotros, con menos capacidades, os podemos enseñar algunas muestras en los diferentes modos de funcionamiento:

Al margen de la valoración general de la cámara, para el tipo de fotografía que a mi me gusta hacer, tengo de sobra con el iPhone 7 “normal”, de los dos sensores el que lleva ese teléfono es el que más me gusta funcionando, lleva la preciada estabilización, y prefiero el factor de forma más pequeño. Lo mismo cambio de idea al ver la evolución de la doble cámara, pero no me suelen gustar la florituras digitales, aunque estén decentemente resueltas.

Hazte un selfie

Como con la cámara principal, tenemos un artículo dedicado a conocer especificaciones de los nuevos módulos, también de la unidad frontal. Ahora vamos a entrar en más detalle sobre su funcionamiento, significativamente mejorado.

Apple sabe que las videollamadas y los selfies tienen un tanto por ciento tan alto de uso que había que mejorar este aspecto, como ya está haciendo todo el mercado de móviles, independientemente del precio terminal. El cambio principal está en los megapíxeles, pasando de 5 a 7, que además se ve acompañado por una nueva estabilización de imagen digital que ciertamente funciona.

Front

La nueva cámara FaceTime HD produce unas imágenes mejor definidas y con mejores colores que lo que hacía la unidad frontal de los iPhone 6S. El nuevo procesador de imagen toma partida en este asunto, trabajando en las mejores tonalidades posibles. No le podemos pedir maravillas cuando se marcha la luz, en todo caso Apple sigue implementando su Retina Flash que hace un trabajo bastante decente.

La calidad conseguida es realmente buena, a mi me gusta más incluso que las que consiguen los pesos pesados de Samsung, pero en estos niveles ya es cuestión de gustos. Eso sí, no es tan angular como la de sus principales competidores.

Espero no resultar repetitivo con una frase tan típica y manida en el mundo foto, pero es así: este iPhone 7 es la mejor cámara que podéis llevar siempre encima, con permiso de Samsung

La opinión de Xataka sobre el mejor iPhone

Si lo que estabas esperando es una revolución, guarda tu dinero para el año que viene, todo el mundo coincide en que el iPhone 8 será el que cambie de forma radical de forma, también el que introduzca mucha tecnología nueva, especialmente en lo que tiene que ver con la pantalla. Muy feo esto de empezar las conclusiones de un análisis de un teléfono hablando de algo que no existe, pero creo que así cerramos el debate de las expectativas cumplidas o por cumplir.

Camara 2

¿Qué es un iPhone 7 Plus? Pues un teléfono mejor que un iPhone 6s en todos los apartados posibles, una de las mejores opciones de mercado, y claro está, una de las más caras. En tema precios no voy a entrar, el mercado lo acepta como tal, ahí están las millones de unidades vendidas, a sabiendas que hay opciones Android por la mitad de precio que cumplen prácticamente con las mismas necesidades. A menos que tus necesidades sean muy altas, hay puntos como la optimización o la cámara de un iPhone que son difíciles de igualar.

Es interesante pararse a entender los ciclos de cambios en un iPhone, intentan crear el mejor producto posible y luego lo van perfilando en diferentes generaciones hasta que consideran que ya es tiempo de otro. Es lo mismo que podemos encontrar en un MacBook de la casa, o una tablet, es imposible inventar la rueda cada año.

En el caso del iPhone 6, 6s, y 7, la cosa se ha estirado bastante, y es que con una carcasa puesta todos estos teléfonos se parecen bastante. En este tiempo Samsung - problemas con baterías a un lado - ha sabido revolucionar el mercado con dispositivos geniales en diseño, manteniendo el nivel en aspectos vitales como pantallas y cámaras.

Portada El iPhone 7 llegó a España, doy fe

¿Me compraría un nuevo iPhone teniendo uno de los dos anteriores? Me costaría bastante, la verdad, dependería mucho de mi economía y las ganas de cambio que tenga uno en el cuerpo, pero en la práctica el número 7 es un incremento significativo sobre el 6, pero no tiene nada realmente que me quite el sueño. Si voy a ser un nuevo usuario de iPhone, entonces sí sería mi prioridad, y me merece la pena pagar algo más por el nuevo modelo.

Aunque esto sea un análisis de la versión Plus me gustaría comentar que puestos a evaluar el cambio, creo que la versión pequeña es la que más ha ganado en esta generación, ya que me gusta más el diseño de una única lente, y al fin tenemos una cámara con estabilización óptica, algo que parece un detalle menor, pero en mis necesidades, pesa. Bueno, y que me gustan los teléfonos más pequeños y ligeros, un aspecto en el que el iPhone 7 Plus no se puede considerar que esté en el mejor nivel.

El mejor iPhone hasta la fecha, pero muchos esperábamos el mejor teléfono del mercado en todos los apartados, y ahora mismo alguno tiene argumentos para empatarle. El gran cambio llegará en 2017

Donde sí lo está es en las cámaras, creo firmemente que si quieres tener la mejor cámara “portátil”, este es el teléfono ideal, por facilidad de uso y por capacidades tanto en vídeo como en foto. Cosa parecida podemos decir de la cámara frontal, nadie le encontrará pegas. En este iPhone ganamos además a la hora de visualizar esos contenidos, ya que la representación del color de la nueva pantalla es excelente.

Circulo Nosotros nos comimos la paella, pero el iPhone, como icono de la revolución móvil, se ha comido una gran cantidad de cacharros electrónicos

No creo que ninguno de los cambios “conflictivos” van a afectar a las ventas, hablamos de quitar el jack o eliminar el botón físico. Son cosas como los nuevos - y atractivos - colores, las fantásticas cámaras, o una mayor resistencia, las que atraen a los compradores. Todos estos puntos los veo lógicos y positivos, exceptuando el del jack: no había razón para quitarlo si no creas un diseño especial que te fuerce a ello u ofreces algo especial con el cambio. No me vale el argumento de la apuesta total por lo “inalámbrico”, es algo que se puede introducir sin quitar el jack.

Mi sensación tras una semana de uso es que estoy ante el mejor iPhone que he podido probar, bastante mejor en potencia y cámara, y que dará muchas satisfacciones a sus usuarios. Pero que por momentos lo veo como algo que ya he estado usando con el añadido de algunas cosas que veremos en once meses materializadas en el iPhone que realmente estaba esperando. Algunas compañías me han enseñado que por la mitad de dinero puedo prácticamente hacer lo mismo, y otras, que se pueden hacer teléfonos con mejores dimensiones en relación a la pantalla, que son tecnológicamente más modernas - OLED, curvatura, resolución -, y yo también quiero eso si me voy a gastar 1.000 euros.

Todos los puntos fuertes de un iPhone han sido mejorados en el nuevo teléfono, con argumentos para ser el mejor teléfono del mercado, el mejor hasta la fecha. Pero Apple podría haber marcado diferencias y es que la competencia tiene armas para decir que está al mismo nivel, o superior en algunos aspectos

¿Decidido a comprarlo? Pues el precio básico del iPhone 7 Plus son 909 euros, con 32GB, que afortunadamente es la opción mínima que nos ofrecen. Esto no es gratuito, comparando precios con el Plus del año pasado vemos que nos hacen pagar unos 50 euros más. Si nos vamos al nuevo color ‘Jet Black’ - aquí ‘negro brillante’ -, el precio mínimo es de 1.019 euros, y es que solo está disponible a partir de 128GB.

El mejor iPhone hasta la fecha no es el iPhone que muchos estábamos esperando.

9,3

Diseño9
Pantalla 9,25
Rendimiento9,75
Cámara9,5
Software9,25
Autonomía9

A favor

  • Resistencia al agua
  • Cámaras mejoradas, la trasera doble da mucho juego
  • El iPhone con mayor autonomía
  • Se han cargado el modelo con 16GB: hay opción con 256GB
  • Excelente reproducción de color de la pantalla
  • A10 Fusion es lo más potente que vamos a encontrar en un gadget móvil
  • El nuevo botón de inicio no se parte, el Taptic Engine lo suple muy bien

En contra

  • Sin jack para auriculares: es el camino, pero va a costar
  • El color ‘Jet Black’ se araña con facilidad
  • Con carcasa es igual que un iPhone 6
  • Funcionalidades de la cámara no han sido lanzadas: bokeh digital
  • Más grande y pesado que teléfonos con pantallas mayores: Samsung
  • El precio en el modelo Plus ha subido significativamente
  • El nuevo botón de inicio no funciona con guantes

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Apple. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

En la realización del vídeo tenemos a Pedro Santamaría.

Más información | Apple

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos