Compartir
Publicidad
Google Pixel XL, análisis: cámara, el último Android y precio alto para luchar contra los mejores del año
Análisis

Google Pixel XL, análisis: cámara, el último Android y precio alto para luchar contra los mejores del año

Publicidad
Publicidad

Este año Google sorprendió a todo el mundo con el lanzamiento de sus smartphones Pixel, un cambio de estrategia frente a las asociaciones con otras compañías y el fin de la era de smartphones Nexus. Después de asistir a su presentación mundial y poder probar ambos modelos, pudimos experimentar en primera persona la fluidez del smartphone, buque insignia en cuanto a hardware, que estrenaba la última versión de software Android y un asistente personal de Google.

En aquel momento ya sabíamos que no iba a llegar al mercado español ni sudamericano en primera instancia, quedando relegado a EE.UU., Reino Unido y Alemania. Es ahora cuando Google nos ha ofrecido poder probarlo. Y bien, ¿qué nos ha parecido? ¿Es el mejor smartphone del mercado? ¿Qué tal su cámara? Son preguntas que responderemos según nuestra experiencia y os adelantamos que Pixel XL dará mucho de qué hablar.

Diseño sobrio e industrial con especificaciones top

En el apartado del diseño y especificaciones no hay mucho más que aportar que lo que ya nos transmitió en nuestras primeras impresiones. El resumen es que estamos ante un smartphone con cuerpo unibody metálico con unas dimensiones bastante conservadoras, es decir, por encima de la media de smartphones con la misma diagonal de pantalla.

Pixel Xl 2

Google Pixel XL

Pantalla

5,5 pulgadas AMOLED QHD

Procesador

Snapdragon 821

Núcleos

2 x 2,15 GHz +2 x 1,6 GHz

RAM

4GB

Memoria de almacenamiento

32 ó 128 GB

Cámaras

Trasera de 12,3 megapíxeles, f/2.0, estabilizador electrónico
Frontal de 8 Mpx

Batería

Pixel XL: 3.450 mAh

Software

Android 7.1 Nougat

Otros

Lector de huellas, USB tipo-C, Bluetooth 4.2

Dimensiones

154,7 x 75,7 x 7,3 mm

Peso

168 gramos

Precio

Desde 759 euros

No destaca ni por las medidas de su frontal ni tampoco por su grosor, algo por encima de la media del segmento de 5,5 pulgadas. Aunque este último punto tiene alguna ventaja: su cámara no sobresale del cuerpo y se ha aprovechado ese espacio interior para integrar una batería con capacidad para un día y medio de uso.

Tiene un diseño industrial, rancio, digno de un smartphone de batalla con acabado metálico con la salvedad de ese toque que da el cristal en la parte trasera. Como véis en las fotografías, nos han dejado probar el modelo en color gris y cristal blanco, más atractivo que el color negro y más discreto que la versión azul que cerraba la variedad de colores que mostró Google en la presentación.

Pixel Xl 1

Algunos comentan que la parte superior de la trasera es de plástico, pero creednos, se trata de cristal. En teoría, ofrece un respiro al hardware interno y la conectividad, problema de ingeniería recurrente cuando nos topamos con diseños unibody metálicos.

Este cristal encierra de manera inteligente la cámara, sensores de enfoque, micrófono trasero y su gran lector de huellas. Hacemos hincapié en la palabra "gran", ya que es circular y tiene un tamaño más grande de lo habitual respecto de los que se encuentran en la parte trasera. El funcionamiento del lector de huellas es impecable, muy en la línea de lo bien que rinden los de modelos Huawei. De hecho, también podemos habilitar funciones adicionales como la de deslizar la barra de notificaciones haciendo uso de un gesto de barrido hacia abajo en el lector, y es útil en smartphones de estas dimensiones.

Pixel Xl 6

En cuanto al frontal, no hay mucho que destacar salvo esos marcos superior e inferior de notables dimensiones y, si bien el Nexus 6P ya los tenía, aquí no se puede usar como excusa los altavoces frontales. Pixel XL integra uno en la parte inferior. No ofrece mala calidad de por sí pero debido a su situación es propenso a ser tapado durante el uso del smartphone viendo vídeos o jugando, es decir, cuando vemos el móvil de manera apaisada.

Pixel Xl 13

Queremos mencionar que, a diferencia de otros smartphones, Pixel XL integra un marco de pantalla sin ningún borde negro alrededor, es decir, el hueco destinado para el panel está cubierto en su totalidad por pantalla, algo de agradeder.

Ratificamos nuestra primera sensación de que se trata de un dispositivo muy cómodo en mano, que tiene un acabado pulido realmente fino y que sus bordes redondeados dejan una sensación agradable de ergonomía tanto al usarlo como con una mano como con dos.

Google hace uso del conector USB-C que ya vimos en Nexus 6P y que parece que será el estándar de todo smartphone que vea la luz a partir de ahora, al menos si nos movemos en territorio ajeno a Apple. Es interesante hacer notar que en este campo también tenemos conector minijack, la gran ausencia de los últimos smartphones de los de Cupertino.

Pixel Xl 5

Echamos en falta, en cambio, la resistencia al agua como hacen otros smartphones del mismos segmento: Galaxy S7 o iPhone 7 en todas sus variantes, por ejemplo.

En resumen, Google Pixel no destaca precisamente por sus líneas diseño, por grosor o por peso, pero sí que ofrece una sensación general de smartphone cómodo y funcional.

Google Pixel XL potencia a raudales

Pixel XL se ha comportado de manera excelente en nuestras pruebas y no es para menos vistas sus especificaciones. Estamos ante un terminal que integra lo último del mercado en cuanto a SoC y una cantidad de RAM más que suficiente, 4 GB.

Pixel Xl 10

Los resultados en test sintéticos no dejan lugar a duda: el Pixel XL es de lo mejor del mercado. No en vano hace gala del chip Qualcomm más potente del momento, Snapdragon 821, un quad-core que rinde un 10% más que su predecesor, y que permite sacar pecho en este tipo de pruebas al smartphone. Sin embargo, en un uso del día a día será difícil que cualquier usuario note diferencia frente al Snapdragon 820.

Una de las cosas que más nos gusta de tener entre manos smartphones Google es esa sensación de limpieza, de software pulido con lo necesario: sin bloatware y sin añadidos que aportan habitualmente funcionalidades que no usaremos. Pixel XL hace uso de Android 7.1 Nougat y los 4 GB de RAM que integra también se notan.

Prueba

Pixel XL
(Snapdragon 821 + Adreno 530)

Huawei Mate 9
(Kirin 960 + Mali G71)

Huawei P9
(Kirin 955 + Mali T880)

Galaxy S7 Edge
(Snapdragon 820 + Adreno 530)

iPhone 7 Plus
(Apple A10 Fusion)

OnePlus 3
(Snapdragon 820 + Adreno 530)

AnTuTu

140.329

125.649

98.008

136.695

172.644

141.995

GeekBench (Single / Multi)

1.534 / 4.119

1.910 / 5.863

1.764 / 5.383

2.117 / 6.063

3.457 / 5.608

2.378 / 5.465

Quadrant

32.041

39.792

35.440

54.023

n.a.

43.182

PCMark Work

4.470

6.409

7.047

5.707

n.a.

6.805

3DMark (Sling Shot / ES 3.1)

2.561

2.255

983

2.890

2.806

2.523

Vellamo (Metal)

2.994

3.314

2.998

3.325

n.a.

3.678

GFXBench (Manhattan 3.1 ES 3.0)

31 FPS

29 FPS

18,5 FPS

32 FPS

42,40 FPS

30 FPS

Pixel Xl 18

La fluidez, cambio entre aplicaciones, la navegación por menús e incluso el uso de juegos de última generación es algo esperable, pero ciertamente Pixel XL parece dar ese paso adelante en este campo. Incluso frente a smartphones top como S7 o Mate 9 parece tener ese diferencial de fluidez.

Pero no me malinterpretéis, no pretendo decir que los otros no lo tengan sino que durante su uso nos da una sensación de que no hay tiempos de espera durante el lanzamiento o cambio entre apps y en ningún momento durante nuestras pruebas para el análisis hemos notado ralentización.

Está claro que Google empieza a sacar partido de esta optimización general del sistema al tener control total sobre el hardware y el software del smartphone. Este es el punto que le faltaba a los Nexus y con Android 7.1 parece haber gestado con los Pixel.

No es la mejor pantalla del mercado pero cómo nos gusta AMOLED

Pixel Xl 4

Google ha integrado en Pixel XL una pantalla AMOLED de 5,5 pulgadas con resolución QHD, es decir, un paso más allá de FullHD situándose a la altura de los smartphones más avanzados del mercado. Está claro que esos más de 530 ppp (2560x1440px en 5,5 pulgadas) se notan en distancias cortas y dan un golpe sobre la mesa en situaciones especiales como es la visualización de contenidos VR.

La pantalla de Pixel XL no es la mejor del mercado, como dice el titular del apartado, es así. No es la que mejor brillo tiene, ni tampoco la que mejor fidelidad de color ofrece pero sí que es una pantalla digna que cumple tanto en la calle como en interiores. Google ofrece además un modo sRGB disponible desde Opciones de desarrollador que es capaz de ofrecer un panel más realista en colores en detrimento de la configuración general con una mayor saturación.

Pixel Xl 19

Os dejamos con una gráfica de datos de medición de la pantalla de Anandtech con los que podemos dejar constancia de nuestras afirmaciones. En ella podemos ver como Pixel XL quedan a por detrás de smartphones dentro de su gama de precios y categoría hardware con alrededor de 400 nits de brillo y como la precisión y fidelidad tanto en grises como en color dista incluso en modo sRGB, de iPhone o los últimos modelos Samsung e incluso del último Nexus 5X con panel IPS de LG.

Brillo

Las gráficas y datos que recopilan en Anandtech dejan una sensación fría en términos de cifras. Aquí, en nuestra experiencia con el terminal, damos un voto de confianza a este panel AMOLED al que sólo podemos echar en cara tener algo menos brillo que otras pantallas de la competencia.

Si bien empíricamente la tecnología AMOLED aún dista en términos de fiabilidad de color o brillo máximo de IPS/LCD, la pantalla de Pixel XL se ve bien. Ofrece un salto cualitativo frente a la pantalla de Nexus 6P tanto en brillo como en precisión de color y esa profundidad de negros que se consigue con esta tecnología no tiene comparación.

¿Tiene la mejor cámara del mercado?

Google sacó pecho durante la presentación de la cámara de Pixel XL no sólo mostrando fotografías hechas con el terminal, sino también mostrando la puntuación obtenida en los tests DXOMark Mobile. Consiguió 89 puntos, por encima de iPhone 7 o Samsung Galaxy S7, referentes en este campo.

Pixel Xl 8

Ahora bien, ¿qué hay de cierto en esto? ¿Es realmente la mejor cámara del mercado? Bueno, antes de ponernos a mostraros fotos y vídeos hechos con la cámara del Pixel XL recapitulemos las especificaciones técnicas de las cámaras.

Cámaras Pixel XL

Trasera

Frontal

Sensor

Sony Exmor RS 378

Sony Exmor R 179

Resolución

Foto: 12,3 Mpx (4:3)
Vídeo: 4K@30 / 1080p30/60p

Foto: 8 Mpx (4:3)
Vídeo: 1080p

Tamaño del sensor y pixeles

1/2.3" 1.55µm

1/3.2" 1.4µm

Focal equivalente

26mm

26mm

Apertura

f/2.0

f/2.4

Es curioso ver cómo Google hacía mención del estabilizador óptico de su Nexus 6P y la ayuda que aportaba en situaciones de baja luminosidad frente a trepidación en las capturas. Ahora la compañía ha cambiado el discurso esgrimiendo el argumento: "no es necesario debido al tamaño de pixel y a su nuevo sistema HDR+".

Está claro que en fotografía ese estabilizador óptico es un punto a tener en cuenta y más en situaciones de baja luminosidad, aunque según nuestra experiencia Google apuesta por un procesado HDR automático que es capaz de ofrecer unos resultados muy buenos incluso en esas situaciones.

Pixel Xl 9

Vayamos paso por paso, primero el hardware. Como hemos visto la inclusión del nuevo sensor de Sony añade soporte de enfoque por detección de fase. Aquí nos hemos encontrado con una mejora muy interesante en cuanto al tiempo de captura de foto, de hecho, el procesado HDR+ es prácticamente instantáneo también.

Es una pena que Google no haya hecho un esfuerzo por mejorar la aplicación de cámara con sus Pixel más allá del modo HDR+ automático que viene activo de serie. No tenemos controles manuales aparte de de activar flash, cambiar el balance de blancos o exposición y no podemos hacer fotos en RAW de manera nativa pese ha tener soporte hardware.

Pixel Xl 20

Google simplifica la experiencia de cámara para llegar al gran público sin complicaciones. Es cierto que el modo HDR+ casi siempre da en el clavo pero, quizá, deberían pensar en ese tipo de usuario avanzado / entusiasta que le gusta la fotografía y busca una experiencia que vaya más allá del point&shoot.

¿Cómo rinde la cámara? Pues aquí tenemos que mencionar que está entre las mejores de este año. La magia de Google se basa en la combinación de ese hardware junto con el procesado HDR+ que, aunque en pocas ocasiones -baja luminosidad contrastada- ofrece malos resultados. En la mayoría de casos es capaz de ampliar el rango dinámico de la fotografía ofreciendo resultados sorprendentes para ser un smartphone.

Hemos intentado hacer sufrir a la cámara por la noche y Pixel XL se ha mostrado capaz de salvar la situación, sin flash. Google ha montado un flash de doble LED para conseguir tonos de piel menos blancos al usarlo y, aviso, es realmente potente/cegador a corta distancia.

Os dejamos con una serie variada de fotos con contraluces, baja luminosidad, paisaje, objetos cercanos e incluso una panorámica para que juzguéis vosotros mismos.

Pasando al campo de vídeo aquí nos encontramos con el punto en el que Google hizo tanto hincapié, la estabilización. Bueno, pues tenemos dos noticias, una buena y otra no tan buena. La primera de ellas es que el sistema de estabilización se comporta bien cuando sostenemos el móvil y no hacemos movimiento del mismo, la lectura de los datos del giróscopo consigue corregir las pequeñas vibraciones de manera loable.

¿Cuál es la mala? Que cuando nos movemos o movemos la cámara esa estabilización se vuelve en nuestra contra, el sistema estabiliza el movimiento. Deja fija la cámara y tarda en detectar que no es una vibración y sí un movimiento por lo que será complicado no tener una serie de tirones en el vídeo. Aquí vemos que el software está algo verde pero, como decimos, es estabilización por software, ergo puede ir puliéndose mediante actualizaciones y haciendo el sistema menos agresivo.

Si entramos en el campo de la resolución de vídeo, la cámara puede grabar vídeo 4K y 1080p en 30fps y tiene un modo 60fps en resolución FullHD que da esa fluidez extra a la captura. Si hablamos de cámara lenta es capaz de grabar vídeo a 120 fps e incluso a 240 fps, sacrificando, eso sí, algo de resolución.

Img 20161116 122918

De manera subjetiva, tengo que decir que la cámara me ha sorprendido gratamente: mejora la del Nexus 6P y se coloca a la altura de iPhone 7 o Galaxy S7 términos fotográficos. Así que lo dicho, si no la mejor, sí que es una de las mejores.

Antes de terminar, comentamos el problema del "halo" que aparece en fotografías cuando la luz del sol incide en cierto ángulo, ¿lo hemos notado? La verdad es que sí. No aparece tanto como la gente comenta en Internet, pero sí que se ve.

Google ha prometido arreglarlo con actualización de software aunque, personalmente creo, que tiene difícil arreglo ya que estamos ante un problema derivado del hardware de la cámara y la óptica usada.

Android 7.1 y Pixel Launcher, combinación perfecta

Google empezó como una empresa de software y es aquí donde realmente brilla, lo ha demostrado con su buscador, con desarrollos como su software ofimático web o bien con el apoyo a Android.

Pixel Cajon

Con Pixel Google lanza una versión de Android exclusiva por el momento, sólo disponible para estos smartphones y que junto a su launcher ofrece nuevas funcionalidades.

Con Android 7 llegó el soporte nativo de aplicaciones en pantalla dividida y es algo que se mantiene en esta versión. De hecho en este modelo de 5,5 pulgadas es algo que seguramente más de uno utiliza para poder ver/escuchar un vídeo de YouTube y seguir haciendo otra cosa.

Pixel Launcher llega como un renovado lanzador de aplicaciones, pero no va más allá es renovado porque estéticamente cambia, el acceso al "cajón" de aplicaciones ahora es más intuitivo y ofrece accesos directos a acciones comunes en aplicaciones antes de lanzarlas si mantienes pulsado su icono. Por ejemplo, en Maps te permite elegir "Casa / trabajo" o en Teléfono puedes ver "nuevo contacto", entre otros.

Pixel Funciones Iconos
Si dejas pulsado el dedo en un icono de una app optimizada aparecen funciones extra

Ahora bien, la característica software en la que Google invirtió más tiempo en la presentación fue Google Assistant. Aquí tenemos una sensación agridulce ya que no está disponible en español y para usarlo tendremos que configurar el terminal en inglés.

Para los que esperan un sistema similar al del coche fantástico tenemos que comentar que aunque haya mejorado, no es más una vuelta de tuerca a Google Now, Pixel XL smartphone es capaz de entender de qué hablamos desde el contexto que hay en pantalla, si le preguntamos "How to go there?" y en pantalla hay una conversación de mensajería push en el que se menciona el nombre de un restaurante, el smartphone es capaz de buscar la dirección por sí mismo y comenzar a ofrecernos las indicaciones para ir desde Google Maps.

Pixel Assistant

Es el paso de Google para ponerse frente a frente con Siri de iOS o el rumoreado nuevo asistente de Samsung. Durante el tiempo que hemos podido analizar y probar el smartphone transmite la sensación de ser de esas características que uno acaba por no utilizar en la mayoría de ocasiones.

Dentro de este campo de interactuación con iconos tenemos una función nueva: iconos dinámicos. De esta forma ciertos iconos pueden cambiar su apariencia como, por ejemplo, el calendario. Su icono varía el número que muestra según el día que sea.

Google Pixel llega con algunas características exclusivas, como por ejemplo, el almacenamiento ilimitado de foto y vídeo en su calidad y formato original en la nube, algo que puede realizar de manera automática gracias al almacenamiento inteligente y su sistema de copia de seguridad que elimina las fotos y vídeos del dispositivo cuando queda poco espacio en el terminal y se ha hecho la copia de seguridad.

Pixel Xl 14

En teoría también tendrá asistencia técnica por chat y teléfono desde los Ajustes, con funcionalidad de compartir pantalla en streaming pero es algo que, al menos de momento no funciona fuera de EE.UU.

Algo que sí nos ha gustado es la posibilidad de copiar la configuración y datos desde otro smartphone a la hora de realizar la configuración inicial del dispositivo vía cable. Pixel XL viene con un conector USB-C a USB tradicional y de ahí conectamos un cable USB hasta nuestro móvil y se realiza una copia de tus archivos, fotos, música, cuentas y configuraciones de manera automática.

Batería: un día holgado y carga rápida

Hablando con compañeros en Xataka y compañeros del sector siempre nos entra la curiosidad por saber qué es lo que esperamos de autonomía de un terminal. Cuanto más mejor, obviamente, pero ello conlleva sacrificios en diseño y peso.

Pixel Xl 17

Aquí el consenso suele estar en que nos llegue al día con uso intensivo y que tenga algún sistema de carga rápida por si acaso tenemos algún despiste o tenemos que salir corriendo pero con algo de batería en el móvil.

Google parece haber cumplido con Pixel XL estas dos premisas ya que su batería de 3.450mAh permite que alcancemos el final del día sin llegar a la zona de batería baja (<15%) con un uso intensivo de entre 5 y 6 horas de pantalla. Sobre este apartado tendremos más detalles cuando hagamos el mes de uso.

Además de ello y pese a las críticas de la compañía en cuanto a sistemas de carga rápida tras la presentación de Mate 9, Pixel XL sí que hace uso de un sistema de carga rápida Quick Charge de Qualcomm. En cuestión de una hora tenemos cerca del 70% de carga y nos acercamos a hora y media para cargarla al completo.

Pixel Xl 15

Nuestras impresiones en tema de autonomía son muy positivas: es un smartphone que cumple con una carga intensa el día y que seguramente en fines de semana con un uso más relajado nos pueda llegar a alcanzar ese segundo día, bajo mínimos, pero alcanzarlo.

La opinión de Xataka: feo, fuerte y formal

Tal y como suena en la canción de Loquillo este Pixel XL nos ha parecido un smartphone que tiene un aspecto formal, no es "difícil de mirar" tampoco, OK, pero ciertamente no destaca en particular a nivel de diseño. Es más bien sobrio y no es algo que esperarías de un terminal de este rango de precio.

Pixel Xl 11

En términos de hardware es fuerte. También se muestra así con su cámara y el apartado de software es su punto destacado. Una vez probado te das cuenta de que La fluidez que tienes con este smartphone será complicado, si no imposible, conseguirla en otros smartphones de este año.

Todavía no sabemos si llegará oficialmente a España o sudamérica ni al precio al que lo hará. Si se replica el precio al que ha salido en EE.UU. o Reino Unido y Alemania estamos ante un smartphone de 759 euros en adelante.

Pixel Xl 7

Es un smartphone caro y difícilmente recomendable por características individuales pero que, sin embargo, en conjunto, sí que convence. Pixel XL es un smartphone muy bien equilibrado dentro de la gama alta y enfocado a aquellos usuarios entusiastas que les guste estar a la última en cuanto a rendimiento, cámara y software.

9,0

Diseño8.5
Pantalla9.0
Rendimiento9.5
Cámara9.25
Software9.25
Autonomía8.75

A favor

  • - Rendimiento
  • - Autonomía
  • - Fluidez del software
  • - Calidad cámara

En contra

  • - Situación del altavoz
  • - Memoria no ampliable vía microSD
  • - Google Assistant sólo en inglés
  • - Sin controles manuales en cámara
  • - Sin resitencia al agua

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Google. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos