Publicidad

Nokia X2

Publicidad
Publicidad

Noticias de Nokia X2 en Xataka

Nokia sorprendió a todo el mundo, a pesar de los rumores, con el Nokia X en el Mobile World Congress. Un móvil que parecía un Windows Phone por fuera pero que por dentro funcionaba con el sistema operativo Android. Una curiosa combinación que parecía más un último experimento de los finlandeses antes de la adquisición por parte de Microsoft. Sin embargo, parece que al final este proyecto va a tener más recorrido a lo largo del tiempo. Tanto es así que Nokia sólo ha necesitado cuatro meses para renovar un terminal que ahora está empezando a llegar a las tiendas de España. Al caso, el nuevo modelo se llama Nokia X2 y las diferencias respecto al modelo original son sustanciales. La gama baja se pone más interesante Por fuera lo primero que más llama la atención es su acabado. Nokia sigue manteniendo las carcasas de colores pero ahora se acerca más a un acabado brillante similar al que tienen los Asha. La pantalla también ha crecido de tamaño y pasa de las cuatro pulgadas a las 4,3. Una pequeña diferencia en dimensiones pero donde la resolución se mantiene en 480x800 píxeles. La tecnología del panel, eso sí, será ClearBlack LCD. Marca de la casa. El procesador también da un pequeño salto hacia adelante y ya entrar en un terreno donde la comparación con el Motorola Moto E resulta inevitable. Un procesador Qualcomm Snapdragon 200 coge el relevo de un Snapdragon S4 Play que como vimos en el análisis no daba un rendimiento espectacular a pesar de cumplir con lo que se puede esperar de un terminal de estas características. La RAM se duplica y pasa de 512 MB a 1GB. La batería crece un poco y pasa de 1.500 a 1.800 mAh. Como veis, cambios sutiles que si bien no se podrían calificar como revolucionarios serán más que bien recibidos si tenemos en cuenta que el Nokia X2 será cincuenta euros más baratos que el X original. Sí, su precio de salida será de 99 euros. La cámara trasera se queda en cinco megapíxeles y esta vez sí que incorporará un flash de apoyo para las escenas donde sea necesario. Ahora sí tendremos una cámara frontal, aspecto en el que Nokia ha hecho hincapié de cara a las videollamadas por Skype. Podéis ver un vídeo debajo de estas líneas para ver algunas de las novedades del Nokia X2. Nokia por fuera, Android por dentro Uno de los aspectos más interesantes del Nokia X original era el hecho de que utilizara Android. Mucha personalización finlandesa para un terminal que buscaba el ecosistema de aplicaciones pero manteniendo los elementos de la estética que había creado de la mano de Windows Phone. Un software bastante curioso pero con bastantes carencias a la hora de la verdad. Se echaba de menos, entre otras cosas, un botón de inicio que hiciera que el movimiento entre aplicaciones fuera más sencillo. Ahora lo tenemos, además de un sistema multitarea que hará la transición entre aplicaciones mucho más rápida. En desarrollo.

Publicidad
Inicio