Compartir
Publicidad

Los 13 mitos que no te creerías que fueran falsos pero Adam Savage demostró que sí lo son

Los 13 mitos que no te creerías que fueran falsos pero Adam Savage demostró que sí lo son
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Adam Savage ha estado durante 14 temporadas en televisión desmontando algunas de las creencias populares más extendidas. Para ello, ha realizado casi 3.000 experimentos (2.950, concretamente) para desarmar o verificar algunos de los mitos más famosos. Más de un millar (1.050 mitos) han sido echados por tierra gracias a su ingenio e inventos.

Adam Savage ha realizado, durante estos 14 años, infinidad de pruebas y experimentos para comprobar si algunas de las creencias populares más extendidas tienen base científica o pertenecen a la imaginería popular. En muchos casos, ha certificado que estos mitos son, efectivamente, historias ficticias que nada tienen que ver con la realidad.

Te contamos los 13 mejores o más sorprendentes.

Usamos solo el 10% del cerebro

Es, probablemente, una de las afirmaciones supuestamente científicas y estadísticas más extendidas y que todos hemos oído alguna vez en nuestra vida.

Sin embargo, basta pensar que si perdemos incluso menos de ese 90 por ciento del cerebro que supuestamente no utilizamos en un accidente o enfermedad, las consecuencias suelen ser catastróficas. Es más, cualquier lesión en la cabeza, independientemente de la zona donde se produzca, suele tener consecuencias.

El programa realizó una serie de pruebas para calcular qué cantidad del cerebro mostraba actividad en determinadas situaciones. Así, haciendo un seguimiento con un aparato especial que mide campos magnéticos producidos por las corrientes eléctricas del cerebro, la persona a la que se le hacía un seguimiento del cerebro realizó ejercicios de memoria, cálculos matemáticos, asociaciones de palabras y comparaciones de imágenes. Durante el examen médico, alrededor del 35 por ciento del cerebro de mostraba actividad.

Los hombres se orientan mejor que las mujeres con los mapas

El equipo del programa seleccionó puntos de inicio y de finalización en una carretera y los marcó en un mapa. Cada voluntario estudió el mapa durante cinco minutos para dar instrucciones de cómo llegar al destino mientras uno de los miembros del programa conducía. Otros dos, en el asiento trasero, clasificaron las actuaciones en una escala de 100 puntos y penalizaron los errores, como retroceso y exceso de kilometraje.

Las indicaciones ofrecidas por hombres y mujeres obtuvieron notas medias de 74 y 77, respectivamente, por lo que no se puede deducir que ninguno de los dos sexos sepa interpretar mejor los mapas que el otro.

Myths 4

Caer al agua desde un altura considerable tiene los mismos efectos que si caes en la calle

Otra de esas creencias populares asegura que si una persona se cae desde una altura suficientemente grande al agua sufrirá las mismas lesiones que si hubiera aterrizado en el pavimento.

Un penique no puede matar a ninguna persona aunque lo lances desde el Empire State

Para comprobar si era cierto o no, el equipo realizó diversas pruebas con un muñeco equipado con acelerómetros. Desde una grúa, lo dejaron caer sobre la acera y el agua. Sobre una altura de 8 metros, la fuerza medida fue de 60g en el pavimento y de menos de 25g en el agua. A 23 metros, se registraron 29g para el agua y más de 500g para el pavimento.

El equipo también llevó a cabo una prueba final a velocidad terminal, tirando dos cadáveres de cerdo desde un helicóptero a 600 pies (183 metros). Después, fueron radiografiados para determinar las lesiones. La caída a la acera conllevó 17 fracturas, una pelvis destrozada y una decapitación, mientras que en el agua conllevó 7 fracturas y un cuello roto.

Dado que ningún aterrizaje en el agua produjo el mismo nivel de fuerza de impacto o lesión que una caída desde la misma altura sobre el pavimento, el equipo considera que es un mito falso.

Pon una cuchara en el champán para mantener las burbujas

Ahora que llegan las navidades, vamos a desmontar uno de esos mitos que se producen en muchas casas: no, poner una cuchara a modo de tapón en una botella de champán (o de cava, en su defecto) no evitará que las burbujas desaparezcan.

Tal y como ha demostrado Adam Savage y sus compañeros en un programa especial emitido en las navidades de 2004, la cuchara en realidad reduce los vapores de champán, pero no es ningún remedio infalible para la pérdida de burbujas.

Myths 2

En una prueba de sabor a ciegas se dieron a catar varios tipos de champán: abierto, vuelto a poner el tapón y sin abrir. Varios miembros del equipo clasificaron el champán con cuchara como el más bajo en términos de burbujas.

Los hombres las prefieren rubias

Para realizar este experimento, idearon el típico escenario de citas rápidas en el que 9 hombres hablaron con 9 mujeres durante 3 minutos, para luego establecer una escala numérica.

Los hombres no saben interpretar mejor los mapas. Ni las prefieren rubias. De verdad

La prueba se repitió tres veces, con un grupo diferente de hombres cada vez. Las mujeres usaban pelucas para pasar como rubias, morenas o pelirrojas, cambiándolas después de cada prueba para que cada mujer tuviera los tres colores del cabello. ¿Conclusión? No se encontraron diferencias significativas entre los grupos en ninguna prueba.

Tesla inventó una máquina de hacer terremotos

Según la mitología popular, Nikola Tesla inventó una pequeña máquina a vapor que, cuando está unida a un objeto o edificio, se puede sintonizar en una cierta frecuencia para que vibre, lo que podría causar un efecto similar al de un terremoto sobre el objeto al que está conectado.

Los miembros del equipo construyeron varias variaciones de la "máquina de terremotos" neumática de Tesla usando martillos modificados, así como un actuador lineal electromagnético controlado por ordenador. Se realizaron varias pruebas a pequeña escala sin obtener ningún resultado notable. Finalmente, se intentó realizar una prueba a gran escala usando un puente real.

Aunque es cierto que se produjo una vibración notable, no fue lo suficientemente fuerte como para ser considerado un terremoto.

Myths 3

Los videojuegos pueden mejorar el rendimiento real de un jugador

Posiblemente, los atentados del 11S ayudaron a creer en el mito de que determinados videojuegos pueden servir como entrenamiento real para algunas habilidades.

Hablar por el móvil mientras repostas gasolina no es peligroso. Lo es entrar y salir del coche constantemente

Para comprobar si los juegos pueden ayudarnos a ser mejores en determinadas materias, eligieron el golf porque ningún miembro del programa había jugado al juego antes. Luego practicaron sus golpes en un campo real y se sometieron a programas de entrenamiento separados durante un día. Mientras uno lo hacía en un campo de golf, el otro jugaba al videojuego.

La realidad fue que quien practicaba el juego real mejoraba más que el que lo hacía con el digital, así que concluyeron que estamos ante un mito falso. De hecho, ya en el segundo golpe quien entrenó con una persona en un campo real mostraba sus avances en el golpe, mientras que quien se había entrenado con una consola no mostraba los mismos progresos en el mundo real. Donde más se notaba esta mejora es en el golpe swing. Examinados por un experto, éste lo tiene claro: el de los videojuegos no tiene mejoras y el otro tiene notables avances.

Conducir hacia atrás en un camino helado es más seguro

Conducir en una carretera helada es difícil y peligroso. Pero, ¿qué es más fácil: conducir hacia adelante o hacia atrás?

Pues según demostraron en el programa, es más fácil hacerlo hacia atrás debido a que la tracción mejora.

Eso sí, advierten que esto no compensó la gran dificultad de conducir en sentido inverso. Es decir, que técnicamente es más seguro pero tus habilidades como piloto pueden descompensar este hecho. Algo que quedó demostrado en el programa. Cada miembro del equipo condujo un tipo diferente de vehículo y todos ellos tuvieron más dificultad en completar el trazado marcha atrás que hacia adelante.

Un penique lanzado desde el Empire State Building puede matar a alguien

Si Newton levantara la cabeza, quizá debería explicar aún mejor su teoría de la gravedad.

La gente tiende a creer que si lanzas un penique desde lo alto del Empire State, la fuerza de la gravedad hará que acelere tanto su caída que alcanzará velocidades vertiginosas cuando caiga al suelo, lo que podría provocar la muerte de una persona.

Myths 1

Según los responsables del equipo, esto ocurriría si la ciudad de Nueva York fuese evacuada y todo el aire fuera eliminado, de manera que el penique cayese al vacío. Pero la realidad es que las colisiones con las moléculas de aire disminuyen la caída de las monedas y entra en juego lo que se conoce como "fuerza de arrastre": la resistencia del aire se opone al movimiento descendente del penique, contrarrestando la fuerza de la gravedad.

Los alimentos que han caído en el suelo durante menos de 5 segundos no tienen bacterias

¿Cuántas veces te ha dicho tu madre eso de que si se te ha caído algo al suelo no te lo comas? Bueno, salvo que lo hayas cogido rápidamente y apenas haya estado en contacto con el suelo, ¿no?

Pese a la Ley de Murphy, la tostada no tiene preferencia por caer del lado de la mantequilla

Pues no: da igual si ha estado menos de 5 segundos en contacto con el suelo.

En las pruebas realizadas para verificar este mito se obtuvieron diversos resultados, pero en la prueba definitiva (donde la única variable era el tiempo), el mito se desmontó definitivamente.

No hubo diferencia real en la cantidad de bacterias recogidas durante una exposición de 2 segundos que la recogida cuando el alimento había estados 6 segundos en contacto con el suelo

La Coca-Cola limpia el óxido del hierro

Es uno de esos viejos trucos que mucha gente da por bueno y que, en realidad, no es un uso desconocido de la Coca-Cola, sino otro producto más de la ingeniería popular.

Porque da igual si es una bici, una estantería o un salva balcones: el óxido que se acumula en el hierro no puede quitarse empleando esta bebida azucarada.

Ah, y tampoco puede desintegrar un filete de carne.

Myths 5

Ley de Murphy: la tostada cae siempre por el lado de la mantequilla

Fue una de las pruebas más extensas y que, según el programa, tiene una tasa altamente objetiva: la tostada no mostró ninguna preferencia estadística por aterrizar con el lado con mantequilla hacia abajo o hacia arriba cuando cae.

De hecho, los resultados son un 50-50 cuando se comparan. Eso sí, es cierto que si empujas la tostada para que se caiga por un lado de una mesa, entonces tiene tendencia a darse la vuelta y caer con la mantequilla hacia abajo.

Utilizar el móvil mientras echas gasolina puede provocar una explosión

Un teléfono móvil que funciona adecuadamente no supone casi ningún peligro en su relación con la gasolina, incluso cuando esté rodeado de vapor de gasolina con la mezcla óptima de combustible y aire para la ignición.

Ni la Coca-Cola sirve para limpiar el óxido ni se "come" un filete de carne

El riesgo real proviene de una descarga electrostática entre un conductor cargado y el coche, algo que se suele producir si entras y sales del vehículo continuamente.

Cabe señalar, además, que esta prueba se hizo en dos ocasiones y en dos episodios distintos y la conclusión fue la misma: es un mito que, aunque parezca creíble, no lo es.

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos