Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo buscar la mejor batería en un móvil por menos de 300 euros

Cómo buscar la mejor batería en un móvil por menos de 300 euros
Guardar
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

2016 ha supuesto un punto de inflexión en la telefonía móvil. La gama media se ha enriquecido de los logros de la alta: construcción de componentes, estructura del SoC, especificaciones de cámara, etcétera. De hecho, ya no sirve llamar “gama media” a un terminal si no cuida los acabados, donde hasta los más económicos apuestan por su propia línea premium.

Con este escenario, uno de los elementos diferenciales está en la batería. Una batería marca los tiempos y formas de uso. Entonces, ¿qué camino tomar, el de incluir una batería gigantesca para presumir de músculo, o el de un sistema optimizado al máximo para evitar sobrecalentamientos y excesivo gasto energético?

Para dar respuesta a estas cuestiones, analizamos algunas claves y requisitos de un buen teléfono, dónde está el estándar de la gama baja-media y dónde hay que fijarse a la hora de cambiar de móvil.

De 200 a 300 euros

De 200 A

En esta franja podemos encontrar de todo: desde el clásico teléfono de 5,5 pulgadas que alberga batería de 4.000 mAh, hasta el que apuesta por carga rápida, almacenaje escaso y prefiere potenciar el procesador.

Pero ojo, la cantidad de carga eléctrica que es capaz de almacenar una batería no viene determinada sólo por sus miliamperios. Es obvio que los mejores fabricantes apuestan por la máxima cantidad posible, pero los elementos de construcción y la densidad de los mismos también marcan la diferencia.

Tamaño

Foto Ambiente

En un teléfono de 200-300 euros podemos esperar baterías de 3.000 mAh de capacidad

Sí, el viejo cliché: el tamaño no es tan importante. A cualquier fabricante le enorgullece presumir de cifras. Pero si algo hemos aprendido de la fotografía y la dichosa carrera por los megapíxeles es que la cantidad no es tan importante. A mayor tamaño también se genera más tiempo de carga y mayor calor residual. La media estaría en los 3.000 mAh de capacidad.

Y hay que tener en cuenta otro detalle: cuando un microprocesador trabaja a menor tensión umbral también consume menos. ¿Por qué? Porque este baremo determina la cantidad de tensión necesaria para que un transistor se encienda y comience a recibir energía, así que si es más “sensible”, necesita un menor voltaje.

Rendimiento BQ

Rendimiento

A un móvil de 250 euros podemos pedirle que su batería ofrezca una gran capacidad de síntesis, que su rendimiento alcance holgadamente 24 horas completas de uso.

Un terminal de gama media debería alcanzar holgadamente las 24 horas de uso

Definamos intensivo, dirá el buen lector de Xataka: sin volvernos locos, uso intensivo es acceder a redes y hacer lecturas continuadas todo el día, no estar visualizando contenido a 1080p a todo volumen. Tampoco esperemos carga rápida: en esta franja el tiempo de carga está en torno a las cuatro horas.

Menos de 200 euros

Vamos ahora con los pequeños de la familia, los smartphones de entrada.

Tamaño

Menos De 200 BQ

Aquí nos encontramos con una situación similar: la relación entre el tamaño de la pantalla y la duración de la batería es determinante. Estos móviles son más pequeños no sólo en tamaño: exigen menor potencia —una zona más pequeña a iluminar—, así que lógicamente montarán una batería de menor capacidad. Si nos fijamos en cualquier comparativa de móviles de entrada, la media baja hasta los 2.500 mAh.

De hecho, es fácil encontrar dos líneas claras: los que apuestan por 2.000-2.200 mAh, y los fabricantes que buscan sólo la máxima capacidad posible. Ambos suelen contar con resolución HD y pantallas de cinco pulgadas.

Rendimiento

La capacidad de un smartphone en gama de entrada atiende a muchas variables. Con una carga completa, unas 5,2 pulgadas en FullHD deberían aguantar 16 horas de uso intensivo. Por debajo de las 5 pulgadas podríamos raspar algunas horas extra.

Procesador

Las baterías LiPo (de polímero de litio) son más seguras y resistentes que las Li-Ion

En cualquier caso, la autonomía de un teléfono no sólo la determina el uso. La composición es muy importante.

Por ejemplo, las baterías de Li-Ion aguantan menos cargas completas que las LiPo ya que, en estas segundas, la sal de litio está contenida en un compuesto polimérico, una especie de gel, haciéndolas más resistentes a la oxidación temporal, pasando de 500-700 cargas completas a 1.000 o 1.500. Además, son mucho más seguras frente a derrames accidentales.

La construcción de SoC

Procesador BQ

Ya lo hemos dicho en otras ocasiones: el SoC (o System on Chip) es como un gran reloj lleno de pequeñas piezas menores, un motor donde todos los elementos cuentan. Los fabricantes de semiconductores optimizan el consumo de sus piezas siempre prensando en el menor gasto de la batería.

No se trata buscar la mejor batería sobre el papel, sino la más eficiente

No se trata buscar la mejor batería sobre el papel, sino la más eficiente. Un teléfono como el Aquaris X5 Plus de BQ nace, desde su misma concepción, teniendo esto en cuenta.

Sólo hay que fijarse en su procesador, un Qualcomm Snapdragon 652 Octacore de hasta 1,8 GHz, que fundamenta su ahorro en la tecnología big.LITTLE: cuando las tareas no exigen mucho del procesador, éste pone en reposo la mitad de sus núcleos. Y esto se complementa con una GPU Adreno 510 de hasta 550 MHz, lo que se traduce en un rendimiento controlado y sin sacrificar la potencia en ningún momento.

Hora de buscar la mejor batería

Ya están los requisitos sobre la mesa, ya sabemos qué esperar. Pero ninguno de estos datos son algo grabado en piedra y las medias en capacidad de almacenamiento y tamaño mejoran cada año. Aunque hay modelos que apuestan por ir un poco más allá, por destacar sobre la media.

Original

Como decíamos, en el rango de los 200 a los 300 euros hay modelos de todo tipo: la virtud está en el equilibrio. El terminal español Aquaris X5 Plus de BQ destaca con su batería LiPo de 3.200 mAh, superando holgadamente la media, además de estar construido bajo un récord de 7,7 milímetros de grosor y 145 gramos de peso.

El Aquaris X5 Plus destaca por su batería LiPo de 3.200 mAh, superando holgadamente la media

Si bajamos un escalón a los modelos por debajo de 200 euros, cabe destacar el Aquaris U Plus de BQ. En este particular sorprende más aún, ya que forma parte de la gama de entrada pero cuenta con una batería LiPo de 3.080 mAh, lo que nos asegura un día completo de uso sin la menor preocupación.

Gracias a sus componentes de bajo consumo, el U Plus es capaz de rendir por encima de su media y destacar tanto en construcción como en diseño.

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos