Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Estos son los requisitos necesarios para jugar a 4K y 60 fps

Estos son los requisitos necesarios para jugar a 4K y 60 fps
4 Comentarios
Publicidad

El mundo de la tecnología y la industria del videojuego están en continua evolución. Una de las mejoras que siempre se busca está enfocada al nivel gráfico. La deseada resolución 4K incluye distintos formatos y puede encontrarse en la mayoría de los monitores actuales.

Esta resolución superior supone una experiencia única e incomparable para los gamers más exigentes. Pero, ¿de verdad es tan diferente jugar a 1080p de jugar a 4K?

1080p vs 4K

Cuando nos encontramos con un monitor FullHD, de 1920x1080p, estamos ante una resolución que se ve obligada a “aglutinar” millones de píxeles que, en un espacio mayor, nos permitirían conocer más detalles sobre una misma imagen.

Para entenderlo de una forma sencilla, los monitores 4K UHD aumentan el número de píxeles en cuatro, bien reescalando o ejecutando de forma nativa, hasta una resolución 3840x2160p.

¿Y eso qué significa? Que la imagen se verá mucho más detallada en el mismo tamaño, pues su densidad de píxeles será mayor. A mayor resolución, mayor es la la información que se muestra. Nos es mucho más fácil apreciar cada mínimo matiz de la imagen, la distancia y definición de los colores. No se trata solo de resolución, sino que también supone una gran diferencia en lo que a la nitidez se refiere. El color, el contraste y hasta el propio brillo son elementos que se diferencian claramente cuando comparamos 1080p y 4K.

Una resolución 4K nos permite, en suma, disfrutar del visionado desde cerca. De hecho, muchos profesionales recomiendan situarse más cerca de una pantalla 4K que de una Full HD para poder percatarse de todo lo que una imagen a esta resolución ofrece.

Los cinéfilos lo saben de sobra. Porque esto no solo se aprecia en los juegos, también puede disfrutarse en películas. De hecho, una imagen grabada a 4K que luego se reduce a 2K se verá "dos veces mejor" que una imagen grabada directamente en 2K.

Resolucion

Pero volvamos a los videojuegos. Son muchos los jugadores que aseguran que un juego a 4K es algo completamente nuevo. ¿Será eso cierto?

La importancia de jugar a 4K

Desde 2015 hasta ahora, la industria de los videojuegos se ha ido adaptando a la resolución 4K, cada vez más convencida. En consola, los jugadores ya buscan la versión que mejor se adapte a 4K y exigen esta resolución a los juegos más avanzados. No obstante, donde más se puede notar la diferencia entre 1080 y 4K es, sin lugar a dudas, en PC, donde esquivamos el llamado falso 4K mucho más fácilmente.

¿Se nota cuando jugamos? Por supuesto que sí. No hablamos únicamente de un mayor nivel detalle, sino de una gran diferencia en tasa de refresco. Jugar a 4K con 60 fps, además de posible, es jugar como todo un profesional. Cuatro frames de diferencia pueden salvarnos de una derrota, con una reacción mayor.

Esto afecta a cualquier juego del género shooter, como Fortnite Battle Royale, PlayerUnknown's Battlegrounds, FarCry 5 o Battlefield. También vemos una clara diferencia en los MOBA como Dota 2, Smite o League of Legends, sin olvidarnos de juegos de mundo abierto más enfocados a un solo jugador, como The Witcher 3 o The Elder Scrolls V: Skyrim, títulos de lucha o de conducción como Project Cars. Grand Theft Auto V también es toda una nueva experiencia a 4K.

Diferencia 4K vs 1080

No es sino gracias a las tarjetas gráficas de los ordenadores que cada vez contamos con una optimización mayor. Y aquí es donde Nvidia tiene bien cogida la delantera. Gracias a un buen PC, podemos marcar la diferencia. Aunque los requisitos sean altos todavía, en este camino hacia la estandarización del 4K, no es tan difícil hacernos con el ordenador adecuado.

¿Qué ordenador necesito?

Ni todos los juegos pueden disfrutarse en 4K ni todos los ordenadores están preparados para poder jugar a 4K y 60 fps. ¿Quieres saber cómo debe ser un ordenador para estar a la altura? Necesitaremos una buena “máquina”. Hará falta mayor potencia, una poderosa tarjeta de vídeo y, sobre todo, un monitor compatible. Estos son los requisitos mínimos que necesitarás:

Msi Product Photo Loot Box 6480 4320 002
  • CPU: i7 3820 a 3.6GHz de velocidad
  • GPU: NVIDIA GTX 1060 o AMD RX 480
  • RAM: 8/12GB

Además de la tarjeta gráfica y la resolución, a la hora de comprar un monitor necesitamos comprobar su tasa de refresco. En los videojuegos necesitamos darle importancia también al brillo, pues el contraste y los colores tienen que estar muy conseguidos.

Los equipos actuales están adaptándose a los 4K a la perfección. Cada vez está más a nuestro alcance tener este potencial en nuestras manos, y encima no es tan caro como muchos piensan. Lo mejor es que no necesitas un ordenador de sobremesa para poder disfrutar de la máxima resolución.

Hay ordenadores portátiles dentro de los llamados gaming que pueden alcanzar sin ningún problema los 4K y los 60 fps sin calentarse. Aquí es dónde entra una bestia como el GE63 Raider RGB 8RF de MSI.

Msi Wallpaper Scenario Photo 6647 4431 002 1

Este portátil dispone de una pantalla de 120 Hz y cuenta con un tiempo de respuesta de 3ms, lo que lo convierte, además, en el ordenador perfecto para los shooters.

Este modelo está dotado con un procesador Intel Core i7, 16GB de RAM, 1TB de almacenamiento y 256GB SSD, y todo bajo la protección de una potente gráfica NVIDIA GeForce GTX 1070 8GB GDDR5. Parece sencillo, pero gracias a este empujón, MSI se ha convertido en la primera marca del mundo en contar con la última generación de gráficas GeForce GPU.

Con Matrix Display y conectando el portátil a una televisión de alta definición, es más sencillo lograr mayor resolución. Por otra parte, puede colocarse a tres pantallas, consiguiendo un ambiente perfecto para jugar, así como una experiencia multimedia única y muy satisfactoria.

El GE63 Raider RGB 8RF de MSI está preparado para todo. Y la Realidad Virtual también tiene cabida en este portátil. Con el GE63 Raider RGB 8RF podemos sentir esa especie de furia técnica de los videojuegos en su máximo esplendor. Esto se consigue con un diseño sobrio, con rigor, un teclado cómodo, preparado para largas sesiones, audio de calidad y una gráfica de alta gama. Todo eso dentro de un portátil ligero que no llega a pesar 2'4 kilos.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio