Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Tecnología de TV para los que no ven la tele. Qué pueden aportar los televisores QLED a los gamers

Tecnología de TV para los que no ven la tele. Qué pueden aportar los televisores QLED a los gamers
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Los primeros gamers, acompañados de sus mandos alámbricos y colocados frente a una pantalla de tubo catódico, ocuparon el salón con el Pong en la década de 1970. Mucho han cambiado desde entonces tanto las videoconsolas como las televisiones, ahora de unos pocos centímetros de ancho. Hoy, las Smart TV están revolucionando el mercado de los videojuegos ofreciendo muchas más posibilidades de ocio.

Toda tu biblioteca de Steam, en el televisor

Aunque en este segmento se ha ido saltando del ordenador a la televisión y viceversa durante las últimas décadas, ahora los gamers tienen muchos puntos a favor de esta última. Para empezar, los televisores inteligentes han introducido en nuestros menús apps especializadas. Steam es una de las alternativas de juego en streaming que **nos brinda en exclusiva la plataforma Smart TV de Samsung**. Gracias a esta aplicación, se abre la posibilidad de jugar a toda la librería de títulos Steam sin necesidad de utilizar un adaptador adicional, directamente desde el aparato de TV.

En este vídeo de Xataka TV, se ponen frente a frente la veterana consola Atari 2600 con la app Steam para las Smart TV de Samsung.

Pero, al margen de las apps, el aumento de los nits, la tecnología a prueba de reflejos, el incremento en la calidad de imagen, la drástica reducción de la latencia o la tecnología de autodetección de dispositivos son otros avances que han impactado en el mundo gaming. Aunque no siempre fue así. Hacemos un repaso, empezando por los problemas de contraste de las televisiones tradicionales.

La falta de nits en tonos oscuros disminuye la jugabilidad

Siempre ha sido complicado encontrar el punto perfecto entre la configuración del contraste y brillo que nos devuelve la televisión. Y, a falta de un ajuste idóneo para cada contenido (cine, televisión, juegos…), muchos usuarios optan por dejar los valores de fábrica.

A más nits, mayor resolución en colores y zonas oscuras de la pantalla

El motivo no es que los usuarios no sepamos configurar estos parámetros o que no tengamos claro qué tipo de imagen queremos ver, sino la falta de capacidad de las pantallas para mostrar las imágenes de un modo similar a como las capta el ojo humano. Esto es, con niveles de brillo similares tanto en colores próximos al blanco como al negro.

Hasta hace no mucho, la tecnología de los televisores ha tenido un gran problema con la luz. Resultaba imposible iluminar algunos colores oscuros (alejados del blanco) y estos perdían mucha fuerza y nitidez en las pantallas.

Los usuarios bajaban el contraste de la pantalla para minimizar las zonas oscuras y aumentaban el brillo tratando de ver mejor esas zonas de sombra… El resultado no tenía mucho éxito y se obtenía una imagen de muy mala calidad. Aunque parece lógico pensar que los colores más oscuros han de contener un brillo más bajo, o emitir menos candelas por metro cuadrado (nits), esto no es del todo cierto cuando hablamos de televisores.

Hdr Qled

Los televisores actuales definen mejor la imagen gracias a un ajuste más preciso de brillo y contraste

Imaginémonos en la calle, frente a un edificio con una puerta para coches abierta en su frontal, como mirar desde fuera del garaje en la imagen de arriba. El sol ilumina la fachada del edificio, por lo que refleja mucho más brillo, y es esto mismo lo que nos impide ver en el interior del garaje. La cantidad de luz relativa entre ambos puntos es grande.

Sin embargo, cuando focalizamos la visión en esta puerta abierta a la oscuridad, nuestros ojos se adaptan en fracciones de segundo a ese bajo brillo mostrándonos los vehículos aparcados. Da igual que a unos metros la pared devuelva diez veces más luz que el garaje porque es ahí a dónde estamos mirando.

Este ajuste del ojo no puede darse en los televisores, lo que significa que la pantalla ha de mostrar por defecto las zonas de colores oscuros con más nits para corregirlo. Tradicionalmente, esto ha sido imposible por tecnología, por lo que los gamers hacían piruetas frente a la tele para encontrar aproximaciones extrañas desde las que mirar la pantalla, como si cambiar el ángulo con respecto a ella fuese a permitirles ver si se acercaba un zombi en la oscuridad de estos puntos "muertos" o sin brillo. Hasta ahora.

Ultra Black, la tecnología que mejora la experiencia de juego

Ultra-Black, la tecnología que mejora la experiencia de juego

Ahondando en la experiencia de juego y los reflejos, este tipo de problemas está desapareciendo gracias al aumento de nits de las pantallas, como ocurre en los televisores QLED TV, que disponen de picos de luminosidad de hasta 1.500-2.000 nits. Es decir, 1.500-2.000 candelas por metro cuadrado, incluyendo colores negros, así como rojos, marrones, verdes y azules oscuros, entre otros.

Tecnologías como Ultra Black evitan reflejos molestos en pantalla

Podemos disfrutar de colores oscuros mucho más nítidos mediante un aumento de brillo local en torno a los colores más negros y saber qué está pasando dentro del videojuego. Esto es especialmente útil en juegos "nocturnos". Por ejemplo, sucederá con los zombies que podemos encontrar en sagas como Resident Evil o en el gran abanico de videojuegos que se sirven de una temática predominantemente oscura, en los que la experiencia de juego gana mucho con pantallas de mayor nitidez.

También se sitúan en este grupo aquellos títulos que avanzan entre paisajes que pasan de una gran iluminación a escenas muy oscuras. Entre ellos, los de carreras de coches en circuitos con túneles, como el de Mónaco.

Hdr Perro

En todo caso, no solo los videojuegos oscuros se benefician de la tecnología Ultra Black de Samsung. Incluso aquellos que muestran ambientes luminosos se ven muy afectados por los patrones de luz exterior, y a veces nos vemos forzados a bajar las persianas o echar las cortinas a fin de eliminar reflejos molestos.

La tecnología Ultra Black absorbe gran parte de la luz exterior, minimizando la reflexión y, por lo tanto, los reflejos sobre la pantalla. Se acabó andar moviéndose de un lado a otro para evitar el reflejo de una ventana abierta gracias a las QLED TV.

Adiós al efecto burn-in tras muchas horas de juego

La adaptación de las TV al mundo del videojuego con respecto a la calidad de imagen también se está constatando. A medida que las videoconsolas han ido avanzando en dirección a la emisión HD, las televisiones se han sabido adaptar a la calidad de imagen para dar respuesta la salida de señal 4K HDR. Los televisores Samsung QLED cuentan, además, con tecnología de autodetección de dispositivos como PlayStation 3 y 4, así como Xbox 360 y One.

Y una vez metidos en faena, la mayoría de gamers ha lidiado con una pantalla de baja calidad en la que ha aparecido el efecto burn-in, también conocido como la image retention o la "quema" de sus píxeles. Esto significa que el televisor, después de varias horas de exposición a píxeles del mismo color situados en la misma posición, como son los paneles de visualización de estadísticas, muestra píxeles expuestos como si fuesen una marca de agua.

Marcado Pantallaok

Este tipo de marcas no solo son muy incómodas, sino que además reducen mucho la calidad de imagen, la experiencia al ver otro tipo de contenido (cine, series, noticias, otros juegos…) y empeoran con el tiempo. En el caso de la tecnología QLED de Samsung, los Quantum Dots no se degradan, ya que emplean material inorgánico, y es un problema al que los gamers nunca tendrán que hacer frente.

Aplicaciones streaming para jugar en la nube

A medida que la conectividad mejora en nuestros hogares y aumenta la velocidad de subida y bajada de datos, es factible jugar en streaming a nuestros videojuegos favoritos desde nuestra televisión y sin hacer uso de consolas conectadas. Jugaremos en la nube con solo una aplicación instalada y un mando.

Ya hemos mencionado al inicio de este artículo la plataforma Steam y otro de los ejemplos conocidos en este mundillo es el servicio GameFly, compatible con los televisores Samsung QLED. GameFly opera en un servidor remoto, por lo que no necesitaremos invertir en una videoconsola.

Podemos jugar en la nube (streaming) o de forma local en nuestra Smart TV

En esta misma línea de juego en streaming en nuestro televisor, se encuentra Machinima. Al estilo de Netflix, podremos darnos de alta en la plataforma, instalar su aplicación en nuestra TV y acceder a los videojuegos que ofrece.

Dentro de las opciones Smart TV de las televisiones Samsung, también encontramos un espacio nativo al que poder descargar hasta 4G de videojuegos que no requieran de una alta conexión a Internet. Es el denominado Games, donde encontraremos todo tipo de títulos y en el que incluso podremos usar nuestro teléfono Samsung como mando:

Smart TV

Este tipo de plataformas están orientadas tanto al gamer de toda la vida como al jugador ocasional, y disponen de videojuegos de todo tipo de contenido: arcades, shooters, carreras, terror, construcción, infantil... En alguno de estos servicios, como GameFly, se organizan por paquetes temáticos.

Finalmente, una tercera alternativa es conectar directamente la consola al televisor. Los TV Samsung QLED reconocen automáticamente los dispositivos nada más conectarlos y se pueden manejar desde el mando a distancia.

Imágenes | Olichel, Justin Cobb

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos