Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Las matemáticas seguirán siendo la base del futuro, ¿estamos preparados?

Las matemáticas seguirán siendo la base del futuro, ¿estamos preparados?
6 Comentarios
Publicidad

Si nos hubiesen preguntado de pequeños sobre cuál era la asignatura más difícil, muchos habríamos mencionado las matemáticas. Según los informes PISA, mates es la asignatura con peor rendimiento académico en España.

Matemáticas es una asignatura curiosa. Por un lado, es la base del presente y el futuro y se usará en todo tipo de titulaciones de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Por otro, es la menos querida y la que más dificultades plantea. Es por eso que marcas apoyadas por la Comisión Europea como Smartick, cuyo método para el aprendizaje de las matemáticas ya se está implementando, tratan de buscar una alternativa a la educación tradicional.

¿Por qué las matemáticas no nos entran en la cabeza?

Podríamos poner excusas fáciles, como que las mates son difíciles per sé, o que “el profesor me tiene manía”. Sin embargo, hay muchos factores diferentes que hacen que esta asignatura en concreto se nos trabe a casi todos. Algunos de ellos son:

Los programas de educación tienen carencias importantes

Dedicarle poco tiempo a las matemáticas. Como no nos gustan, le dedicamos poco tiempo al día, lo que hace que nuestro rendimiento baje y nos gusten menos. Al igual que entrenamos a diario para mantener un cuerpo saludable, necesitamos entrenar el cerebro unos minutos al día.

Imponer a todos los alumnos que avancen al mismo ritmo. Este factor lleva presente desde que la educación se estandarizó en el siglo XVIII y la Revolución Industrial. Se etiqueta a los alumnos por edad, de modo que se aburre el que más capacidad tiene y se pierde el que necesita más ayuda.

Nina Estudiando Clase

La memoria predomina frente al razonamiento. El sistema educativo en general premia la retención de datos y el conocimiento procedimental frente a la lógica y la comprensión del problema. Los alumnos acaban memorizando “recetas” sin conocer su significado.

Pese a un profesorado excelente, las 'mates' no calan

Explicaciones aburridas. Que una materia sea importante no requiere que las clases nos duerman. Todo lo contrario, hacer lúdico el aprendizaje se ha demostrado una herramienta altamente eficaz.

No adaptarse a la tecnología. Las matemáticas, aunque aplicables a la realidad, manejan conceptos abstractos y, por tanto, difíciles de ver. Por ejemplo, los números negativos si contamos manzanas. “¿Cómo voy a tener -3 manzanas?”, nos preguntábamos muchos de pequeños. Algunos tampoco éramos capaces de visualizar las fracciones, los números irracionales, los números imaginarios, etc.

Pero ahora contamos con nuevas herramientas virtuales intuitivas, personalizadas y que ayudan al aprendizaje del alumno, como el proyecto SmartickBrain del que hablaremos más adelante.

¿Por qué necesitamos las matemáticas en nuestra vida?

Las matemáticas son una de las asignaturas más importantes para el futuro de nuestros hijos

Por un lado, tenemos un sistema educativo incapaz, en general, de evitar el fracaso escolar, hacer de las matemáticas algo atractivo, elevar el conocimiento medio de nuestros alumnos y conseguir que haya una proporción relevante de alumnos excelentes. Y por otro una necesidad palpable de matemáticos formados para el futuro. De hecho, la demanda de perfiles técnicos es más alta que la oferta.

Hay varios estudios que hablan sobre cómo está creciendo la importancia de estudiar mates. El Mapa del emprendimiento 2017 de South Summit mencionaba que los perfiles más demandados son los de Software, IT, I+D, Operaciones y Logística, que abarcan el 50% de la demanda.

Ninos Ciencia

La Industria 4.0 está empezando a despegar y en España estamos faltos de expertos en programación, robótica, inteligencia artificial y big data. Todos son trabajos que requieren habilidades dependientes de las matemáticas.

Otro informe, esta vez del Instituto de Estudios Económicos, señalaba en enero de 2018 que el 39,8% de las ofertas de empleo en España se asienta sobre “sectores manufactureros de alta y media tecnología”. De nuevo, dependientes de esa asignatura.

Industria, I+D e innovación miran con buenos ojos las 'mates'

Por cerrar con un tercer dato, el estudio “Las empresas más innovadoras de 2018: los innovadores se entregan a lo digital” de la consultora BCG colocaba el diseño digital, el análisis de big data o la rápida adopción de nuevas tecnologías como habilidades clave en las empresas.

Las matemáticas son la base de todos estos trabajos cuya demanda sigue creciendo. Y es evidente que como padres buscamos que nuestros hijos reciban una educación que les brinde oportunidades futuras. ¿Cómo podemos echarles un cable?

Las plataformas online, gamificadas y accesibles

Por suerte, hay multitud de desarrolladores, docentes y colegios probando constantemente cómo usar la tecnología para ayudar a los más pequeños a aprender. No solo matemáticas, sino un gran número de asignaturas que se nos traban. Singapur, uno de los países que más rápido ha abrazado el futuro lo ha hecho apoyándose en la educación y tecnología.

Los países que han abrazado una educación tecnológica avanzan más rápido

En 1965 Singapur, un país con cuatro lenguas oficiales y decenas de credos, se independizó de Malasia y empezó a trabajar en la educación. Hoy es un país rico a la vanguardia tecnológica, y usan métodos de enseñanza como el de Yeap Ban Har, que puntúa muy alto en los informes PISA. Este método deja de lado la memorización y busca enseñar a pensar, potenciando la lógica y el razonamiento.

Pero estas técnicas no son exclusivas de otros países. En 2009 surgió en Málaga una marca que buscaba ayudar a los alumnos en matemáticas. En Smartick se habían dado cuenta de lo que costaba esta asignatura a los alumnos, a veces de manera literal al tener que pasar por academias y profesores particulares y ser una de las principales causas de fracaso escolar.

Con esto en mente levantaron una plataforma web –que ahora cuenta con su propia inteligencia artificial– capaz de ayudar al niño y guiarle en su aprendizaje. A su ritmo, entrenando el cerebro poco a poco todos los días, haciendo divertidas las matemáticas, y usando la tecnología para potenciar el razonamiento y el espíritu crítico. ¿Recuerdas los factores que vimos más arriba que hacían "difíciles" las mates?

Los resultados de Smartick como plataforma de aprendizaje se han demostrado muy eficaces. El 94% de los alumnos mejora su capacidad de cálculo comprendiendo los problemas, y el 83% mejora su nota en matemáticas. Por este tipo de resultados, la herramienta web marca España recibió el sello de excelencia de la Comisión Europea.

La Comisión Europea, apoyando la educación disruptiva

También debido a los resultados, investigadores de la Universidad de Granada, junto con Smartick, presentaron el proyecto SmartickBrain a la Comisión Europea, que invirtió 1,3 millones en esta propuesta educativa dentro del proyecto Horizonte 2020. Este es uno de los muchos ejemplos de como las inversiones de la UE impulsan mejoras que influyen en nuestra vida cotidiana, generando beneficios concretos, como ocurre en este caso en el ámbito de la educación.

SmartickBrain va más allá de Smartick y busca mejorar el aprendizaje de las matemáticas reforzándolo mediante el entrenamiento cognitivo a través de juegos.

La IA nos ayuda a apoyar al alumno en las asignaturas más difíciles

Cuando un niño usa este sistema de aprendizaje, el programa mide la competencia matemática en base los resultados del alumno. Con ello es capaz de recomendar ejercicios, actividades extra o incluso juegos online que ayuden a potenciar aquellas áreas en las que cojea.

Retrocedamos a la infancia del lector y pensemos lo que hubiese sido el ser premiados con un videojuego cuando un problema se nos atasca. Si el proyecto es aún más interesante es debido a cómo democratiza el acceso a la educación incluso desde el hospital, como nos muestra la esperanzadora historia de Yago. Niños que no puedan asistir a clase podrán hacer uso de estas herramientas.

Plataformas online, necesarias para suplir las carencias educativas

Todos los niños deberían tener las mismas oportunidades educativas

Aunque vayan al mismo colegio, no todos los alumnos de una misma clase tendrán las mismas oportunidades para estudiar. Así lo recogía un informe de 2016 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) titulado “Estudiantes de bajo rendimiento: ¿por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito?”.

En el informe se podía leer que el 40% de los estudiantes de familias desfavorecidas en España registraba un bajo rendimiento en matemáticas, frente al 8% de los alumnos favorecidos que alcanzaron la llamada “competencia básica”.

Es decir, la situación familiar socioeconómica pesa mucho en la competencia estudiantil, cuando todos los niños deberían tener las mismas oportunidades. La Comisión Europea, interesada en que la educación llegue a todos por igual, subvencionó el 70% del capital necesario para lanzar SmartickBrain, que ahora se prueba en varios colegios y los usan miles de niños como apoyo al estudio.

Imágenes | Andrea Sonda, Pan Xiaozhen, MountainHome

Publicidad

También te puede gustar

Inicio