Sigue a Xataka

HDD

Aunque el futuro de los discos duros probablemente esté encaminado hacia los discos duros sólidos, parece que los discos “tradicionales” todavía tienen mucho que decir en el mundo de almacenamiento.

Al menos en lo que se refiere a capacidad, ya que, aunque parecía que habían llegado a un límite máximo de densidad de almacenamiento por disco (algunos cientos de gigabytes por pulgada cuadrada), parece que esto puede cambiar.

Y es que, según se ha publicado en un artículo de la revista Nature Photonics, algunos investigadores describen una forma de combinar dos métodos de escritura del disco duro para conseguir así almacenar datos en densidades de hasta un terabit por pulgada cuadrada, adelantando además que el sistema podría ser estable incluso con hasta diez terabits por pulgada cuadrada.

discos duros

Intentar comprender la tecnología no es tarea fácil, ya que se trata de una combinación de dos tipos de sistemas de escritura de datos bastante complicados para cualquier profano en la materia.

Por un lado un tipo de grabación magnética asistida térmicamente (TAR), que se basa en calentar una determinada área de superficie para escribirla, y que se enfría posteriormente una vez escritos los datos. Por otro una especie de grabación mediante patrones de bits (BPR), un método que escribe en una superficie de “islas magnéticas” litografiadas.

En definitiva, dos métodos que, aunque independientemente no terminan de funcionar del todo bien, pero que cuando se combinan parece que hacen la pareja perfecta, ya que uno soluciona los problemas del otro y viceversa consiguiendo densidades de grabación mucho más altas que las actuales.

Pues eso, que en nada los terabytes se nos quedan cortos…

Vía | ars technica

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios