Sigue a

MacBook EMF

Nuestros portátiles —como muchos otros dispositivos— generan un campo electrómagnético generado por componentes como el disco duro, la unidad de DVD o sus pequeños motores. Normalmente este campo magnético es invisible al ojo humano, pero unos investigadores han revelado su aspecto.

Se trata de dos diseñadores del Copenhagen Institute of Interaction Design, que han creado creado representaciones visuales de los campos magnéticos que son creados por parte de nuestros dispositivos electrónicos, y que tienen un aspecto singular.

MacBook EMF

Para capturar esas imágenes los dos investigadores trabajaron en una sala oscura y totalmente silenciosa para experimentar con distintos tipos de visualizaciones. De hecho, acabaron creando una aplicación para Android llamada programada con el singular lenguaje Processing que les permitía dibujar y representar los campos electromagnéticos.

El smartphone utilizado para capturar los campos con esa aplicación recorría la superficie de los dispositivos electrónicos para ir capturando la intensidad de los campos gracias a sus sensores magnéticos. Luke Sturgeon, uno de los responsables del estudio, comentaba sus conclusiones:

Nos sorprendió la diferencia en la fuerza del campo entre objetos y lo fuerte que este campo electromagnético es en discos duros, portátiles y móviles, todos los cuales forman parte de nuestra vida diaria.

Aunque las imágenes son impactantes, la información que se deriva de las mismas no muestra datos claros sobre la potencia real de cada campo magnético, aunque sí indicaron que el disco duro de los portátiles de la prueba eran tan potentes que hacían fallar el sensor del smartphone.

Vía | Wired

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

36 comentarios