Sigue a Xataka

Disney secretos

En Disney Research no paran de divertirnos con sus ideas, especialmente en lo que respecta a interfaces táctiles. Ahí tenemos reciente Touché o cómo convertir una planta en algo con lo que interaccionar. Ahora le toca al sonido.

Ishin-Den-Shin es la propuesta de Disney para usar un micrófono como emisir y nuestro dedo como canal de comunicación privado. Directo al oído del destinatario. El sistema recurre a un micrófono conectado a una tarjeta de sonido y un ordenador, el cual, tras recibir el sonido registrado, lo amplifica y hace que la señal sea inaudible excepto para quien porta el micrófono y a quien esta persona toque cerca del oído.

La señal inaudible queda “almacenada” en forma de campo electrostático en la piel del usuario. Al tocar a otra persona cerca de su oído, ese campo genera una vibración que se convierte en sonido directo al oyente, como si la onda sonora hubiera llegado por medio del aire.

El sistema, con el que Disney ha tenido que ajustar correctamente el voltaje de funcionamiento para que no resulte peligroso, nace de otro desarrollo de la compañía basado también en campos electrostáticos en superficies táctiles a las que se pretende dar textura.

Vía | Ars Technica.
Más información | Disney.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios