Sigue a Xataka

El sector del video y la musica online sigue dependiendo de unos pocos

Intentar hacer predicciones sobre lo que ocurrirá con la música y el vídeo online en este año que acabamos de empezar no es una tarea sencilla. No porque sea complicado intentar adivinar los pasos de la industria, si no porque hablamos de dos sectores donde los estudios cinematográficos y las grandes discográficas siguen teniendo, en la mayoría de los casos, la sartén cogida por el mano. Y bien cogida.

El streaming de música, hacia el dominio de la música online en España

Como explicamos en Genbeta en octubre del año pasado, la música digital sigue comiéndole terreno a la física a un ritmo muy importante. En 2010 las ventas digitales de música supusieron un 23% del total en España, y un 31% en 2011. Aún sin cononcer las cifras definitivas del año que acaba de terminar, sería extraño que el porcentaje no se haya incrementado todavía más.

Servicios de streaming como Spotify, Rdio y demás, que muchos consideran como el futuro de la música online/móvil, generaron €9 millones en 2010 y €16 millones en 2011. Cifras importantes pero pequeñas si se comparan con el total facturado por la industria musical en nuestro país (€148 millones de euros)

El streaming de música ofrece una serie de ventajas a la gran mayoría de usuarios que las descargas digitales no son capaces de igualar. Por ello, en el 2013 esperamos ver una mayor adopción por parte de los españoles de este tipo de servicios de pago, sobre todo teniendo en cuenta la penetración cada vez mayor de los smartphones en la sociedad.

El vídeo online: muy dependiente de las decisiones de las discográficas

En lo que se refiere al vídeo online (cine y series) nos encontramos con un panorama similar, aunque con unos años de desventaja con respecto al consumo de música online. El 2012 fue un año muy importante para el sector en España, marcado por noticias positivas como la venta de Wuaki.tv a la japonesa Rakuten y otras negativas, como el cierre de Youzee después de una estrategia muy agresiva en sus pocos meses de vida.

Estos movimientos, junto a la presencia de otros actores autóctonos como Filmin o Filmotech, convierten al sector del vídeo online en una gran oportunidad para la empresa que consiga dominar el mercado e implantar sus servicios en los hogares de muchos españoles. Aunque Wuaki parece que lleva ventaja en este sentido, muchos consideran que una eventual entrada de Netflix (poco probable) o Amazon en nuestro país podrían acelerar las cosas aportando un elemento clave que tiende a favorecer a los consumidores e usuarios, competencia.

Otro aspecto clave y que probablemente marcará el sector en los próximos años es la implantación de este tipo de servicios en Smart TVs. La esperada explosión de televisores con conexión integrada a Internet y las diferentes alianzas que los proveedores alcancen con los fabricantes pueden resultar claves en el desarrollo de la industria online del cine y las series.

A pesar de todos estos aspectos positivos que podemos vislumbrar en el futuro del vídeo y la música online, existen otros factores que dificultan la innovación en ambos campos y que, para desgracia de los usuarios, es muy probable que no se modifiquen en el 2013.

Vídeo y música online, sólo para gigantes con músculo financiero

Negocio de la musiva y video online

Me refiero a temas de derechos y licencias. Las grandes discográficas (que controlan un 18% de las acciones de Spotify, por ejemplo) y los estudios cinematográficos siguen teniendo la sartén cogida por el mango, por lo que servicios como Spotify, Wuaki e incluso gigantes como Netflix o Amazon dependen exclusivamente de los estudios para llegar a millonarios acuerdos de distribución. En un mercado libre, en el cual los bienes no tuviesen un valor tan elevado, podría producirse innovación por parte de startups y pequeñas empresas. Por desgracia, el mundo de la música y el vídeo online es muy exclusivo en estos momentos.

En los últimos meses y años hemos visto pequeñas empresas que intentan mejorar otros aspectos de la industria musical. Ya sea facilitando la interacción entre los artistas y sus fans o permitiendo la venta directa de música a través de servicios no mayoritarios, como Bandcamp. Muy a nuestro pesar, la innovación en el sector del cine y las series de televisión es mucho más costosa. Al fin y al cabo, grabar o producir un álbum es infinitamente más barato que producir una película o una serie de televisión.

El 2013 puede ser un año importante para el vídeo en España con la entrada de gigantes como Amazon o Netflix. En el ámbito de la música online creo complicada la aparición de más participantes que muevan el mercado (teniendo en cuenta la reciente entrada de Deezer) y aporten nuevas ideas o un soplo de aire fresco. Son sectores similares en algunos aspectos, aunque mientras que el de la música online podría considerarse más maduro, en el caso del cine y las series todavía existe una gran oportunidad de mercado. Eso sí, para alguien con un potente músculo financiero detrás. No queda otra, son las reglas del juego marcadas por los estudios cinematográficos.

En Genbeta | El caso Youzee, o cómo deberíamos desviar la responsabilidad de la calidad del VOD a las distribuidoras , La industria musical en España en los últimos 5 años. De dónde venimos y hacia dónde vamos y Deezer se expande hasta llegar a los 160 países, pronto con servicio gratuito para competir con Spotify
En Xataka Home | Wuaki TV es adquirido por el gigante del comercio electrónico Rakuten
En Xataka | Wuaki.TV lanza una tarifa plana de cine y da el salto internacional , Netflix hace esperar a España , Amazon ultima Instant Video en España para antes de final de año
Imagen | Lars Plougmann

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios