Sigue a Xataka

SACD

Si Blu-ray y HD-DVD representan la alta definición en el vídeo, los CDs también tienen su evolución a la alta definición, en la forma de DVD-Audio y Super Audio CD, dos formatos, incompatibles entre si, que intentaron competir en el mercado, aunque sin éxito por parte de ninguna de las dos partes.

Empecemos dando un repaso a Super Audio CD, un formato desarrollado por Sony y Philips, las mismas compañías que crearon el CD. Utilizando la misma tecnología que los DVD, permiten incluir mucha más información que los CDs convencionales y, por tanto, ofrecer mucha más calidad.

Lo hacen utilizando un proceso de codificación distinto, conocido como Direct Stream Digital, que permite una frecuencia de muestreo de 2.8224 MHz, frente a los 44.1 kHz de los CDs. Para hacerlos compatibles con estos existen diversos tipos de SACD, aunque el más usado es el híbrido, que incluye una capa compatible con la mayoría de lectores de CD y otra compatible con lectores de SACD. Otro tipos de SACD incluyen solo las partes de SACD, con una o dos capas, y con diferentes capacidades.

DVD Audio

En el caso del DVD Audio, que también ofrece mucha más calidad que el CD, se pueden obtener frecuencias de muestreo de 192 kHz hasta a 24 bits, aunque es más frecuente que, al utilizar múltiples canales, la frecuencia se reduzca a los 96 kHz.

Esta es una de las características más interesantes tanto del DVD Audio como del SACD, la posibilidad de disponer de sonido envolvente real, incluyendo en el disco todos los canales por separado, frente al CD que solo tiene la posibilidad de disponer de sonido en estéreo.

Pero, ¿vale la pena este aumento de la frecuencia de muestreo? ¿Se nota realmente el aumento de la calidad? Pues depende de diversos factores. En primer lugar, necesitaremos disponer de un equipo acorde a la calidad que ofrece el formato, cosa de la que la mayoría de la gente no dispone.

En segundo lugar, muchos de nosotros no tenemos el oído como para distinguir entre ambos, quedando reservado el notar la diferencia a oídos más expertos. Además, la calidad dependerá también de la fuente original del material. Si la grabación original no fue hecha con esta calidad y simplemente se le ha hecho un upsampling la mejora será mínima.

Prueba de todo esto es que ninguno de los dos formatos ha conseguido triunfar en el mercado. En general, la mayoría de nosotros estamos más que contentos con la calidad que ofrecen los CDs convencionales y las opciones multicanal, que pueden ser lo más interesantes de estos formatos, requieren un equipo de altavoces adecuado del que no disponemos.

DVD Audio

La lista de discos en estos formatos no es demasiado extensa, pero en ella se encuentran algunos títulos ya clásicos. En el caso de DVD-Audio tenemos ejemplos como el Black album de Metallica, el Hotel California de los Eagles o muchas obras de música clásica.

Demostrando que la Playstation 3 tiene (o tenía) un espíritu de reproductor multimedia completo, las primeras versiones disponían de compatibilidad con SACD, aunque los modelos lanzados a partir de finales de 2007 han empezado a aliminar eliminar esta funcionalidad para reducir el coste de la consola.

Más información | DVD Audio y SACD.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios