Síguenos

Motorola Huawei

El analista de mercados del New York Times Dennis K. Berman destapa estos días un rumor que Google se ha apresurado a desmentir pero que da mucho que pensar: ¿Está Google pensando en deshacerse de su recien adquirida Motorola?

Desde Asia llegan rumores de que Google podría haber insinuado una oferta millonaria a la mismísima Huawei, pero nadie ha confirmado en modo alguno este extremo ni hay todavía desmentidos oficiales. La posibilidad abre no pocas preguntas. ¿Existe alguna posibilidad de que eso ocurra? ¿Cómo quedaría el mapa de fabricantes tras semejente adquisición? ¿Sobreviviría Motorola como marca?

Remontémonos a agosto de 2011. Google anuncia la compra de la división de móviles de Motorola por 12.500 millones de dólares. La adquisición queda pendiente de la aprobación por parte de la administración de la UE y Estados Unidos que se pronuncian positivamente en febrero de este mismo año.

Recibidas las correspondientes bendiciones, Google pasa a ser propietaria de una compañía con 80 años de historia, 20.500 empleados, 92 plantas de producción y presencia en casi 100 países. De todas estas cifras, se dice que la que más le interesaba a Google era la de 17.000 patentes propiedad de Motorola con las que podía defenderse mejor de los ataques legales de Apple a su sistema operativo Android.

Pero no todas las cifras son estupendas. Motorola arrastraba cinco años de pérdidas cuando Google la compró y la compañía de Sergey Brin y Larry Page no se está portando bien en bolsa, con un 3% de caída en lo que va de año frente a un 15% de crecimiento general del Nasdaq. En otras palabras, Google podría estar empezando a ver a Motorola como un lastre.

Motorola Google

El negocio es el negocio

Con la compra de Motorola, Google se aseguraba de tener las armas suficientes como para combatir a Apple en los tribunales y, de rebote, se hacía con los medios suficientes como para mejorar la integración entre su sistema operativo Android y el hardware para lanzar, de la mano de Motorola, teléfonos mucho mejores.

Pero había un problema…

Ese problema son los otros 55 fabricantes que confían en Android como sistema operativo. El auténtico negocio de Google es la públicidad en búsquedas y, gracias a los teléfonos Android, la consultora Bernstein afirma que las búsquedas han subido nada menos que un 144% en el último año.

Se calcula que, para 2016, el volumen de negocio derivado de Android rendirá cerca de 10.000 millones de dólares, pero ese negocio depende de que el resto de fabricantes sigan instalando Android.

Si Google se aprovecha de Motorola para lanzar un supertéléfono con Android nativo, el resto de fabricantes podrían retirar su apoyo al sistema operativo. ¿Cuantos teléfonos Windows Phone 7 que no sean Nokia habéis visto últimamente después de que Microsoft anunciara su acuerdo exclusivo con la finlandesa? Salvo HTC, el resto de fabricantes parecen remisos a competir con Nokia ahora que sus móviles son bendecidos directamente desde Redmond.

En la otra cara de la moneda, Motorola es un excelente arma con la que combatir una posible insurrección por parte de terceros fabricantes que quieran diseñar sus mutaciones del sistema operativo Android en su propio beneficio. Amazon ya creó su propio Android alternativo para dar vida a su Kindle Fire.

Llegamos a la actualidad, a los rumores sobre una posible compra de Motorola por parte de Huawei. La jugada podría ser un golpe maestro para el gigante asiático en su lenta conquista del mercado occidental. ¿Quiere Google deshacerse de Motorola ahora que ya tiene lo que quería? ¿Estamos a las puertas de una nueva fusión? Sin que haya absolutamente nada confirmado, las posibilidades son fascinantes.

Vía | The Wall Street Journal

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios