Compartir
Publicidad
ASUS Zenfone 3 (ZE552KL), análisis: la apuesta más compensada de ASUS al asalto de la 'súper gama media'
Móviles

ASUS Zenfone 3 (ZE552KL), análisis: la apuesta más compensada de ASUS al asalto de la 'súper gama media'

Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos de nuestro trabajo es sencillo escuchar que somos unos afortunados, sobre todo cuando llegamos a la parte en la que comentamos que analizar nuevos dispositivos es nuestro pan de cada día. Es cierto que en parte somos afortunados, pero también se ha de reconocer que analizar smartphones se ha convertido en una tarea titánica, cada vez más complicada por la enorme competencia y la gran calidad de todos los terminales de nueva factura.

Obviamente, no era esto algo inesperado viendo el avance del mercado, con mejoras continuas en todas las gamas y todos los fabricantes, y ASUS ha sido el último de ellos en ponerse serio con una apuesta decidida para colocarse entre los mejores de una gama que nadie sabe denominar, pero que todos conocemos como 'súper gama media' y donde este ASUS Zenfone 3 que hoy analizamos competirá sin ningún complejo.

Y hablamos de la taiwanesa ASUS, un fabricante que quiere ahora posicionarse bien pero que históricamente ha dejado bastante olvidado nuestro mercado, acordándose más de otros países como Estados Unidos o los mercados emergentes asiáticos.

Hace tiempo ya que no necesitamos comprarnos un smartphone de 800 euros para obtener la mejor experiencia de usuario, y ASUS demuestra su madurez con su nuevo Zenfone 3, un terminal 'casi' de gama alta que querrá convencernos con buenos materiales, autonomía y cámara por encima de la media

Sea como fuere, el ASUS Zenfone 3 es un smartphone de gran calidad, que entra por los ojos y que va a dejar contentos a muchos usuarios de todo tipo, no probablemente a los más avanzados del lugar que buscan otro tipo de terminal, pero sí a aquéllos a quieran buenos materiales, rendimiento cuidado sin necesidad de apostar al mejor y, en definitiva, a los que busquen un conjunto solvente sin que el precio llegue a los 800 euros.

P1030394

Y es que sí, con la gama manejando ya precios en torno a los 800, 900 o incluso 1.000 euros, todos los fabricantes se han ido ya a buscar smartphones que les representen con buena factura en rangos de precios más asequibles, donde se concentran prácticamente todas las ventas de la plataforma Android.

ASUS posiciona así su nuevo Zenfone 3, sin necesidad de montar el SoC más avanzado del mundo cuenta con un hardware solvente y un rendimiento óptimo, quizás empañado por una cantidad de bloatware demasiado elevada que el fabricante nos instala de serie, pero con buenos acabados y en varios tamaños.

En nuestro caso, hemos probado una unidad del modelo de 5.5 pulgadas, ASUS Zenfone 3 (ZE552KL), un smartphone enorme y bien parecido con el que iniciamos el recorrido por toda nuestra batería de pruebas.

Review en vídeo

No podía faltar una vez más nuestro particular análisis en vídeo, y es que sabemos que una imagen vale más que mil palabras. Antes de hablar largo y tendido sobre el nuevo Zenfone 3 de ASUS, aquí lo tenéis en vivo en un vídeo que también podréis disfrutar también desde nuestro canal XatakaTV de YouTube:

¿Podríamos considerar al Zenfone 3 un gama alta?

Pues es una buena pregunta para comenzar un análisis como este, porque lo cierto es que ASUS ha incorporado un elenco de enormes posibilidades a su nuevo Zenfone 3, aunque la delgada línea roja que nos marca hoy donde está un gama alta parece haberse movido.

Es cierto que el Zenfone 3 dispone de un hardware de altos vuelos, pero también es cierto que lo mejor del mercado juega ya otras ligas, con pantallas de alta resolución aptas para la realidad virtual o SoCs mucho más potentes.

Pero no entremos en materia, primero veamos qué nos ofrece Asus con su Zenfone 3 al menos en el papel:

ASUS Zenfone 3 (ZE552KL), especificaciones
Dimensiones físicas 152.6 x 77.4 x 7.7 milímetros
155 gramos
Pantalla 5.5 pulgadas Super IPS+
Resolución 1.920 x 1.080 píxeles, 401 ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 625
Octa-core (8x Cortex-A53 2.0 GHz)
Procesador gráfico Adreno 506
RAM 4 GB
Memoria 64 GB + microSD hasta 256 GB
Versión Android 6.0 Marshmallow
ZenUI 3.0
Conectividad LTE doble SIM activa (micro-SIM + nano-SIM/micro-SD)
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Wi-Fi Direct, hotspot
aGPS + GLONASS
Bluetooth 4.2 LE
Radio FM
USB v2.0, Type-C reversible connector
Cámaras Trasera: 16 MP con apertura f/2.0, estabilizador óptico y autoenfoque híbrido por detección de fase y láser, doble flash LED, auto-HDR y vídeo UHD
Frontal: 8 MP con apertura f/2.0 y vídeo FullHD
Batería 3.000 mAh (no extraíble). Turbo Charging
Acceso a Google Play Sí, de serie
Otros datos Construcción metálica y vidrio
Gorilla Glass 3 2.5D
Audio ASUS SonicMaster
Lector de huellas dactilares
Precio de salida 399 euros, a la venta 29.09.2016 (ASUS España)
El modelo de 5.2 pulgadas costará 369 €

Viendo esto, ¿podemos considerar al ASUS Zenfone 3 un smartphone de gama alta? Pues oye, depende de cómo lo miremos, porque por un lado no le falta de nada mientras por el otro, tiene fallas imperdonables que a un gama alta no le perdonaríamos.

Para empezar incorpora un panel FullHD de 5.5 pulgadas y tecnología Super IPS+, con 401 píxeles por pulgada de densidad, suficiente pero ya visto. Lo anima un chipset Snapdragon 625 de Qualcomm, que aunque tiene potencia suficiente también está lejos de los 820 y 821 que conforman el rango más alto del catálogo de Qualcomm.

Y por por poner otro ejemplo, no dispone de un chip NFC que a muchos fabricantes sigue escapándoseles por la tangente cuando es hoy en día un 'must have'.

Por lo demás, hablamos de un teléfono sobresaliente, sobre todo en el apartado de la memoria con 4 GB de RAM y otros 64 GB de almacenamiento interno, de los que dispondremos de unos 49 ó 50 GB de fábrica y que además podremos ampliar con tarjetas microSD.

Compensar bien el hardware es básico para un smartphone que quiere contener costes, y en este caso ASUS acierta con el conjunto de panel de 5.5 pulgadas FullHD, el Snapdragon 625 y una sobresaliente configuración de memoria: 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento ampliable
P1030389

Dicho puerto de ampliación de memoria es compartido con un lector nanoSIM secundario, así que tendremos soporte para doble SIM activa con conectividad completa hasta LTE, además de los habituales WiFi, Bluetooth 4.2 LE, aGPS con soporte GLONASS y, afortunadamente para algunos, una Radio FM que suele olvidarse últimamente.

También se ha movido ASUS al conector USB Tipo-C reversible, aunque sin subir la tecnología del puerto de USB 2.0, disponiendo eso sí de carga rápida en su batería de 3.000 mAh inaccesible para nosotros.

Una plataforma de hardware que como vemos no se olvida nada, sólo el NFC, lo que nos hace recordar que sí cuenta con un lector de huellas dactilares bien implementado en la trasera, con lectura de 360 grados, soporte de hasta 5 huellas y alguna función extra con el doble toque o el toque prolongado.

Construcción de enorme calidad para un smartphone enorme

El nuevo Zenfone 3 es un teléfono que entra por los ojos, no cabe duda, pero lo cierto es que su peor pesadilla es también su construcción, pues su gran tamaño lo convierte en inmanejable con una sola mano.

ASUS lo sabía y para facilitarnos la vida ha dispuesto una función software para el uso del dispositivo a una mano, pero eso no es excusa para haber trabajado más con la optimización del diseño de un terminal de gran volumen y que en mano cae bien, con buen tacto y muy robusto, pero que se hace incómodo.

Su chasis y su marco son metálicos, redondeados y con un bisel brillante pulido a espejo mediante corte de diamante. En ellos se engasta cristal Gorilla Glass 3 con tecnología de bordes redondeados 2.5D tanto en el frontal como en la trasera, que tiene un acabado de trama circular al más puro estilo de ASUS, pero que con nuestra unidad en color blanco no puede apreciarse del todo.

P1030403

El dispositivo se siente de calidad, está bien acabado y los materiales son heredados de los mejores diseños de la actualidad, pero eso no es excusa para dejar su tamaño en los 152.6 x 77.4 x 7.7 milímetros con un peso de 155 gramos. Por poner un ejemplo, estamos en valores similares o superiores a los del Samsung Galaxy Note 7 (153.5 x 73.9 x 7.9 milímetros) con 0.2 pulgadas menos de pantalla, y sorprende sobre todo por su ancho, excesivo quizás en 5.5 pulgadas.

¿Empaña esto la construcción del Zenfone 3? No, rotundamente. El terminal está construido con gusto y calidad, y sólo podemos preguntarnos por qué ASUS no ha podido disimular mejor la joroba de su cámara, que para mi es la gran pega del diseño de este smarpthone.

Por otro lado, los botones hardware son metálicos y con buen recorrido, la bandeja para microSIM + nanoSIM/microSD es también metálica y de buena calidad, mientras que el altavoz principal se ha colocado en el marco inferior, que no no es lo óptimo pero sí lo aceptado, dejando la parte superior sólo para el audio jack de 3.5 milímetros estándar.

El lector dactilar, por su parte, lo veremos en la trasera bajo la cámara, en una posición bastante ergonómica que no difiere con otras implementaciones ya vistas en el mercado.

P1030434

El Dr. Jekyll y Mr. Hyde es este ASUS Zenfone 3 en cuanto a diseño y construcción. Buenos materiales y buenos acabados, con un diseño bonito y que entra por los ojos, gran tacto del cristal y un marco metálico redondeado y biselado con buen gusto. Sin embargo, su tamaño es un punto negativo al igual que la gran joroba de su cámara, y habiendo probado otros terminales mejor conseguidos, hay algo que no termina de convencerme.

Seguramente es que no se me ha hecho un smartphone cómodo en mano, demasiado ancho, y quizás la mejor opción sea irnos al modelo con pantalla de 5.2 pulgadas que paliará las sensaciones encontradas que yo he tenido en este caso.

Super IPS+, pero las mismas sensaciones...

La pantalla sostiene por si misma la experiencia del usuario casi en su totalidad, así que es justo dedicarle un apartado ya que ASUS además ha querido sorprender con una tecnología Super IPS+ que, si bien debería mejorar los paneles IPS donde estos flaquean, lo cierto es que deja prácticamente las mismas sensaciones.

Aquí nos encontraremos un panel de 5.5 pulgadas que hace uso de esa nueva tecnología de LCD IPS, dejando su resolución en los 1.920 x 1.080 píxeles y la densidad en los 401 píxeles por pulgada.

Muy por encima de la barrera psicológica de los 300 ppp, y con una nitidez sobresaliente para validar la elección de ASUS. El panel responde más que bien, y no hace falta subir a la resolución QHD si el dispositivo no está diseñado para la realidad virtual, verdad verdadera.

Esta resolución permite una experiencia de uso satisfactoria sin penalizar el consumo energético ni el rendimiento del chipset, que puede mover una matriz más pequeña de forma más solvente, y así mantener vivo al smartphone más tiempo.

P1030411

Por parte de la tecnología IPS, es cierto que yo prefiero la vistosidad del AMOLED, pero la madurez de este tipo de paneles ha hecho que sus problemas se hayan ido puliendo con unos colores muy naturales y muy cómodos, menos pesados y que cansan menos nuestra vista que los mostrados por la mencionada tecnología AMOLED. Los blancos son perfectos, y la calibración conseguida por ASUS es remarcable, con cero saturación y una respuesta de gran nivel en cualquier situación.

El brillo es elevado y el sensor nos regula con rapidez su nivel, y aunque es cierto que el efecto de pantalla sigue presente ya no es tan acusado como antes. Al igual pasa con los negros, no son perfectos ni lo serán nunca por la retroiluminación, pero ya sí son de gran profundidad.

En exteriores, quizás demasiados reflejos aunque el Zenfone 3 se puede usar perfectamente en cualquier situación, incluso a pleno Sol. ¿Es mejorable? Sí. ¿Es deplorable? No.

Apostar por IPS sigue siendo un valor seguro, y ASUS aquí no se ha equivocado mantiendo costes con un panel más que probado y más que solvente, sabiendo eso sí que sus usuarios no podrán utilizar con buen respuesta sus Zenfone 3 para la realidad virtual.

Un rendimiento bueno, optimizado, pero sin alardes...

El fabricante taiwanés no quería que su nuevo Zenfone 3 subiese demasiado de precios, y puede que las decisiones tomadas con la plataforma de hardware de este terminal fuesen siempre en ese sentido.

¿Es mejor más memoria o un SoC de la más alta gama? Buena pregunta, y contando con las casi nulas diferencias de potencia que hay ahora mismo entre unos y otros procesadores, seguramente lo más adecuado es subir la RAM y sacrificar un nivel de procesador.

En este caso, ASUS apuesta por un chipset Qualcomm Snapdragon 625 de la gama media o media-alta del gigante norteamericano, que incorpora procesador de ocho núcleos Cortex-A53 funcionando hasta 2 GHz, soporte para 64 bits y GPU Adreno 506. La tecnología de fabricación del chipset es de 14 nm, la misma por ejemplo que utiliza el Snapdragon 820.

Screenshot 20160920 182844

Le acompañan 4 GB de memoria RAM, en este sentido muy sobrado va el Zenfone 3, y además tenemos otro chip de 64 GB para el almacenamiento interno que puede ampliarse. Probablemente en su rango de precios, no encontremos ninguna configuración de memoria como la de este ASUS Zenfone 3.

El rendimiento del conjunto, contando con un panel FullHD que deja la matriz en un tamaño fácilmente manejable para los SoCs de hoy en día, es más que reseñable. Está muy por encima de un gama media normal, en este sentido no hay ninguna falla y el dispositivo es fluido y muy solvente, aunque es cierto que se queda por debajo de la gama alta en fuerza bruta.

La velocidad de apertura de aplicaciones no es un problema, la multitarea tampoco lo es, así como los gráficos, pues el Zenfone 3 os permitirá jugar a cualquier juego por muy "gastón" que éste sea -siempre que la autonomía os lo permita, claro, y de ello hablaremos más adelante-.

Pero como nunca queremos quedarnos en sensaciones, sobre todo porque en los tiempos que corren casi cualquier smartphone es más que solvente, no hemos dejado pasar la oportunidad de hacerle infinidad de pruebas de rendimiento al nuevo smartphone de ASUS:

CPU y RAM Antutu GeekBench(single core/multicore) 3DMark
(IceStorm Unlimited)
Vellamo
(browser/metal/multicore)
Huawei Nova Plus Snapdragon 625
2 GB
64282 830/3051 13917 3233/1469/2699
Asus Zenfone 3 Snapdragon 625
4 GB
62568 839/4070 13888 3435/1591/2428
Moto Z Play Snapdragon 625
3 GB
62139 884/4464 14104 -
Xiaomi Redmi 4 Snapdragon 625
2 GB
63026 929/4751 14104 -

Como habréis visto, en sintonía con la súper-gama media actual, y buscando referencias mejores nos encontramos con dos comparativas muy bien diferenciadas.

En las pruebas single-core, con un sólo núcleo funcionando, el Snapdragon 625 palidece y se compara con gamas alta de año anteriores similares al Samsung Galaxy Note 4 o al Nexus 6 de Motorola; dejando lo mejor de sí para las pruebas multi-core, donde con varios núcleos disponibles el dispositivo sube a niveles similares a los del Galaxy S6.

Rendimiento suficiente sí, tanto sobre el papel como en uso, y potencia optimizada para casi cualquier tipo de usuario, que no encontrará en el ASUS Zenfone 3 un rival sino un amigo, un smartphone que ha cuidado bien la experiencia de usuario y que permite hacer de todo incluso a la vez: jugar, navegar por la red, usar el GPS para llegar a algún sitio, escuchar música, etc.

P1030427

Obviando ya potencia, el ASUS Zenfone 3 funciona a las mil maravillas como teléfono, algo que solemos olvidarnos de probar pero que ha pasado con buena nota por nuestras manos. El smartphone se escucha perfecto, con buen sonido, y nuestros interlocutores nos han confirmado exactamente la misma calidad de sonido saliente gracias a la cancelación de ruidos.

De hecho, quizás el sonido sea uno de los puntos más fuertes del ASUS Zenfone 3, con su tecnología SonicMaster 3.0 que permite escuchar contenido multimedia con gran calidad, certificación High-Res Audio mediante y soporte de audio hasta 24 bits/192 kHz, algo que hemos podido comprobar aunque los auriculares incluidos en el paquete de venta no hagan demasiada justicia.

El altavoz principal cuenta con 5 imanes y una calidad más que destacable, al igual que la implementación de un lector de huellas dactilar capaz de leer en 360 grados, hasta 5 dedos y con funcionalidades avanzadas, y que además desbloquea sin pulsaciones el dispositivo en sólo 0.2 segundos. Parece que ya no basta con integrarlo sino que hay que dotarlo de algo más.

Una de las mejores implementaciones del lector dactilar junto con la de Huawei y Honor, en este caso optando por detección en 360 grados y funcionalidades avanzadas con el doble toque o la pulsación larga
P1030387

La conectividad a redes es buena, sin diferencias con un Galaxy S7 Edge que usamos a diario, y lo mismo para las fuciones de WiFi, Bluetooth y aGPS, que hemos podido probar sin problemas aunque desgraciadamente no hayamos podido navegar en ruta con el coche y el GPS activado.

Además, ASUS ha querido sacar partido extra a los sensores dotando al Zenfone 3 de la capacidad de medir distancias con el sensor láser de la cámara, detalles que siempre se agradecen.

La batería de sensores tampoco ha mostrado fallos evidentes de uso en los días que hemos disfrutado el terminal, así que en este sentido su rendimiento y funcionalidad está asegurada. Y además, como bonus, ¡bienvenido USB Tipo-C!

Notable alto para la autonomía

Hace un tiempo que la autonomía era parte del apartado de rendimiento, aunque hace tiempo también que la autonomía se ha convertido en un aspecto tan diferenciador que precisa de un apartado propio para tratarlo despacio y con cuidado.

Screenshot 20160921 185845
Screenshot 20160921 185817

Un apartado obviamente tan importante que hemos querido realizar pruebas empíricas con el Zenfone 3, pasando el habitual test de PCMark que sitúa al terminal con una autonomía en uso normal de 13 horas y 32 minutos, una cifra buenísima.

Hablamos de gran resultado porque PCMark realiza pruebas con situaciones cotidianas como retoque fotográfico, navegación por Internet o reproducción de vídeo, y porque otros terminales con 3.000 mAh ni se acercan a esos valores.

Hay que tener en cuenta que mover un panel FullHD no es lo mismo que otro QHD, así que el Zenfone 3 partía con cierta ventaja.

En uso diario es posible que no llegue vivo a las dos jornadas, sobre todo si usamos el terminal de forma continua, aunque de forma habitual hemos pasado los días con hasta 60% de autonomía remanente al llegar a casa por la tarde o noche.

No os libraréis de la carga diaria, pero al menos sabéis que vuestro Zenfone 3 se mantendrá vivo y con energía suficiente para largar jornadas, permitiendo incluso estirar a las dos jornadas si somos usuarios menos intensivos.

¿Cómo resumir la autonomía si tuviésemos que recomendar el Zenfone 3? Pues que es un smartphone de notable alto en este apartado, incluso mejor que la mayoría de sus competidores, y que no dejará a nadie descontento por su batería.

P10304241

ASUS ha puesto todo el foco en el apartado fotográfico

¿Cuál es el apartado que más fabricantes de smartphones usan para diferenciarse en 2016? Pues sí, habéis acertado, la cámara fotográfica. ASUS no ha sido menos con el Zenfone 3, que dispone de un buen elenco ya sobre el papel, aunque mejor estudiemos bien como funciona.

Para empezar, encontramos un sensor trasero de 16 megapíxeles con apertura f/2.0, estabilizador óptico de 4 ejes y autoenfoque híbrido rápido por detección de fase y láser. ¿Os parece poco? Pues sumad un doble flash LED de doble tono, modo de auto-HDR y capacidad para grabar vídeo UHD, así como una lente de cristal de zafiro.

En el frontal, tenemos otro sensor de 8 megapíxeles con apertura f/2.0, modo 'selfie' y soporte para grabar en FullHD. Más justo pero también en sintonía con la competencia.

Camera Raw Screen

Además, el software dispuesto por los taiwaneses para controlar la cámara es más que bueno, con funciones avanzadas, múltiples escenas, un modo automático de calidad con soporte auto-HDR y otro modo manual capaz de tomar fotografías RAW y de configurar múltiples parámetros habituales de la captura profesional.

Así mismo, el Zenfone 3 es capaz de hacer toma continua de fotografías y autoseleccionar las mejores, dándonos también la posibilidad de seleccionarlas manualmente.

Sin duda, el trabajo de ASUS con la cámara de este Zenfone 3 ha sido bueno, al menos en lo que a hardware y software se refiere, aunque queda por ver el resultado real y el procesado, pues ya sabemos que fabricantes reputados como Sony todavía no consiguen sacarle el mejor partido a sus sensores.

P 201609f20 191928 Vhdr Auto

Con buena iluminación el Zenfone es muy capaz, y aunque en este caso no ha conseguido compensar el exceso de luminosidad y ha quemado la toma con las nubes superiores, el resultado es muy bueno en cuanto a reproducción del color y detalle.

P 20160920 195d007 Vhdr Auto
Amplia100

En este caso vemos un ejemplo de enfoque selectivo manual, con buena iluminación, y con un resultado sobresaliente en reproducción de color, rango dinámico y detalle, que podréis apreciar con la ampliación al cien por cien que os dejamos aquí mismo.

P 20160920 195057 Vhdr Auto

Con luminosidad más variable el dispositivo ya no responde igual, oscureciendo demasiado el paisaje cercano para mostrarnos el cielo y el fondo. En este caso es algo que podría arreglarse 'en directo' con un simple enfoque manual o ajuste del balance.

P 20160920 204208 Vhdr Auto

En tomas nocturnas y o de interiores muy buenos resultados, como veréis, sin introducir demasiado ruido y usando el flash con inteligencia y buenos resultados.

P 20160920 195312 Vhdr Auto

Obviamente, no sólo hemos realizado estas cuatro capturas, sino que tenemos una buena galería de tomas sin retocar, a tamaño real, realizadas con el ASUS Zenfone 3 en distintas situaciones y condiciones.

Para nosotros el resultado es bueno, de notable, pero con más ejemplos os será mucho más sencillo valorar vosotros de forma directa:

Android 6.0 con ZenUI, interfaz respetuosa pero con demasiado 'bloatware'

El software tiene buenas y malas noticias para los potenciales usuarios del ASUS Zenfone 3, pues por un lado el fabricante taiwanés mantiene la estrategia con ZenUI, lejos de personalizaciones instrusivas estilo de los fabricantes chinos, aunque por el otro vamos a disfrutar de un montón de software que no queremos ni necesitamos.

La nueva ASUS ZenUI 3.0 mantiene intacta la experiencia de Android aunque con retoques de funcionalidad y estéticos, sobre todo en el launcher y las opciones extra que el fabricante ha desarrollado para nosotros.

A nivel estético no podemos valorar pues es demasiado subjetivo, vedlo vosotros mismos, pero he de decir que para mi gusto está bien, sin más. Acostumbrado a gráficas más planas se hace raro, pero podría re-educarme a este estilo más colorista.

Screens

ASUS ha trabajado mucho con el software personalizado, quizás demasiado, pues tal y como Samsung hacía ejercicios atrás este terminal cuenta con infinidad de opciones extra en cuanto a movimientos, gestos, configuraciones, personalizaciones, etc.

Algunas útiles como el doble toque para apagar la pantalla y encenderlas y otras menos útiles como realizar gestos predefinidos para abrir aplicaciones desde bloqueo.

También veremos múltiples aplicaciones propietarias, como ASUS Mobile Manager para mantener limpio y optimizado el terminal -no sabemos muy bien si hace su función pero haremos un acto de fé- o un modo de juegos similar al integrado por Samsung y que permite hacer grabaciones, impulsar el rendimiento. También tenemos aplicación para la RadioFM, redes sociales de ASUS o una aplicación para medir distancias con el sensor láser trasero -útil esta última, sí-.

Screens Asus

Además, el fabricante nos da la posibilidad de configurar una cuenta de ASUS para mejorar sus servicios, así como de instalar aplicaciones desde un gestor propio recomendando un montón de forma predefinida -esto no nos ha gustado nada-. Y existe también un gestor de temas con tienda propia.

Demasiado 'bloatware', esa también es nuestra sensación al usar el Zenfone 3, y aunque muchas de las aplicaciones nos permiten desinstalarlas, otros sólo desactivarlas quedándose para ocupar espacio en memoria -tenemos 64 GB pero los queremos para nosotros-.

Sin embargo, disfrutaréis Android 6.0 Marshmallow con una experiencia similar a la de un Nexus con retoques estéticos, y ASUS promete Android 7 Nougat para el futuro.

ASUS Zenfone 3 (ZE552KL), la opinión de Xataka

Llegados a este punto, pasemos a concluir con nuestro habitual resumen el análisis de este ASUS Zenfone 3, un smartphone llamativo e interesante, y que curiosamente nos ha dejado sensaciones encontradas dentro de un notable alto como valoración final.

No cabe duda que estamos ante un smartphone muy bonito, bien acabado y con materiales de alta calidad, diseñado con gusto y buscando competir de tú a tú con los mejores smartphones del mercado en cuanto a construcción.

Sin embargo, a ASUS se le ha escapado el tamaño, con un ancho enorme que hace al Zenfone 3 bastante incómodo al uso diario sobre todo con una mano, para lo que el fabricante ha optado por una función software que nos facilite la vida pero que no nos convence demasiado. Creemos firmemente que, existiendo varios modelos del terminal en dos tamaños, la mejor opción será seguro el modelo con 5.2 pulgadas, que además cuesta 369 euros por los 399 que nos pedirán si queremos el modelo más grande.

El nuevo ASUS Zenfone 3 es un smartphone de gran calidad en sus acabados, diseñado con gusto y con un hardware muy bien optimizado, aunque padece sobremanera su excesivo tamaño. Existiendo varios modelos, seguramente el de 5.2 pulgadas sea la mejor opción permitiéndonos incluso ahorrar unos 30 euros en la compra
P10d30440

En cuanto a hardware poco que objetar salvo la falta de NFC, algo que impedirá usarlo en pagos móviles y que hoy en día es un 'must have' para smartphones que tienen altas pretensiones. El Zenfone 3 es un teléfono solvente en todas las funciones, y no tiene problemas de potencia en nada que podamos pedirle a un smartphone actual.

Lo más complicado es situarlo en el catálogo de smartphones, pues ni es un gama alta ni tampoco un gama media, quedando cerca de esa delgada línea roja que marca las necesidades mínimas de la gama alta.

ASUS ha mejorado y mucho, quizás le queden por recorrer un par de metros para competir en la gama más alta directamente, pero ha encontrado la senda y la nueva gama Zenfone 3 es un buen ejemplo de ello. ¿Recomendaría el Zenfone 3? Sí, aunque no a cualquier precio.

7.9


Diseño8
Pantalla8
Rendimiento7.5
Cámara8
Software7
Autonomía9

A favor

  • Acabados de gran calidad
  • Autonomía
  • Lector dactilar 360º y USB Tipo-C
  • Sonido SonicMaster

En contra

  • Tamaño poco manejable
  • Joroba enorme en la cámara trasera
  • Demasiado 'bloatware' de ASUS
  • Adiós al pago móvil (sin NFC)

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por ASUS España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos