Compartir
Publicidad
Publicidad

Una máquina de algodón de azúcar puede ser una útil herramienta para crear vasos sanguíneos artificiales

Una máquina de algodón de azúcar puede ser una útil herramienta para crear vasos sanguíneos artificiales
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Uno de los recursos que empieza a sonar cada vez con mayor fuerza en el campo de la medicina, es la creación de órganos artificiales, los cuales servirían como primer método de intervención en hospitales, en caso de recibir pacientes accidentados que requieran trasplantes o cirugías inmediatas para salvarles la vida.

La impresión 3D ha llegado a beneficiar el desarrollo y creación de estos órganos artificiales, pero las impresoras de este tipo aún son costosas y pocos hospitales pueden adquirirlas, además de que necesitan gente que se encargue del diseño de los modelos 3D, y la respectiva programación. Pero ahora, gracias a un experimento de la Universidad de Vanderbilt, se podrán crear vasos sanguíneos artificiales, sólo con la ayuda de una máquina para hacer algodones de azúcar (nubes de algodón o nubes de azúcar).

Sustituir azúcar por hidrogel

Sí, es una manera bastante inusual de crear órganos artificiales, pero la realidad es que se trata de un método rápido, sencillo y económico, que surgió por accidente cuando estos investigadores se dieron cuanta que la máquina de algodones de azúcar era capaz de crear hebras delgadas pero sólidas, así que plantearon la posibilidad de cambiar el azúcar por hidrogel.

El proceso de centrifugado empleado por la máquina, el que hace que el azúcar se derrita, ha logrado crear hebras que simulan células de microfibra, que a su vez pueden actuar como vaso capilar. Estos vasos artificiales tuvieron una vida promedio de una semana, y sirven para "dar vida" a otros órganos artificiales creados con impresión 3D, mismos que sirven para prolongar tratamientos y ayudar a personas que están esperando un trasplante.

La microfibras de estos vasos artificiales, son hasta 10 veces más fuertes que los creados a través de la técnica de electrospinning, que es la más usada al día de hoy, pero también es más costosa. Esto es apenas un primer acercamiento a una técnica que podría salvar vidas a bajo coste, ya que sólo se requerirá una máquina para hacer algodones de azúcar, la cual se puede encontrar desde los 40 dólares.

Vía | Engadget
Más información | Vanderbilt University

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos