Compartir
Publicidad
Elon Musk planea unas primeras colonias en marte que vivan en cúpulas de cristal
Espacio

Elon Musk planea unas primeras colonias en marte que vivan en cúpulas de cristal

Publicidad
Publicidad

"Soy Elon Musk, preguntame cualquier cosa sobre convertirse en un viajero espacial". Con esta frase el CEO de Tesla y SpaceX se ha presentado esta madrugada en Reddit dispuesto a contestar en una sesión de Ask Me Anything (pregúntame lo que quieras). Eso sí, todas las preguntas tenían que estar orientadas a su proyecto de colonización marciana.

De hecho, esta sala se presentaba como un complemento al anuncio de su proyecto, en el cual quedaron muchas preguntas por hacer. Muchas de ellas se pudieron hacer esta madrugada, por lo que hemos podido conocer nuevos detalles sobre cómo SpaceX pretende aterrizar en Marte o cómo será el aspecto de las primeras colonias allí.

Aterrizando en Marte

El Sistema de Transporte Interplanetario (Interplanetary Transport System o ITS en inglés) es el proyecto de nave con la que Elon Musk pretende llevar a Marte a los primeros colonos terrestres. Una de las preguntas lógicas por lo tanto ha tenido que ver con el sistema de aterrizaje. Un usuario ha preguntado si el ITS sería capaz de flotar sobre la superficie del planeta mientras los tripulantes buscan un buen sitio para aterrizar.

Tusk respondió en primer lugar que el método que tiene en mente es el de "realizar aterrizajes de alta aceleración" por ser "más eficientes" en cuanto al ahorro de combustible, se selecciona una zona para aterrizar y allí va el módulo. También ha dicho que, por lo tanto no ve ninguna necesidad de flotar sobre la superficie "a no ser que se encuentren con un problema o condiciones de viento inesperadas".

El CEO de SpaceX ha dado en esta respuesta más detalles sobre su ITS, como que está diseñado para unas aceleraciones máximas de 20 Gs, aunque en otra respuesta concretó que la nave espacial estaría limitada al valor nominal de alrededor de 5 Gs.

Esto quiere decir que el módulo está programado para una aceleración de 5 Gs (que produzca 5 veces la gravedad de la tierra) durante el descenso y aterrizaje en Marte, pero que se ha diseñado para soportar aceleraciones 4 veces superiores sin destruirse. Sin duda una buena medida de seguridad por si algo no saliera como se espera durante el descenso.

Otro usuario también ha querido saber qué materiales o tecnologías necesitan aún un mayor desarrollo para que el ITS sea un éxito, a lo que Musk ha respondido que hasta ahora era "el desarrollo de una nueva aleación de metal que sea extremadamente resistente a la oxidación para la turbobomba rica en oxígeno caliente, la cual estará operando a presión de 300 bares para alimentar la cámara principal."

Aún así, parecen empezar a tener este problema bajo control, ya que ha asegurado que la turbobomba del Raptor "no mostró erosión en las pruebas de encendido, aunque todavía hay espacio para la optimización". Por lo tanto, estando algo más controlado este primer asunto ahora tienen otros entre manos:

"El tema más importante en este momento es el sellado de los tanques de fibra de carbono frente al propelente criogénico con la presurización autógena caliente", ha dicho. "Es casi seguro que tengamos que aplicar una capa inerte de algún tipo. Con suerte, algo que se puede rociar. Si es necesario, se utilizan hojas delgadas de invar soldadas entre sí en el interior". Vamos, que todavía quedan retos en cuanto a materiales, el más acuciante el de evitar que sus tanques de fibra de carbono se oxiden.

Para terminar, Musk también ha dicho que les faltan aún uno o dos años para revelar cómo se configurará la ITS. Será entonces, cuando haya maquetas reales, cuando den más detalles sobre la sección de las habitaciones. Además, ha explicado que sería configurable para que las primeras misiones puedan llevar más cargamentos que personas, y que en el futuro buscarían un mejor nombre para sustituir al de Sistema de Transporte Interplanetario.

Viviremos en cúpulas de cristal

Elon Musk no sólo ha respondido a preguntas sobre el sistema de transporte con el que espera llevarnos a Marte, sino que también ha compartido con los usuarios de Reddit su visión sobre cómo sería la primera colonia marciana.

Sobre ello se le ha preguntado, por ejemplo, cuales serán lo equipos y procedimientos necesarios para las operaciones de reabastecimiento de combustible. La respuesta ha sido que todavía están lejos de tener fijados todos los detalles, pero que tienen un plan inicial cuya primera parte sería enviar al módulo Dragon para asegurarse de que saben cómo aterrizar sobre la superficie y buscar las mejores maneras de obtener agua.

Después enviarían una nave llamada Heart of Gold equipada únicamente con el equipo necesario para construir una planta de combustible, misión a la que le seguiría una tripulada con especialistas que construyan esa planta. Vamos, que las dos primeras prioridades son la de ser capaces de obtener agua y asegurarse de que el combustible se pueda crear en Marte.

Para los viajes entre ambos planetas Musk sigue confiando en sus cohetes Falcon 9, de los cuales ha dicho que "podrían usarse casi indefinidamente, siempre y cuando se programen mantenimientos y cuidadosas inspecciones". El Falcon 9 Block 5, la última versión de la serie es la mejor diseñada para la reutilización, por lo que ve lógico ir retirando versiones previas para centrarse en el largo plazo.

También le han preguntado cómo serían los habitats en el planeta, a lo que Musk ha respondido lo siguiente: "Inicialmente paneles de vidrio con marcos de fibra de carbono para la construcción de cúpulas geodésicas en la superficie, además de una gran cantidad de droides de minería. Con esto último se puede construir una enorme cantidad de espacio presurizado para las operaciones industriales y dejar las cúpulas de cristal para el espacios de vida verde."

La visión de Musk por lo tanto es la de que la primera colonia humana viva en cúpulas de cristal en Marte, y que gracias a un ejército de drones pueda crear túneles presurizados bajo tierra. En estos túneles se realizarán las actividades industriales, mientras que las cúpulas de cristal quedarán únicamente para la vida cotidiana.

Sobre esto no quiso dar más detalles, quedando claro que era sólo una visión incial que aún puede estar sujeta a cambios. De momento, tal y como dijeron en septiembre, el plan es que la misión se inicie en el 2022, y tardar entre 40 y 100 años el crear una civilización sostenible en Marte.

En Xataka | Así es la nave interplanetaria de SpaceX con la que Elon Musk quiere llevar al hombre a Marte

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos