Compartir
Publicidad

¿Plátanos en Islandia? El secreto de este "milagro tropical" es la lava del subsuelo

¿Plátanos en Islandia? El secreto de este "milagro tropical" es la lava del subsuelo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Islandia no es precisamente el primer lugar en el que uno pensaría plantar una platanera. Las temperaturas máximas oscilan entre los 1,9 °C del mes de enero y los 13,3 °C del mes de julio, y el frío clima habitual deja claro que se trata de un país en el que es mucho más llevar abrigo que no hacerlo.

Y sin embargo, la sorpresa existe: Islandia podría ser considerada como una diminuta "república bananera" (en el mejor de los sentidos), porque gracias a su situación geográfica disfruta de algo singular: la lava que corre por el subsuelo permite que la energía geotérmica se convierta en fuente sorprendente de calor para los hogares... y para una espectacular plantación de plátanos 100% islandeses.

Una producción pequeña pero sorprendente

La isla se encuentra en el punto en el que las grandes placas tectónicas euroasiática y norteamericana se encuentran, y al separarse el calor se escapa desde el núcleo de la tierra a la superficie. A veces lo hacen de forma singular con las erupciones de volcanes como la del Eyjafjallajokull de 2010, pero normalmente ese calor se escapa a través de géiseres.

Platanera2

Esa energía geotermal sirve para dar calor a muchos hogares en Islandia, pero a 40 kilómetros de Reykjavíc permite además contar con una pequeña plantación de plátanos de unos 1000 metros cuadrados, más o menos una cuarta parte de un campo de fútbol.

La producción es muy limitada, pero como explica el responsable del invernadero en el que se encuentra la plantación, las plataneras dan frutos cada 18 meses, "y lleva mucho trabajo mantener una producción tan reducida". Entre otras cosas, por ese peculiar ciclo de luz solar que también es propio de este país nórdico.

La variedad de plátano que ellos califican como "bananajurt musa x paradisiacal" es única en Islandia, pero dado que el invernadero está gestionado por la Universidad de Agricultura de Islandia, no se pueden vender con ánimo de lucro, así que los plátanos son consumidos por el personal de la Universidad. El resto de la población islandesa tiene difícil acceso a este manjar local, pero eso no impide que el plátano sea una de las frutas preferidas en el país: cada islandés come 18 kg de plátanos al año de media.

Vía | Modern Farmer
En Xataka | ¿Cuándo las energías renovables serán más baratas y eficientes que las no renovables?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos