Compartir
Publicidad

La pyme que odia el Black Friday, la pyme que vive para el Black Friday

La pyme que odia el Black Friday, la pyme que vive para el Black Friday
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vuelve el Black Friday. En las últimas semanas las tiendas de todo el mundo se han visto inundadas de descuentos para celebrar la jornada que se ha convertido en el pistoletazo de salida de la campaña de consumo navideña. El viernes 25 de noviembre habrá suculentos descuentos en casi todos los comercios, los cuales se extenderán probablemente todo el fin de semana para aprovechar los días de descanso de los consumidores.

Marcas de todo tipo llevan ya días calentando esta jornada consumista anunciando las ofertas que tendrán para celebrar este ‘viernes negro’, que Estados Unidos ha exportado a todo el mundo. Si bien no a todas las firmas les viene bien el Black Friday, de hecho, es un día que puede echar por tierra su trabajo de todo un año.

Hablamos de las pymes, las pequeñas y medianas empresas que componen más del 90% del tejido empresarial español y que son las que generan más empleos. Estas compañías son las que más afectadas se han visto por la crisis y se han visto obligadas a reinventarse para sobrevivir, si bien muchas de ellas nacieron al calor de la recesión económica como fruto de los proyectos emprendidos por muchas personas que se quedaron sin trabajo.

Muchas de las pymes españolas se dedican al comercio de todo tipo de bienes, por lo que, quieran o no, se verán impactadas por el Black Friday. Para algunas, esta jornada sabrá a gloria; para otras, el sabor será más bien amargo. Así es el Black Friday: o lo amas o lo odias.

La pyme que lo odia

En el lado de las que empresas a las que el Black Friday afecta de manera más negativa se encuentra Mountain, la compañía fabricante de ordenadores de sobremesa, portátiles, estaciones de trabajo y servidores de alto rendimiento. Esta tecnológica reconoce que el Viernes Negro afecta mucho a sus ingresos, ya que de por sí los los márgenes en tecnología son especialmente bajos, “pero además en el caso de Mountain es sangrante”, reconoce Eva Pastor, directora de marketing y comercial de la compañía.

Esto se debe a que la firma produce en España, de forma artesana, “no produce en cadena en otros países, lo que hace que no se hagan compras inmensas con descuentos en volúmenes”. Por ello, aunque Pastor señala que son partidarios de que España adopte tradiciones de otros países como el Black Friday, “ya que estimulan el consumo y promueven el acceso a la tecnología de los ciudadano, en particular a Mountain le supone tener que ajustar tanto los precios que tiene que salir casi a precio de coste".

Mountain2

A pesar de ello, como bien dicen, si no puedes con el enemigo, únete a él, y este año es el segundo en el que Mountain se apunta al Black Friday. De hecho, ya lleva varios días calentando motores, porque desde el 1 de noviembre y hasta el 24 ofrece descuentos del 10% en todos sus equipos. Y es que, a pesar de que les perjudica esta moda americana, estar fuera del circuito Black Friday les haría perder ventas, asegura la directora de marketing.

"El Black Friday nos supone tener que ajustar tanto los precios que salimos casi a precio de coste"

No obstante, esta firma no cree que esta jornada les estropee la campaña navideña, pues su producto no es estacional, ya que se dirige a un público profesional -arquitectos, diseñadores, profesionales del modelaje 3D, etc- que no centraliza sus compras en Navidad -sobre todo las empresas, que suponen el 60% de sus ventas-, sino que las deja para meses como septiembre, enero y julio, coincidiendo con el cobro de pagas extras y el comienzo del nuevo año laboral.

La pyme que lo ama

Pero hay otras pymes que están a favor del Black Friday. Bueno, no del Black Friday en sí mismo, sino a todo tipo de acciones que fomenten el consumo, sobre todo el online. Así lo explica Canyon, la firma española de venta directa de bicicletas fabricadas con las últimas tecnologías y desarrollos.

En su caso, Juan Pablo Pozo, del departamento de marketing de la firma, indica que el viernes negro es beneficioso "más allá de las ventas que pueda generar, pues es una oportunidad para que los españoles vayan adoptando los hábitos de consumo online". Este es su segundo año en el Black Friday, en el que ofrecen descuentos especiales del material que tienen en stock, sobre todo en componentes y accesorios, ya que han enfocado esta campaña estos productos.

"Más allá de las ventas, el Black Friday es una oportunidad para que los españoles vayan adoptando hábitos de consumo online"

Para Canyon, jornadas como el Black Friday no perjudican la campaña navideña, pues Pozo señala que "la crisis ha contribuido a cambiar los hábitos de consumo, haciendo que la gente aproveche iniciativas de este tipo para hacer sus compras". Si bien reconoce que el grueso de las ventas sigue concentrado en la época navideña.

Además, teniendo en cuenta que su principal producto (las bicicletas) es más idóneo cuando el tiempo acompaña, sus mejores meses de ventas son en los que hay buen tiempo y la gente se anima a salir a hacer deporte, así como cuando los profesionales planifican sus nuevos objetivos deportivos y buscan material para la preparación -las habituales pretemporadas-.

Canyon

Por su parte, la imprenta online 360º imprimir es otra de las que apoyan esta jornada de descuentos, en la que lanzan una oferta especial del 50% de descuento en todas las compras de página, sea cual sea el producto. La firma asegura que durante este día llega a triplicar las ventas, a la vez que le permite diferenciarse de la competencia y fidelizar a la clientela.

La responsable de comunicación y contenidos de la empresa, Rut Vázquez, cree que el Black Friday beneficia además a sus principales clientes, empresas y pymes, que pueden hacer sus pedidos a la mitad de precio, lo que les permite a ellos elevar su facturación. Además, asegura que no afecta a la campaña navideña porque es una jornada distinta y los clientes saben diferenciarlo bien. En cualquier caso, su modelo de negocio no va ligado a la estacionalidad, sino que es transversal todo el año.

En el medio del camino

En el centro de la división se encontraría la firma de diseño de calzado Muroexe, que asegura que el Black Friday es un día muy relevante para sus ventas a través del canal online, ya que la cercanía de las Navidades favorece que los consumidores aprovechen para hacerse con sus zapatillas. Al igual que en los dos años precedentes, Muro ofrecerá descuentos del 25% en casi todo su catálogo.

Si bien, el director internacional de marketing, Román Iglesias, admite que "la corriente tan masiva que hay actualmente hacia los descuentos por parte del público, obliga a las firmas a dar al cliente lo que pide, y si no se controla adecuadamente puede volverse un arma de doble filo".

"Si no se controlan bien las ofertas, este día de descuentos puede convertirse en un arma de doble filo"

Por ello, Muro intenta eliminar al máximo la estacionalidad de las ventas presentando la mayor variedad de productos posible en todas las épocas del año, aunque Iglesias reconoce que la Navidad sigue siendo una temporada de ventas muy fuerte, si bien esta campaña ya da comienzo con el Viernes Negro.

Por lo tanto, el próximo viernes será un día decisivo para estas pymes y otras tantas, tanto para bien como para mal. En cualquier caso, lo que está claro es que en el mundo del comercio, el cliente propone y marca, dispone. Ah, y todavía queda el Cyber Monday...

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos