Sigue a Xataka

samsung_led_8_xataka.jpg

Cuando hablamos con consumidores y preguntamos por televisores LED, las pantallas de Samsung siempre salen a colación. Con una buena campaña de marketing y de boca a boca, los televisores Samsung LED se han ganado un hueco ya en muchos salones, con un rendimiento muy bueno.

Si hay ahora mismo un modelo de televisor LED de Samsung deseado, ése es el 46 pulgadas de la serie 8, ténicamente denominado Samsung LED 46B8000. Y en Xataka hemos estado probando y disfrutando de una unidad de ese buque insignia de los televisores LED.

Tecnología LED para un diseño exquisito

No muchos televisores pueden llamar la atención de un consumidor (más allá del tamaño) sin necesidad de encenderlo. El Samsung 46B8000 lo lograba con cualquiera que pasara a mirarlo. La culpa de ello se la otorgamos a un diseño realmente atractivo, seguramente el mejor que nos hemos encontrado en el camino, basado en su peana de metal cromado y el marco de cristal.

samsung_led_serie8_xataka_17.jpg

Sin embargo, es cuando lo ponemos de perfil cuando el televisor LED de 46 pulgadas de la serie 8 de Samsung muestra todo su potencial. Pocos podrían creer que el viejo televisor de tubo podría llegar a evolucionar a un equipo tan delgado. El panel LED tiene mucha culpa de ello.

Interfaz sobresaliente en diseño y usabilidad

Mucho insistimos en Xataka en la necesidad de que las interfaces de televisores y reproductores de sobremesa se vayan acercando a lo que vemos todos los días en equipos portátiles, sistemas operativos e Internet. Y Samsung ha acertado de lleno en la forma de configurar y presentar la información en sus televisores LED.

Tenemos muchísimas funciones repartidas por varios menús, con varios grados de profundidad, pero Samsug ha logrado que tengamos la sensación en todo momento de control de lo que estamos haciendo. Además, los menús ligeramente transparentes nos permiten percatarnos de los cambios realizados a instante.

samsung_led_serie8_xataka_10.jpg

Samsung LED serie 8, el por qué de la tecnología LED

samsung_led_serie8_xataka_18.jpg

Suena extraño, pero a la gente que me pide consejo para comprarse un nuevo televisor y al preguntarle qué uso le dará al mismo me dice que solo para ver la TDT, les recomiendo que busquen una pantalla tradicional de tubo a buen precio porque no va a necesitar más. Me miran de forma extraña y me alertan de que puedo estar sufriendo un ataque de enajenación mental transitoria, así que al final, y como quieren una pantalla plana que queda mejor en el salón, les recomiendo una económica y que no les de demasiados problemas.

Ahora bien, el que tiene esperanza en la TDT de alta definición, es un cinéfilo que usará Blu-Ray o simplemente tiene contenido de calidad para reproducir desde un disco duro, ése sí que puede mirar de forma golosa este tipo de televisor del que os hablamos hoy. Porque el Samsung LED Serie 8 se gusta y aprovecha cuando tenemos conectado a algunos de sus múltiples puertos (4 HDMI) una fuente de alta definición.

Y que conste que el resultado con la TDT actual es muy bueno, pero no sabremos lo que hemos comprado hasta que le conectemos El Caballero Oscuro en Blu-Ray o veamos Fringe en alta definición a través de su excelente sistema de contenidos multimedia externos.

Volvamos a lo que quería contaros. Hablamos ahora de la tecnología LED, con la que conseguimos consumos reducido y pantallas increíblemente delgadas. Y también acercar la experiencia de un televisor LCD al de un plasma en términos de contraste y reproducción del color.

samsung_led_serie8_xataka_12.jpg

Y el serie 8 de Samsung se acerca de forma asombrosa a ellos, aunque todavía no podemos considerarlos de igual a igual en ese campo de los negros absolutos o la fidelidad de color.

En funcionamiento, el sonido ha sido lo que menos nos ha gustado. El diseño tan plano de la pantalla y la gran calidad de imagen no se ven completamente acompañados de un sonido adecuado. Para ver televisión nos puede valer, pero para cine en casa recomendamos tener un sistema de sonido externo preparado.

Panel de tipo Edge LED

El Samsung 46B8000 hace uso de la tecnología LED de tipo edge. Eso significa que el sistema de iluminación del panel se encuentra concentrado en el marco. Se consiguen mejores negros que con la tecnología LED tradicional pero todavía se queda lejos de lo que se consigue con el Local Dimming. La mayoría de usuarios no notarán nada extraño ni creerán incluso que esos negros y contraste se pueda mejorar, pero con una pantalla de 46 pulgadas, la diferente iluminación, muy ligera, entre los bordes y el centro de la pantalla puede apreciarse si estamos entrenados para ello.

El televisor LED de Samsung que hemos probado nos ofrecía una experiencia única con sus 46 pulgadas de diagonal. La resolución es lógicamente de 1920×1080, con tecnología 200 Hz Motion Plus, modo 24p y mejora del contraste y el color. Además, el sintonizador está preparado para la TDT de alta definición y también para la de pago, pues se incluye ranura para ello.

El mando a distancia extra, una pequeña gran idea

No podemos abandonar la sección de funcionamiento general del televisor serie 8 de Samsung sin hablar de los mandos a distancia. Más concretamente del ovalado y de reducidas dimensiones que ves en la imagen:

samsung_led_serie8_xataka_16.jpg

Samsung lo propone como mando de uso diario, y de hecho con él solo podemos encender y apagar el televisor, cambiar de canal y subir y bajar el volumen, acciones que pueden concentrar un altísimo porcentaje de uso del mando a distancia y en los que no tenemos por qué cargar con el mando completo, cuyo diseño tiene también un interesante toque de cristal que nos parece un poco delicado.

Samsung LED 46B8000, mucho más allá de la televisión tradicional

Hoy en día, si somos usuarios activos de la tecnología, un televisor ya no podemos valorarlo solamente por la calidad de imagen y sonido o conexiones que nos ofrezca. Ahora el televisor tiene que estar conectado porque las fuentes de las que se alimentan están por todas partes.

samsung_led_serie8_xataka_4.jpg

Y en este apartado el Samsung LED serie 8 también destaca. Además de conectividad Ethernet y DLNA, podemos usar un adaptador WiFi para tener conectividad sin cables. Y con ello, acceso a los widgets y miniaplicaciones de Yahoo que recogen información de Internet para mostrarla en pantalla.

Pero lo que más nos ha gratamente sorprendido es su denominado modo USB 2.0 Movie, el cual nos sirve para conectando un disco duro externo en alguno de sus dos puertos USB, disfrutar de un completo centro multimedia. Y no exageramos nada al hablar de este servicio como tal pues la interfaz está muy lograda y el soporte de formatos es muy amplio, entre ellos el MKV a 1080p con total fluidez.

samsung_led_serie8_xataka_6.jpg

Lo recomendamos porque es un producto para largo

Recomendar hoy en día un televisor es complicado pues el mercado cambia a pasos agigantados en muy poco tiempo. Sin embargo, poco más le podemos pedir a este B8000 de Samsung pues dispone de tecnología LED con excelente resultado, gran diseño, TDT de alta definición, conectividad, acceso a Internet (todavía un poco limitado) y función de reproductor de medios.

La única pega que le podemos poner es que para disfrutarlo del todo necesitamos un equipo de sonido externo y ajustar nuestro presupuesto para comprarlo por unos 2.100 euros.

Más información | Samsung.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios