Síguenos

Samsung Galaxy Note

Os hemos presentado el Samsung Galaxy Note en su aspecto exterior, también las novedades de su interfaz con la integración del lápiz S Pen, y ahora vamos a conocer el hardware interno del Smartphone, además del funcionamiento de su cámara, tanto en foto como en vídeo.

El Note utilizada el chipset Exynos estrenado en Galaxy S2, pero en su versión de 1.4GHz. Se trata de un procesador de doble núcleo (ARM Cortex-A9), acompañado de una GPU ARM Mali 400. La memoria RAM del dispositivo es de 1GB, y tenemos 16GB para almacenamiento interno.

En esta ocasión no os vamos a aburrir con los diferentes benchmarks que pululan por el mercado, en los principales (Quadrant, Nenamark, BenchMarkPi, Linpack, Sun Spider o NeoCore), suele estar por delante a su hermano Galaxy S2 y se codea con las tablets importantes de la casa.

ExynosDebemos tener muy en cuenta que consigue mejores números que Galaxy S2 y teléfonos Android con Nvidia Tegra 2 o Qualcomm Snapdragon, contando con una resolución de pantalla muy superior. En pruebas de GPU se muestra a la par del Galaxy S2. Entendemos que haber subido la velocidad de reloj a 1.4GHz le ha sentado bastante bien.

Saliéndonos de pruebas, que en la práctica no deben volvernos locos, no nos gustaría olvidarnos de la conectividad del dispositivo, aspecto que Samsung suele cuidar bastante.

Tenemos Bluetooth 3.0, WiFi-Direct, AllShare (DLNA) para conectar dispositivos vía WiFi, y un conector MHL por donde cargamos y tenemos USB On-The-Go, además de salida HDMI (a través de un conector que no viene en el paquete).

En cuanto a sensores la cosa está bien servida, como le gusta al sistema operativo Android, tenemos: acelerómetro, brújula digital, sensor de proximidad, otro de iluminación, e incluso barómetro, que puede servir para acelerar la velocidad de posicionamiento del GPS.

En resumidas cuentas, un terminal superpotente que puede con lo que le quedamos echar, y está preparado para recibir Ice Cream Sandwich sin problemas, es más, gracias a su resolución, es un dispositivo que pide como agua de mayo la nueva interfaz del sistema operativo de Google.

¿Mejorando la batería de un Galaxy S2?

He leído toda clase de opiniones sobre la autonomía de este teléfono, en mi aventura personal de una semana con él considero que es bastante buena, por encima de la de un Smartphone. Cuenta con una batería de 2.500mAh para alimentar una pantalla gigante y un procesador de doble núcleo a 1.4GHz, y la verdad es que no se le da nada mal. Pero claro, esto depende mucho del tipo de uso que le de cada uno.

Samsung Galaxy Note

Yo diría que en este aspecto el Note está más cerca de los números de una tablet que de un Smartphone, al menos en funcionalidades no telefónicas como la visualización de vídeo y la navegación web. La autonomía no es milagrosa, pero tener unos números de Smartphone, o superiores, con una pantalla de estas características siempre es destacable.

Las cifras oficiales que proporciona Samsung son de trece horas en conversación y 24 días en reposo, como siempre suelen tirar por alto, pero lo que sí puedo compartir con vosotros es que el Note tiene significativamente mejor autonomía que un Galaxy S2, al menos en mi experiencia personal.

Nos gusta la cámara de 8 megapíxeles

Samsung Galaxy Note

Nos gusta por su interfaz, y lógicamente por la calidad que se obtiene con ella. Se trata del mismo módulo de 8 megapíxeles del Galaxy S2, y cuenta con un angular de 28 milímetros y flash LED. Desgraciadamente se han olvidado de incluir un botón dedicado a estos menesteres, cuestión que en un teléfono tan grande hubiera estado bien.

Las imágenes que se capturan son muy buenas, al visualizarlas en un ordenador encontramos poco ruido, bastante detalle y una saturación de colores más adecuada que la que vemos en la pantalla del Note (donde también se ven algo quemadas). En interiores también se porta bastante bien, mientras la luz acompañe. Algunas muestras:

La interfaz es sencilla pero completa, las opciones se accionan de forma rápida. Tenemos útiles modos de escena, enfoque táctil, efectos a aplicar antes de realizar la toma, estabilización digital de la imagen, e incluso algunos controles manuales (ISO, balance de blancos, medición…). Nos gusta poder editar las cinco principales funcionalidades que queremos en pantalla.

Youtube HD | Samsung Galaxy Note, interfaz de la cámara

La grabación de vídeo también es estupenda

Con estupenda nos referimos a la de la cámara principal, la frontal de 2 megapíxeles se contenta con grabar a resolución VGA. Con la trasera podemos conseguir vídeos en formato 1080p y alta tasa de megas por segundo (14 a 17 Mbits).

Al grabar vídeo FullHD no tenemos el mismo campo de visión que en foto, es algo más estrecho, cosa que no ocurre con el modo 720p. El enfoque automático es continuo, y el sonido estéreo, cuestiones que muchos agradecerán.

Lo mejor es echar un vistazo a unas muestras, os enlazo al mismo vídeo pero grabado en formato 720p o 1080p

Samsung Galaxy Note, análisis

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de Samsung España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | Samsung | Exynos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

39 comentarios