Sigue a

Nexus 4 quién paga la fiesta

LG ha sacado al mercado hace apenas unas semanas el Optimus L9 y el precio libre ronda los 340 euros para un terminal con la mitad de RAM, un micro, memoria interna y una resolución inferiores al Nexus 4, que empezará costando 299 euros. Es un dato para anotar.

Si revisamos el caso de Samsung encontramos un patrón parecido, su última tablet comparable – la tab 2 de 10.1 pulgadas, la Galaxy Note tiene otras características – comenzaba en precio en 479 euros. Ahora la Nexus 10 introduce un buen montón de mejoras hardware apenas algún mes más tarde… y lo hace con un precio inferior en más del 20%, comenzando en 399 euros.

¿Quién paga la fiesta?

Si observamos los precios de la Nexus 7 también encontramos una apuesta en precio muy agresiva con el tablet de Asus. La pregunta que nos hacemos es, ¿quién paga esta fiesta? ¿cómo es posible que estos fabricantes por si solos ofrezcan unos precios y cuando saquen productos con Google consigan mejorar cada apartado del dispositivo y encima a un precio más barato?

Nexus 10 de frente

Cierto que en el caso de los Nexus tenemos que podríamos descontar el margen del canal. Mientras que de la última tablet de Samsung parte del precio va para la tienda de electrónica de turno, la venta de los nuevos dispositivos la hace Google directamente, con las ofertas con operadoras al margen. En todo caso, eso por sí sólo no explica las diferencias de precio, máxime cuando tanto en Nexus 4 como en Nexus 10 encontramos mejoras hardware importantes respecto a los dispositivos “de marca”.

A bote pronto barajaría tres hipótesis:

  1. Google subvenciona y, con matices, va a un modelo Amazon: es la primera hipoótesis que uno se atreve a considerar, si la variable que cambia del LG Optimus 9 al Nexus 4 es que está implicado Google, entonces la causa debería estar en él. ¿Estará Google sufragando el margen del fabricante para impulsar definitivamente Android, con un modelo más parecido al de Amazon de no buscar ingresos con el hardware sino por los servicios derivados?

    Aquí estaríamos en un escenario incluso más agresivo, puesto que Google realmente no hace demasiado negocio por contenidos y servicios, siendo sus ingresos absolutamente dependientes de la vía publicitaria. Para el fabricante este sería el escenario con pros y contras, eres LG, Google llega, te ayuda a hacer tu teléfono franquicia del año, se pone a precio muy ajustado con lo que ganas cuota y te complementa el margen… perfecto, si exceptuamos que tu mejor producto en años no lleva tu marca.

    Google play dinero

    Si vemos la evolución del mercado de móviles los últimos años vemos que a LG no le ha ido nada mal con su estrategia de no ofrecer lo último en hardware pero sí ser competitivo en precios. Ahora que vuelve al tope de gama lo hace no como marca blanca, pero sí como marca subordinada a Nexus. ¿De verdad tiene sentido para ellos?


  2. Google es un dictador malo de Android que obliga a las marcas: el control que tienen sobre Android les permitiría marcar las condiciones a los fabricantes que se basan en el sistema, de forma que estableciesen condiciones para el acceso prioritario al mismo. ¿Podría estar en esas condiciones el sacar un Nexus cuando Google diga y sin margen o con un margen ridículo?.

    No creo casi nada en esta hipótesis, pero más de algún actor del sector me la ha sugerido. Para el fabricante este escenario es bastante menos favorable puesto que no gana ingresos, aunque al menos no expone demasiado su marca (un Samsung sigue posicionado en un precio más alto que un Nexus)

  3. Tercera hipótesis, los fabricantes quieren y pueden: a LG, a Asus… les interesaría entrar en Nexus porque les refuerza como fabricantes, aumentan su cuota y obtienen una visibilidad y ventas que no tienen por sí solos. Les encajaría sacrificar el margen a cambio de todo ello, pensando que gracias al volumen al menos algo ganarán.

    Esta opción la encontraría razonable para aquellos fabricantes que estén a la baja en el mercado, quieran ganar cuota y no descolgarse. Ahí vería a un HTC, pero menos a LG que ya se está recuperando de su apuesta por el 3D en el móvil, a un Asus que ya estaba en un gran momento en tablets Android y un Samsung, aunque éste funciona muy bien en móviles y no tanto en tabletas.

    nuevo nexus 4

    De las tres es la más razonable para la mayoría de la gente del sector con la que he hablado del tema, aunque no acaba de explicar dos puntos: por qué entran a este modelo fabricantes que luego salen perjudicados por la presión a la baja de los precios y por qué hay tanto secretismo con los acuerdo entre ellos y Google.

¿Cómo queda el resto de actores del mercado?

En todo caso, si miramos todas las novedades en su conjunto, tenemos que Google y sus socios acaban de dar un golpe encima de la mesa capaz de afectar bastante al mercado, sobre todo Nexus 4 que acerca la gama alta a precios de la gama media.

Por un lado tenemos a marcas fuera del ecosistema Android. Ayer en la presentación de Windows Phone 8 estuvimos tocando el 920 de Nokia, que en mano ofrece una sensación excelente, tiene un hardware asombroso y, ahora, tiene un problema de precio. ¿A cuánto lo tienen que sacar para ser competitivos?

lumia 920

Aquí Microsoft tiene incluso que repensar la estrategia si es cierto que Google subvenciona los Nexus, el mismo día del anuncio de la nueva versión de Windows Phone, desde Mountain View les han lanzado una bomba nada amigable. También es un mensaje envenenado para RIM: si quieres ganar dinero ve pensando que los márgenes del hardware se van hacia abajo.

¿Y Apple y Samsung?

Pero lo más interesante es como la estrategia de Google afectará a los dos grandes fabricantes de smartphones, uno el “archienemigo declarado” y el otro, el fabricante de referencia de su sistema. En el caso de Apple, estamos ante un ataque claro a sus márgenes, los más altos del mercado, posicionando un dispositivo en los tres tamaños en los que compiten con una apuesta calidad/precio muy muy competitiva.

Cierto que Apple tiene una fidelización de usuarios excepcional en el mercado, algo reflejado en las ventas de iPhone 5 (descontando con que el producto es, en mi opinión, realmente bueno). Pero conjugando el estado actual de la economía con que enfrente de iPhone han colocado un producto tan redondo como Nexus 4 a la mitad de precio, creo que hay muchas posibilidades que quienes estuviesen planteándose el pasar a Apple se lo piensen dos veces, incluso de que quienes tuviesen en mente renovar dispositivo dentro de la gama iPhone puedan mirar con buenos ojos un salto a Android por la apuesta calidad/precio.

Nexus 10 opinión

Y por último nos queda Samsung. Por un lado, Nexus 10 es posiblemente el mejor tablet que han hecho y el que más van a vender (con el permiso del Note 10, que me parece muy bueno pero más para un nicho de usuarios), pero que dominaba y disfrutada de una posición excelente en smartphones, algo ganado a pulso el año pasado con el Galaxy S2 y reforzado este con dos grandes terminales franquicia, el Galaxy S3 y el Note 2.

El caso es que llega el Nexus 4 y tiene toda la pinta de que va a morder en la campaña de navidad, no sólo en tablets sino también en smartphones, más si encima las operadoras se abrazan a él para fidelizar clientes o para ganarlos. El mismo caso aplica a Sony, que cada vez crece más en cuota (Xperia T además me parece uno de los teléfonos del año), obligado a enfrentar un tope de gama (aunque en pantalla y cámara me gustaría ver comparados a todos) a precio casi de gama media.

Los usuarios vamos a ganar con esta política agresiva en precios de Google con los Nexus, pero mi impresión es que para el resto del ecosistema se han encendido varias luces de alarma. Si el mercado de smartphones y tablets va a márgenes pequeños en hardware y a buscar el negocio en servicios y contenidos, la mayoría de fabricantes (todos menos Apple, Samsung y quizás Sony) tienen un serio problema a medio y largo plazo.

Actualización: En Xataka Android analizan este mismo tema y dan un par de claves económicas y de competencia a tener en cuenta.

Avatar de Antonio Ortiz

Antonio Ortiz es cofundador de WeblogsSL, la empresa que hace Xataka y en la que ejerce el cargo de director de Estrategia Online. Escribe habitualmente en su blog Error500 sobre internet y tecnología. Está en Twitter y en Google Plus

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios