Síguenos

HTC one portada

El HTC One está llamado a ser uno de los smartphones importantes de este 2013. Sus argumentos son muy convincentes: más publicidad en los medios, diseño magnífico y una arriesgada jugada con la cámara de fotos que demuestra que es el momento de apostar al todo o nada.

¿Y qué tal ha sido el resultado? Pues lo podrás comprobar por ti mismo con nuestro análisis completo del HTC One. Pasen, miren y lean. Os presento a uno de los mejores smartphones fabricados nunca.

HTC One, la culminación de un buen plan

Que HTC le haya otorgado a su nuevo y más importante terminal hasta la fecha el nombre de One “a secas” no es algo fruto de la casualidad. La familia Galaxy ha hecho mucho daño al resto de marcas y todas buscan ese nombre de referencia que sea perfectamente reconocible por el mercado de consumo. Triunfar o no depende ya de ello.

HTc one logo

Samsung ha conseguido que el consumidor espere su siguiente Galaxy S y se anime a pensar en comprarlo incluso antes de que salga a la venta. Esa es la gran baza de Apple y Samsung lo ha replicado a la perfección bajo Android con un éxito total.

Todos quieren ser el próximo Galaxy y el HTC One es la culminación de un plan para conseguirlo o al menos intentarlo

HTC busca lo mismo, y para conseguirlo tiene que abarcar varias líneas de trabajo que han culminado en el HCT One. Ya es una familia (el S y el X fueron grandes terminales el año pasado en sus segmentos) y seguirán así.

El HTC One mejora en aspectos que van más allá de la potencia. Cámara y diseño son los nuevos baluartes en la batalla por la hegemonía fuera del ecosistema iOS, y el HTC One resulta atrevido en ambos apartados.

Además, la compañía se ha dado cuenta de que no basta con tener el mejor terminal, hay que aparentarlo y “ser el deseado”. Su HTC One X fue mejor terminal de forma global que el Galaxy S3 y sin embargo no logró superarlo en ningún momento, ni de lejos.

Todos quieren ser el próximo Galaxy y el HTC One es la culminación de un plan para conseguirlo o al menos intentarlo.

HTC One, análisis en vídeo

Como no podía ser menos con un terminal tan espectacular, arrancamos nuestro análisis a fondo del HTC One con su correspondiente paseo en vídeo:

Diseño

Uno de los primeros objetivos que debe tener un terminal para triunfar es resultar atractivo. Si al verlo uno ya lo desea, es que vas por buen camino. Eso nos pasaba con el HTC One nada más conocerlo, y ahora que ya lo hemos podido probar, os confirmo que es así. Totalmente. Sin ninguna duda.

El HTC One se alza desde este momento con el primer lugar en términos de diseño de un smartphone. No es solo ya el acabado o el tacto. Es que tiene personalidad, algo que HTC no había conseguido hasta ahora y que con la igualdad de rendimiento bajo Android, puede acabar por decidir una compra.

HTC one diseño general

El HTC One no es un terminal compacto. No voy a engañaros. Sus dimensiones marcan oficialmente una altura de 137.4 mm, anchura de 68.2 mm y un grosor de 9.3 mm. El peso queda establecido en los 143 gramos.

Pero dejando a un lado las frías cifras, HTC ha hecho un trabajo magnífico con el diseño del One. En mano cae genial, nos da la sensación de poco peso y es cómodo de manejar gracias a su curvatura.

curvado La curvatura facilita su manejo y le da sensación de menos peso y grosor

Además, el acabado en aluminio con toques de policarbonato y el recubrimiento Gorilla Glass 2 hace que uno maneje con aplomo y seguridad el HTC One, no temiendo por una caída accidental o un pequeño golpe. Uno siente que su smartphone será capaz de aguantarlo.

En cómo ha pensado en ese acabado HTC hay que detenerse. Tanto la parte trasera como la frontal que no está ocupada por la pantalla es de aluminio anodizado, rematado en el borde por policarbonato, que se incrusta en unas finas líneas a lo largo de la parte trasera.

HTC One análisis diseño trasera

La carcasa es de una sola pieza, algo que no debería ya sorprender, pero HTC ha puesto más que mimo en la unión del aluminio y el policarbonato con el cristal de la pantalla. Para rematar, ha perforado de forma exquisita los altavoces en la parte superior e inferior de la pantalla.

Mi único pero al acabado de este HTC One tiene que ver con el borde de policarbonato, que rompe un poco la continuidad del metal. En esa zona, el cristal hubiera rematado un diseño de 10.

Diseño mano HTC One

A nivel de conexiones, nos encontramos con la salida de auriculares en la parte superior derecha, el compartimento para la tarjeta microSIM (para el que necesitamos accesorio puntiagudo), el puerto microUSB (MHL y HDMI) en la parte inferior (junto con un micrófono) y nada más. No busques ranura para tarjetas de memoria porque no existe. Y mucho menos bajo la carcasa trasera, porque no es tal y no se puede acceder.

Es muy cómodo de tener en mano pero el botón de inicio es complicado de alcanzar

Algo que no me ha gustado nada es que el botón de encendido y bloqueo de la pantalla se haya colocado en la parte superior izquierda de la carcasa. Esto hace más difícil acceder a él con una sola mano, o al menos hay que cambiar un poco la manera habitual de hacerlo. Los zurdos lo tiene todavía más complicado.

En estas diagonales y altura de los smartphones, es necesario que este control tan básico baje hasta más o menos la mitad de su parte derecha (para diestros), como ya hacen por ejemplo el Lumia 920 o el Xperia Z. Aunque una vez que conoces y eres consciente de dónde se encuentra es fácil acostumbrarse, pero mucho mejor hubiera estado en el lateral derecho.

HTC One análisis Xataka control El botón de encendido esconde un emisor de infrarrojos para usar el smartphone como mando a distancia

HTC puede argumentar que lo han colocado ahí para aprovechar ese botón como sensor de infrarrojos. Pero me parece que la jugada no les ha beneficiado, y mejor hubiera sido dejar en esa parte el sensor IR de forma individual y hacer más práctico el botón de bloqueo/desbloqueo de la pantalla.

Otra característica curiosa de los controles del HTC One es que desaparece uno de los tres controles de Android para dar cabida al logo de HTC, que ya que estaba ahí bien podría haberse aprovechado para la función de Home, por ejemplo.

HTC One análisis controles Android

Otro control que nos ha gustado es el de volumen. Cuesta verlo porque no sobresale nada del diseño, está a ras del borde, pero sin embargo es cómodo de manejar y resulta efectivo. Y lo que no me ha convencido es que, teniendo espacio en ese lateral, se haya obviado el botón físico para usar la cámara de fotos.

Ya abajo y arriba están los altavoces, que además de mejorar el rendimiento en el apartado de audio, le dan personalidad al HTC One. Flanqueando al superior están los sensores y la cámara secundaria, mientras que el LED de notificaciones se ha ocultado en los altavoces.

HTC one análisis altavoces

La principal queda en la parte trasera, junto al flash LED. El logo metálico de la marca y el de Beats Audio en la parte inferior son junto con las líneas de plástico lo único que rompe la simplicidad del aluminio de la parte trasera, además de un micrófono para la cancelación de ruido.

HTC one diseño recurso

Pantalla

Espléndida. Aquí podría parar en la descripción de la pantalla del HTC One, pero no sería justo. Seguro que queréis conocer más detalles.

Empezamos con su tamaño, de 4.7 pulgadas y la resolución de moda: 1080p. Si se hacen cálculos, tocan a 468 puntos por pulgada, una barbaridad que creo que no se va a poder apreciar.

HTC One diseño en mano

Como os conté cuando probé la pantalla del Xperia Z, las densidad de píxeles me parece que se ha desmadrado, y apenas habrá usos en que notemos la diferencia entre 350 y los más de 450 ppp de densidad que se consigue con esta pantalla. Eso no quita que haya que decir que sin duda es la más nítida que hemos tenido frente a los ojos, pero no marca diferencias en ese apartado.

El brillo, la reproducción del color, la naturalidad de los mismos y los ángulos de visión son maravillosos

La buena noticia es que HTC no se queda solo en eso. Como ya dejó patente con el One X, la compañía ha demostrado una maestría absoluta a la hora de trabajar con pantallas LCD, y esta nueva generación S-LCD3 es el complemento perfecto para un densidad tan alta.

El brillo, la reproducción del color (todavía queda ligeramente por detrás de la tecnología AMOLED para el contraste), la naturalidad de los mismos y los ángulos de visión son maravillosos. Incluso en exteriores.

Así, combinándolo con los altavoces frontales, uno tiene la enorme tentación de usar este HTC One como reproductor de medios y consola de juegos todo el tiempo.

HTC One diseño pantalla análisis

Rendimiento y batería

Si hasta hace poco el procesador o memoria RAM de estos smartphones cobraban un protagonismo especial en los análisis, todo eso ya está olvidado. Con el potente Qualcomm Snapdragon 600 (APQ8064T) de cuatro núcleos a 1.7 GHz, 2 GB de memoria RAM y GPU Adreno 320, no hay dudas de que el rendimiento es excelente. Y así ha sido en nuestras pruebas.

La interfaz se mueve con fluidez, los vídeos se reproducen a la perfección y si hay algún retardo, es responsabilidad de la aplicación, no del hardware.

En cifras, este HTC One se sitúa en la cúspide, con 12321 de media en Quadrant y 25207 en Antutu. Una bestia.

tabla benchmarks

Como memoria interna cuenta con 32 GB (con el terminal recién sacado de la caja el usuario dispone de unos 26 GB), y a nivel de conexiones es un terminal HDPA cuatribanda con GPS/Glonass, infinidad de sensores, bluetooth 4.0, NFC, DLNA y WiFi n.

Y llegamos a uno de los apartados complicados de nuestra prueba: la batería. La capacidad que se anuncia es de 2.300 mAh, lo que sobre el papel y teniendo en cuenta la pantalla y procesador, nos hace pensar de entrada en un comportamiento que no se irá ni por abajo ni por arriba de la media de los últimos smartphones. Dicho y hecho.

HTC one análisis pantalla

Tras recibir la unidad de prueba, suele ser necesario cargar mucho más de trabajo al smartphone de lo que sería un uso más habitual para mi. Pero nos contuvimos y funcionamos los dos primeros días con el ritmo habitual que uso en el día a día. El resultado ha sido prácticamente idéntico al que he obtenido en mis anteriores pruebas del Xperia Z, iPhone 5 o incluso el Lumia 920. Se puede llegar al final del día pero sin abusar y dependiendo de cómo uses el terminal.

En busca de una cifra con la que aterrizar, repetimos la misma prueba que hemos hecho a otros smartphones del mercado que han pasado por nuestras manos: reproducción de vídeo de forma continua con brillo a la mitad y WiFi activado para tener notificaciones. La cifra resultante ha sido de 6 horas y 37 minutos, que aunque no sirve para comparar fielmente el consumo, nos deja una idea de por dónde se mueve este terminal.

Comparativa autonomía

El HTC One cuenta con un modo de ahorro de energía con no muchas opciones. Funciona, pero es vital que permita más personalización cuando activamos la opción de suspender la conexión de datos cuando apagamos la pantalla, pues elegir qué aplicaciones básicas como la del correo quiero que sigan funcionando me parece indispensable.

Cámara de fotos

Y llegamos a la que seguramente sea una de las razones de ser del HTC One. El diseño importa, es de sobresaliente mención especial, pero la cámara de fotos, que además ha publicitado mucho HTC, tiene que ser la clave de este teléfono.

HTC One cámara motivo

Y aquí HTC ha decidido arriesgar. Como Nokia, se han centrado en algo más que resolución del sensor. De hecho, que el principal de este HTC One sea de 4 megapíxeles es una apuesta valiente a mi parecer aunque no exenta de polémicas. Hay que tener muy claro para qué nos va a servir esta cámara y para qué no.

Si decidimos ampliar la imagen de forma exagerada podemos apreciar falta de resolución

Tal y como explicamos cuando repasamos cómo es la cámara del HTC One, el objetivo de HTC es ofrecer más luz a los píxeles de su sensor colocando menos de estos sobre la superficie del sensor, con lo que cada fotodiodo del sensor tiene más superficie y puede captar más luz. Si lo combinamos con el objetivo de apertura f2, la estabilización óptica y el nuevo chip dedicado ImageChip 2, el resultado suena apetecible.

Y lo es. Pero hay que cambiar la forma de pensar e imaginarse las fotos de este HTC One preferiblemente en el “entorno digital o web”. Si decidimos ampliar la imagen de forma exagerada podemos apreciar falta de resolución por tener la mitad o incluso un tercio de los píxeles de otros smartphones. Al fin y al cabo, las imágenes que toma el HTC One son de 2688×1520 píxeles y esa cifra puede parecer baja para según quién.

En nuestra prueba, de la que te ampliaremos mucho más próximamente, el HTC One ha demostrado ser muy rápido haciendo fotos. Sorprende mucho la velocidad del enfoque y también la del disparo.

HTC One análisis Xataka plaza

En los resultados se aprecia una muy buena reproducción del color, así como el balance de blancos siempre correcto. Las fotos con buena luz tomadas con el HTC One son más fieles a la realidad, pero menos espectaculares por el poco tratamiento que parece que HTC le aplica. Además, podemos apreciar muchos detalles siempre que no ampliemos demasiado la imagen. Los cuatro megapíxeles nos parecen cortos en ese aspecto.

Así pues, con condiciones de luz favorables, el HTC One es capaz de enfrentarse a cualquier otro terminal puntero en fotografía sin temer nada.

Pero donde el HTC One se desenvuelve mejor es en el territorio oscuro. Esa combinación me parece ideal.

Comparativa poca luz

Y es que todas sus mejoras van buscando que cuando la luz escasea la imagen siga siendo de calidad, y lo consiguen. La estabilización, la luminosidad y que cada píxel recoja más luz da como resultado unas imágenes con poco ruido y detalle suficiente, superior a otras opciones del mercado actual en escenas complicadas y muy a la par que el Lumia 920. Ya dependerá de tus gustos y lo que afines el ojo para dar con la mejor cámara a oscuras.

HTC One análisis Xataka noche

A nivel de interfaz, me sigue gustando mucho cómo lo implementa HTC, con bastante opciones pero echando en falta que además del flash, algunas opciones sean accesibles directamente. Sí que lo están los filtros, bastante completos.

Ver galeria completa » Imágenes muestra HTC One (26 fotos)

Aquí puedes encontrar una carpeta con las imágenes originales.

Si pasamos a hablar del modo de vídeo, el chip dedicado hace una labor encomiable. El HTC One es capaz de grabar vídeo a 1080p y 30 fps con bastante calidad. Hay buen balance de blancos, reproducción del color y fluidez, y existe la opción de hacerlo con HDR, aunque algunas veces nos da pequeños fallos.

Aquí un ejemplo de vídeo a 1080P:

Uno a 1080p con modo HDR activado:

Y otro a 1080p por la noche:

También podemos optar por hacerlo a 720p y 60 fps, e incluso hay un modo de cámara lenta muy “resultón”.

Nota del autor: aunque en los vídeos se aprecia ruido de viento, la grabación se realizó en pleno temporal. Sin ese viento no habitual, la reducción del mismo es muy efectiva por parte del HTC One.

Nuevo HTC Sense 5.0

Para rematar las “cosas diferentes” que HTC plantea en este One, tenemos la nueva capa HTC Sense.

A diferencia de la tendencia actual a minimizar lo que se toca de Android nativo, HTC ha apostado por darle una vuelta a la pantalla de inicio y dejar solo dos escritorios: uno principal con lo que han llamado Blinkfeed, y uno secundario con lo tradicional (iconos y widgets), pero que podemos ampliar hasta avanzar los cinco.

HTC One análisis blinkfeed

El resultado me parece confuso, al menos para el día a día, y lejos de ayudar, apabulla, por mucho que podamos controlar las fuentes que queremos ver. Le veo más sentido a un escritorio con widgets controlados que una interfaz que recuerda a las ventanas vivas de Windows Phone 8 pero mucho más intrusivas. ¿Por qué no permitir desactivarlo?

Sense 5

Queda el consuelo al menos de que podemos dejar ese panel como secundario y no como principal.

La esencia de BlinkFeed se mantiene en otros apartados del sistema operativo, como la galería de imágenes, donde se agradece un poco más. Ahí está muy presente la idea de compartir y “animar” nuestro contenido con el objetivo de compartirlo.

Sense 5 2

Otras mejoras que me gustan son la personalización de la pantalla de inicio con notificaciones que podemos atender de forma directa.

El control de Android 4.1.2 con el que llega el HTC One al mercado se sostiene en solo dos botones: atrás y Home. El primero puede programarse para que sea el acceso al menú en las opciones de personalización. En cuanto al botón Home, manteniéndolo pulsado accedemos a Google Now, y con una doble pulsación nos encontramos con las últimas aplicaciones usadas a modo de tarjetas, las cuales podemos arrastrar fuera de forma sencilla.

Ver galeria completa » HTC Sense 5 muestras (21 fotos)

Mando a distancia y Zoe

De las funcionalidad extra que aporta HTC a este One hemos separado dos de las más mediáticas. Por un lado tenemos la función de mando a distancia, que no se queda en algo básico sino que profundiza de forma acertada en una idea que me gusta: el smartphone como mando a distancia.

En vez de conectarlo mediante WiFi y aplicación, HTC le da a su One un puerto IR, el cual va integrado en el botón de encendido y bloqueo. Con él, realmente tenemos la funcionalidad de mando a distancia en el teléfono.
HTC One diseño en mano

Configurarlo es muy sencillo, y en los tres modelos de televisores que hemos probado, la identificación ha sido a la primera tras indicarle al asistente la marca del televisor.

Al uso del HTC One como mando a distancia se añade una guía de programación y gestión de canales bastante completo, pero que luego en la práctica no acaba de funcionar fino. Hay que darle tiempo. Sí es cierto que podemos añadir recordatorios y tener datos de los nuevos episodios.

Respecto a Zoe, la verdad es que da mucho juego. Básicamente enriquece una foto con un vídeo de 3 segundos que toma antes y después de la foto. Luego lo anima y podemos compartirlo de forma muy sencilla.

HTC One, la opinión de Xataka

HTC ya tiene su mejor teléfono. Con mucha diferencia. Si con el HTC One X el año pasado consiguieron un nivel excelente en casi todos los aspectos, con el HTC One rematan aspectos clave como el diseño, la personalidad y la cámara de fotos.

Así que ya tenemos al HTC One como una de las mejores, si no la mejor, opción del mercado bajo Android. La gama alta está a unos niveles absolutamente increíble, y la guerra entre marcas ya va más allá de una guerra de especificaciones y número. El juego ha empezado y nos gusta mucho.

La nota del HTC One en Xataka

8.7

Diseño9.5
Pantalla 10
Rendimiento9
Cámara8.5
Software8
Autonomía7.5

A favor

  • Diseño casi perfecto
  • Pantalla increíble
  • Rendimiento de la cámara en modo Noche

En contra

  • Resolución de la cámara
  • Autonomía mejorable
  • HTC Blinkfeed

Ver galeria completa » HTC One análisis en Xataka (16 fotos)

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de HTC. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios