Publicidad

Con todo detalle a cualquier distancia: capturas premium en móviles de gama media-alta

Con todo detalle a cualquier distancia: capturas premium en móviles de gama media-alta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La fotografía móvil ha llegado a nuestras vidas para convertirse en la principal fuente de recuerdos. Para entender la situación actual, es mejor olvidarse de tópicos como que “la mejor cámara es esa que siempre podemos llevar encima”, ya que el teléfono móvil, además de estar casi siempre con nosotros, es una herramienta espectacular.

La tecnología que podemos encontrar en nuestros pequeños terminales es envidiada en muchos casos por las cámaras de fotos tradicionales, incluso por las más caras y avanzadas. Es una realidad, el mundo de la foto ha evolucionado mucho en el último lustro, pero la industria ha decidido que ese camino de mejora tenía que realizarse dentro de un teléfono móvil.

El presente y futuro de la fotografía está basado en varios ingredientes que tienen en el teléfono la olla perfecta de cocción: podemos hablar de una inteligencia artificial, que nos ayuda a mejorar las imágenes sin que nosotros tengamos que hacer nada especial, o la fotografía computacional, que permite fusionar la información de diferentes cámaras para obtener resultados sensacionales.

Para que estas cosas funcionen es necesaria mucha potencia de proceso en movilidad, y eso ahora mismo solo nos lo puede ofrecer un teléfono de última generación. También es importante conocer que el software está en constante evolución, con lo que se consigue que en la vida de un teléfono se vaya mejorando su funcionamiento fotográfico a base de actualizaciones.

Existen muchos campos de actuación donde los usuarios demandamos mejoras, podemos apuntar hacia los retratos, la capacidad de realizar zoom extremo,  la estabilización en fotos y vídeo... y, por supuesto, los selfies. Estos son algunos ejemplos que se han visto realmente evolucionados gracias a los puntos descritos con anterioridad, también a los elementos hardware que algunas compañías son capaces de desarrollar en exclusividad.

Múltiples cámaras nos dan flexibilidad

El principal reto que tiene un teléfono móvil es el de replicar los diferentes tipos de fotografía que se pueden realizar con objetivos y, lo más difícil, hacerlo en un espacio realmente reducido. Los ingenieros se las están ingeniando para introducir en la trasera de nuestros terminales una serie de sensores que cubren la mayoría de situaciones importantes.

Oppo

Hablamos de tener algo de teleobjetivo, también de contar con una visión más angular, por poner los dos ejemplos más claros. Pero lo realmente interesante en el mundo móvil es que las informaciones de esas cámaras se puedan conjugar para alcanzar instantáneas todavía mejores. Incluso se introducen nuevos sensores que ayudan a detallar las imágenes o crear efectos especiales, como los desenfoques digitales.

Para entender estas mejoras vamos a utilizar al OPPO Reno2 y al OPPO Reno2 Z como modelos de una gama media muy avanzada que está sacudiendo el mercado: ya no es necesario gastar 1.000 euros para conseguir una cámara especial en un teléfono. Echemos un vistazo a su sistema basado en cuatro cámaras.

Más megapíxeles

Parece que hoy en día necesitamos más detalle y definición en las capturas. Para ello, hay que crear sensores con más megapíxeles, algo realmente complicado en un tamaño tan reducido, pero lo están consiguiendo. Cuando la media casi se queda estancada en torno a los 12 megapíxeles, los ingenieros de Sony y OPPO han conseguido integrar 48 megapíxeles en los teléfonos OPPO Reno2.

Megap

Para la cámara principal de los nuevos Reno se ha utilizado el sensor IMX586, que es considerablemente más grande de lo habitual ─1/2.0 pulgadas─, lo que da la posibilidad de acomodar esa cantidad tan alta de píxeles. No tendría sentido hacer este esfuerzo tecnológico sin asociarlo con una lente a la altura, con estabilización y una apertura espectacular: f/1,7.

OPPO Reno2. Smartphone con pantalla de 6,5"; cámara principal de 48 Mpx,  gran angular de 8 M px, teleobjetivo de 13 Mpx y el sensor monocromático de 2 Mpx; zoom híbrido 5X y zoom digital 20X; IA, fotografía nocturna, efecto bokeh en vídeo, ultraestabilizador de vídeo...

OPPO Reno2. Smartphone con pantalla de 6,5"; cámara principal de 48 Mpx, gran angular de 8 M px, teleobjetivo de 13 Mpx y el sensor monocromático de 2 Mpx; zoom híbrido 5X y zoom digital 20X; IA, fotografía nocturna, efecto bokeh en vídeo, ultraestabilizador de vídeo...

Una visión natural es una visión gran angular

Nosotros, los seres humanos, vemos las cosas mucho más angulares de lo que se muestra en una imagen tradicional, por lo que contar con un objetivo gran angular, que supera los 110 grados de visión, hace que las tomas resulten bastante atractivas y naturales.

Obviamente, también estamos contando con una cámara que nos permite recoger mucha más escenario, algo especialmente interesante para realizar paisajes o tomar fotos de grupos. Tanto OPPO Reno2 como OPPO Reno2 Z disponen de este tipo de objetivo, con 8 megapíxeles.

Angular

Una ventaja que trae consigo la lente angular es la capacidad para acercarse mucho a las cosas, esto se traduce en un modo macro espectacular, capaz de hacer fotos con una distancia de enfoque de solo 2,5 centímetros.

Queremos llegar más lejos

Para captar cosas que estén más alejadas u obtener una apariencia más comprimida en las imágenes, ideal para retratos, es necesaria una óptica con más milímetros. Teléfonos como el OPPO Reno2 exhiben un objetivo telefoto de 13 megapíxeles para aportar, junto al resto de cámaras, un rango focal tan amplio como 16-83 milímetros.

En el OPPO Reno2 existen varias formas de lograr un aumento de la imagen mucho mayor gracias a la utilización de las diferentes cámaras y el procesado de las imágenes en tiempo real:

  • Mediante una combinación de las tres cámaras y un proceso de zoom digital se puede registrar un aumento de 5X.
  • Llevando al zoom digital hasta su límite se puede llegar hasta 20X.
Zoom

Mejores retratos, mejores desenfoques

No cabe duda de que el retrato es un tipo de fotografía que ha experimentado un boom importante gracias a las cámaras móviles. La capacidad de aplicar desenfoques y dar importancia al sujeto fotografiado, es muy preciada, por lo que se introducen nuevas técnicas y hardware que favorezcan una mayor calidad.

La integración de un sensor dedicado a los retratos, que ayude al principal en cálculos como la distancia de los elementos que se van a fotografiar, mejora de forma significativa la profundidad. Los teléfonos de OPPO cuentan con él e introducen otro monocromático para capturar tomas más elegantes y definidas.

OPPO Reno2 Z. Smartphone con pantalla de 6,5"; cámara principal de 48 Mpx, gran angular de 8 Mpx, lente retrato de 2 Mpx y sensor monocromo de 2 Mpx; IA, fotografía nocturna, efecto bokeh en vídeo, ultraestabilizador de vídeo...

OPPO Reno2 Z. Smartphone con pantalla de 6,5"; cámara principal de 48 Mpx, gran angular de 8 Mpx, lente retrato de 2 Mpx y sensor monocromo de 2 Mpx; IA, fotografía nocturna, efecto bokeh en vídeo, ultraestabilizador de vídeo...

El software nos brinda la posibilidad de realizar el desenfoque en tiempo real para ver cómo va a quedar la toma final. También sirve para aplicar HDR y optimizar el equilibrio de luces de la escena. Y no podemos olvidar el modo Beauty en el que la inteligencia artificial entra en juego para mejorar el tono y suavidad de las pieles.

El selfie pop-up

Los selfies se han convertido en una de las fotografías más importantes para el usuario, así que contar con una buena cámara delantera se torna crucial. En los terminales OPPO Reno2 nos encontramos con un sensor de 16 megapíxeles que es capaz de aplicar desenfoque tanto en foto como en vídeo, todo ello en tiempo real.

Estos modelos apuestan por un diseño espectacular en el que todo el frontal es pantalla, lo que está muy relacionado con la cámara para selfies: desaparece del frontal y pasa a estar integrada en un mecanismo retráctil que la esconde y protege dentro del teléfono.

Este mecanismo bautizado por la industria como pop-up, que en el OPPO Reno2 evoluciona a lo que se ha dado en llamar "aleta de tiburón", cuenta con un tiempo de apertura inferior al segundo. Asimismo, presume de un sistema de protección que esconde automáticamente la cámara si detecta que va a caer. Se trata del sistema de cámara frontal más avanzado y elegante del mercado, pero este tipo de innovaciones mejor conocerlas en funcionamiento:

La revolución del modo noche

El apartado donde más palidece en calidad un sensor de tamaño reducido, como el que lleva un móvil  en su interior, es en la fotografía con malas condiciones de luz. O, lo que es lo mismo, cuando hay poca luz.

Los nuevos smartphones han mejorado mucho en sus componentes hardware, tanto en sensores como en ópticas, pero principalmente lo han hecho en el procesado de las imágenes en tiempo real.

La revolución realmente llega con la inteligencia artificial aplicada a la reducción de ruido. Se puede comprobar en la siguiente imagen que el sistema levanta la iluminación de la escena y, de paso, elimina en gran parte el ruido que debería haber en una situación de luz tan precaria:

Polar Night 919478f6

Todo por la calidad de vídeo

Casi tan importante como la fotografía es la capacidad de grabar vídeo con solvencia. En este sentido, a cualquier móvil de gama alta debemos pedirle que sea capaz de registrar las escenas en formato 4K.

Igualmente importante es que posea estabilización de imagen híbrida, es decir, que tanto la óptica como el software sean capaces de asegurar la estabilidad de las tomas.

En un teléfono con varios objetivos ganamos mucha versatilidad en la filmación de vídeo, destacando la posibilidad de grabar con una lente mucho más angular, algo que crea unas tomas muy atractivas. Otra ventaja de jugar con varias cámaras, en el caso del OPPO Reno2, es la de poder cambiar entre ellas en medio de la grabación.

A continuación un par de ejemplos de lo que es capaz:

Con todos estos ejemplos, es fácil quedar convencido del poderío de la fotografía móvil, pero lo más interesante es comprobar que las tecnologías no son exclusividad de los teléfonos más caros y elitistas. Ya es posible encontrar múltiples cámaras, inteligencia artificial y sistemas de zoom avanzados en modelos de gama media.

En pocas palabras: la fotografía móvil está evolucionando para todo el mundo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios