Compartir
Publicidad

Escanear, mapear, planificar… y reportar: así prepara un robot aspirador su tarea diaria

Escanear, mapear, planificar… y reportar: así prepara un robot aspirador su tarea diaria
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al hablar de automatización y robotización de tareas tenemos en mente los entornos industriales y una mano de obra decreciente. Pero rara vez pensamos en el tiempo que un electrodoméstico nos ahorra en el día a día en nuestro propio hogar. La domótica ha llegado para quedarse, y robots aspiradores son capaces de autoprogramar su tarea para aumentar la eficiencia durante la misma. Planificar el trabajo restante.

Hace apenas unos años, esta familia de robots navegaba “a ciegas” por la vivienda, chocando contra los objetos y cambiando aleatoriamente de rumbo. Ahora escanea nuestra casa, la mapea y, sobre esa digitalización de nuestro hogar —a la que podemos sumar áreas restringidas o prioritarias—, planifica el siguiente programa para ahorrar recursos. Vivimos en el futuro.

¿Cómo es capaz de escanear la vivienda mi aspirador?

Como adelantábamos, los robots de limpieza han dado un importante salto cualitativo en cuanto a tecnología. En lugar de desplazarse sin rumbo, ahora planifican a fondo la limpieza con el objetivo secundario de ahorrar todo tipo de recursos: luz eléctrica, agua, tiempo. El objetivo primario es mantener higiénica la vivienda, claro.

Para poder diseñar la mejor ruta de limpieza, el robot necesita saber primero la configuración del hogar. Al igual que ocurre con los navegadores de coche, para trazar la mejor ruta entre A y B es necesario primero tener un mapa. En movilidad autónoma, los coches usan sensores LiDAR (láser).

Robots aspiradores como los Deebot, de Ecovacs, también usan sensores láser para realizar un primer mapeo de nuestro hogar. Abajo podemos observar una ilustración sobre cómo el haz láser mide constantemente la distancia a puntos clave de referencia, como las paredes.

Deebot 930

Usa para ello tecnología Smart Navi 3.0 con una doble funcionalidad. En primer lugar, el robot a ras de suelo aprende cómo es la vivienda por dentro: dónde están las paredes, las puertas por las que pasar, e incluso dónde se localizan objetos fijos como el sofá o los muebles. Con esta información construye el mapa, pero este se actualiza con cada iteración (cada limpieza). En segundo lugar, el robot usa el mapa para desplazarse por nuestro hogar.

Diseño autónomo de la siguiente limpieza

En un mercado ya maduro como es el de los robots de limpieza, marcas como Ecovacs toman como estándares el que el usuario pueda programar los horarios del bot vía aplicación. Así, tanto el Deebot Ozmo 930 como el Deebot 900 son capaces de responder a nuestras órdenes al estar conectados al WiFi (IoT).

Esto significa no solo que podemos programarlos vía app, sino que podemos pedirles desde el trabajo que se pongan a limpiar. Si hacemos “cálculos de servilleta” y presuponemos cinco minutos de barrer al día (que serán más), al año podemos ahorrar para nosotros más de 30 horas. Ese es el poder de la automatización, combinado con la inteligencia suficiente como para ser autónomos.

Mapa Aspirador Robot

Estos robots son capaces de diseñar una ruta en base a nuestras necesidades. Arriba se muestran tres posibilidades diferentes y reales: priorizar limpieza por habitación, restringir áreas y la limpieza por zonas específicas.

Limpiar habitaciones en orden

Todas las viviendas tienen cierta rutina, y poder elegir qué habitación se limpiará primero frente a otras puede ayudarnos a mantenerlas sin que la tecnología interrumpa nuestro día a día. Todo desde el móvil. Como ejemplo, esta opción es útil a la hora de limpiar primero la habitación que se usará en primer lugar.

Diseñar una zona de exclusión

Esta alternativa es perfecta para aquellos que trabajamos en casa y necesitamos nuestro espacio durante el día. Así, podemos sacar nuestro despacho doméstico del área de limpieza. Pero también es útil si tenemos zonas de la vivienda con cables por el suelo o con juguetes infantiles. En líneas generales, un espacio por el que no queremos que pase el aspirador en su limpieza diaria, como un cuarto donde los niños pueden estar jugando por el suelo.

Limpiar una zona específica

En este caso le decimos al aspirador la zona que queremos limpiar. Interesante si hemos manchado el suelo o acabamos de salir de esa oficina doméstica de la que hablábamos antes. ¿Hemos terminado de trabajar y ya puede pasar el robot? Perfecto, seleccionamos la habitación desde el móvil y le decimos que es hora de limpiar.

Como puede observarse en las imágenes, la ruta que sigue el aspirador es todo menos aleatoria. El objetivo de robots de limpieza como los Deebot es no pasar dos veces por el mismo punto. Por ello, el modo de máxima potencia de aspiración ya garantiza un limpiado a fondo. Porque sí, los robots de limpieza barren, y friegan.

Los robots de limpieza barren, y friegan

En ocasiones nos centramos tanto en los detalles tecnológicos, como la conexión IoT o el láser para el mapeo, que nos olvidamos de destacar el acabado de limpieza que consiguen estos dispositivos que automatizan la escoba y la fregona. Pero lo cierto es que sensores anticaída y anticolisión, la programación vía app, o que el robot vuelva al dock de carga, son ya estándares del mercado. Se dan por supuestos, y los usuarios no adquieren aspiradores que nos los incluyan.

Deebot 900 Carga

Como usuarios, también nos interesa saber hasta dónde pueden llegar estos robots con ”problemáticas domésticas” del calibre de pelos y alfombras. ¿Cómo está el estado del arte de esta tecnología? Lo cierto es que muy desarrollado. Hemos mencionado arriba los modelos Deebot 900 y Deebot Ozmo 930, ambos con puntos en común.

Uno de ellos es que cuentan con sistemas de succión intercambiables: cepillo principal para limpieza en profundidad y un modo de succión directa para recoger, por ejemplo, los mencionados pelos y que no haya enredos. Aún así, cuando los hay estos son fáciles de retirar del cepillo, que está pensado para poder limpiarlo con facilidad (otro estándar del mercado indispensable).

Las alfombras han sido históricamente el punto débil de la tecnología robótica. O bien eran ignoradas, o desviaban de su ruta al robot. También había casos de enredos en los que se quedaban atrapados. Pero todo esto forma parte del pasado. Los robots aspiradores son capaces de saber sobre qué superficie se encuentran, así como navegar por la alfombra mientras la limpian.

Deebot 930 Alfombra

Por supuesto, la gama más avanzada de los bots de limpieza también son capaces de fregar el suelo usando un sistema de microgoteo. En modelos como el Deebot Ozmo 930, a diferencia de otros, aspira y friega a la vez gracias a un pequeño tanque de agua con control electrónico. Esto nos permite incluso elegir cuánta agua queremos que utilice el robot, útil frente a manchas más profundas o suelos sensibles al agua.

Además, este modelo apaga el goteo al detectar la alfombra. Si está fregando, no se sube a ellas; y cuando se encuentra en modo aspiración y se sube a una alfombra, la reconoce y duplica su potencia para dejarlas impolutas. Estos modelos cuentan, además, con filtros de alta eficiencia que impiden escapar a las partículas succionadas.

Nuestro robot de limpieza nos mantendrá informados

Como si de un mayordomo o servicio profesional de limpieza se tratase, recibiremos informes de limpieza con frecuencia (si las queremos). En la aplicación podemos no solo programar cuándo y por dónde queremos que pase el robot cada día, sino que también podremos leer las posibles incidencias que ocurran.

Por ejemplo, si dejamos sin querer el aspirador atrapado en una habitación, este dará un par de vueltas buscando una salida. Al no encontrarla, nos avisará. “¡Oye, que estoy atrapado!”.

Domotica Telefono Movil

Además, el modelo que vemos arriba es capaz de informarnos incluso mediante voz. En los últimos años hemos visto cómo los diferentes asistentes virtuales ganan en competencias, y ahora les llega el turno a los aspiradores. El Deebot Ozmo 930 es capaz de informarnos en tiempo real si surge alguna incidencia, así como del estado de la limpieza al finalizar.

Cada vez delegamos más tareas a los autómatas, tales como fregar la ropa o la vajilla, o limpiar —y ahora fregar— el suelo. Una de las grandes ventajas de esta generación de robots radica en las ventajas de su conexión a internet. Gracias a la tecnología OTA (Over the Air Tech) el hardware en el que hoy invirtamos recibirá nuevas actualizaciones de software, manteniéndose al día.

Este último punto, así como el confort que ganamos al delegar nuestras tareas a las máquinas, son factores a valorar a la hora de invertir en un asistente domótico como los de la serie Deebot.

Robot aspirador ECOVACS DEEBOT 900

OFERTA*

Robot aspirador con tecnología de mapeo inteligente. Blanco.
*Descubre su precio rebajado el próximo día 22 de noviembre

2 1024 2000

Precio oficial: 449€

Robot aspirador ECOVACS DEEBOT 930

OFERTA*

Robot aspirador con tecnología de mapeo inteligente. Negro [Clase de eficiencia energética A].
*Descubre su precio rebajado el próximo día 22 de noviembre

2 1024 2000

Precio oficial: 599€

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio