Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

La informática es la magia con la que crear parte de la realidad que nos rodea

La informática es la magia con la que crear parte de la realidad que nos rodea
1 comentario

Publicidad

La informática no es magia, pero utiliza técnicas sofisticadas, de naturaleza matemática, para realizar cosas muy concretas que a menudo parecen mágicas. El pensamiento informático o computacional estudia el problema, busca soluciones, elige la mejor y la desarrolla en un programa.

De este pensamiento provienen Google, Netflix, Facebook, pero también navegadores satelitales, videojuegos, coches autónomos y las redes neuronales que fundan la inteligencia artificial. Descubrir la informática significa comprender el mundo en el que vivimos y embarcarse en una fascinante aventura para crear el futuro.

La informática es tachada de disciplina compleja y gris, y se sigue viendo al programador como un ser solitario

Sin embargo, a menudo la informática es tachada de disciplina compleja y gris, y se sigue viendo al programador como un ser solitario. Ese mito no es cierto. La informática no es aburrida. Como no lo son las matemáticas en general. En primer lugar porque no son algo estático, sino lenguajes en continua evolución que nos permiten describir la realidad que nos rodea y, sobre todo, forjarla. ¿Es por tanto posible que una ciencia capaz de crear mundos sea aburrida? Evidentemente no.

Como sugiere Daniel López Fernández, profesor del Grado en Ingeniería del Software y del Doble Grado en Ingeniería del Software y Matemáticas del centro universitario U-tad , “a un chico o una chica que consideren que la informática es aburrida, les diría que piensen en todas las aplicaciones que usan a diario, desde Twitter a Instagram, Amazon o Netflix. Estamos rodeados de tecnologías y el día a día de los que las crearon es muy divertido, se lo puedo asegurar”.

Coincide con ello Graciano Carmona García, alumno de U-tad que colabora impartiendo talleres gratuitos de programación en Python a alumnos de Bachiller para despertar la vocación por la informática en los jóvenes: “La informática es una manera de cambiar tu forma de ver las cosas, con ella actualmente puedes hacer de todo: desde programar una página web a crear un robot capaz de realizar operaciones milimétricas y salvar vidas”.

ingenieros

Una disciplina para verdaderos creadores

Los huevos de Pascua de Google o escondidos en otros entornos son ejemplos perfectos de cómo se puede jugar con la informática. Animaciones, juegos o efectos que el programador oculta en una aplicación con el único propósito de bromear y sorprender al usuario. Para comprobarlo basta con escribir en la barra de búsqueda los siguientes términos: google elgoog, google pond, google zipper o do a barrel roll.

Esta rama de la ingeniería es imprescindible para ser creadores y no espectadores de nuestro futuro

Pero las oportunidades de diversión relacionadas con la informática son muchas y van mucho más allá de ese ejemplo. Como relata Carmona, “yo mismo hice un programa de amigo invisible para mi familia, y todos los años lo usamos para organizarlo. Existen muchos hackathones y torneos de programación, como los que organiza Programame. Para los amantes de los videojuegos, están las game jams, donde junto a tus compañeros creas un videojuego en poco tiempo”.

Aprender informática es esencial para comprender, participar, influir y contribuir al mundo en el que vivimos. Es imprescindible para ser creadores y no espectadores de nuestro futuro. El desarrollo del pensamiento computacional ayuda a desarrollar habilidades lógicas y a resolver problemas de forma creativa y eficiente. No se trata solo de números, sino de verdaderos desafíos intelectuales y de capacitación al problem solving para reducir el caos a lo esencial.

En este sentido, explica el profesor López, “cuando uno piensa en creatividad, a lo mejor piensa en novelistas o pintores, pero a mí se me ocurren pocas profesiones más creativas que un ingeniero. Somos los inventores y los herederos de los grandes genios que han cambiado el mundo con sus ideas. Si quieres mejorar el mundo, una buena manera es pensar ideas y realizar aplicaciones que hagan la vida más fácil a los demás y esto los ingenieros de software lo podemos hacer”.

equipos

Trabajo en equipo frente a genios solitarios

Uno de los estereotipos a desmontar es aquel que dibuja la informática como una actividad solitaria. Por el contrario, en la programación, los aspectos relacionales a menudo prevalecen sobre los lógico-matemáticos y estrictamente técnicos.“Hoy en día, existen muchas comunidades informáticas para jóvenes. Por ejemplo, en U-tad tenemos comunidades de desarrollo, data, cyber y programación. También hay comunidades creadas para fomentar la participación de las chicas en este mundo, como PyLadies”, anota Carmona.

En palabras del profesor López: “La imagen de estar todo el día encerrado en un cuarto con un ordenador y el cubo de KFC es falsa. Se programa en equipos que suelen estar formados por personas jóvenes, motivadas, divertidas e ingeniosas. Es algo retador, como toda carrera científica, pero si te lo pasas bien, las horas no te pesan”.

La enseñanza divertida y práctica

Para que la informática deje de percibirse como una disciplina aburrida, hay que adoptar modelos de enseñanza más prácticos y atractivos. La programación ya no es escribir decenas de líneas en Pascal. Hoy los proyectos formativos más efectivos van en la dirección del storytelling y la gamificación, como bien explicará el matemático y divulgador Eduardo Sáenz de Cabezón en la Master Class ‘Ganar, ganar, ganar y volver a ganar’ que impartirá en el salón de actos de U-tad el 15 de febrero a las 16:30 horas.

“Cuando aprendí programación en la universidad, éramos 150 alumnos y el profesor nos iba dando ejemplos en la pizarra. Luego, podíamos ir a un laboratorio a programar. En cambio, lo que hacemos en U-tad es una enseñanza muy personalizada con grupos de 25 alumnos. Yo me sé el nombre de todos y cómo va cada alumno”, explica López.

“Además ─prosigue el docente─ la enseñanza aquí es muy práctica. Hacemos la primera media hora de teoría y el resto de la clase los alumnos lo pasan programando con sus portátiles. Tratamos de orientar el aprendizaje a proyectos, como la creación de pequeños videojuegos o páginas web. Para mí es fundamental que los alumnos se diviertan mientras están aprendiendo”.

La relación entre empresa y mundo académico es primordial en un sector en constante evolución. “En U-tad contamos con muchas asignaturas técnicas, pero también de trabajo en equipo, creatividad, diseño y empresariales. El objetivo es que estemos muy preparados para el mundo laboral. Lo logramos simulando proyectos con equipos variados de diseñadores e ingenieros o defendiendo proyectos nuestros”, comenta Graciano Carmona.

Utad

La demanda de programadores sigue en alza

Pese a que muchos exploren la programación de manera autodidacta, la formación académica es una ventaja, “en Internet no hay filtro, puedes aprender cosas que funcionan, pero que conceptualmente están mal. Esto te puede llevar a crear un código ineficiente, difícil de mantener y escalar. Y la clave de la programación es que los sistemas se puedan mantener. De hecho, se gasta mucho más dinero en mantener Faceboook o Amazon que en crearlos”, asegura el profesor López.

Lo que está claro es que la demanda de programadores no deja de crecer. Según Infojobs sigue siendo el primer subsector en demanda de profesionales TIC. Además, suelen ser puestos con muy poca competencia entre candidatos y con salarios por encima de la media, con ligeras diferencias según el lenguaje utilizado.

Entre los más usados, Java es el lenguaje de las aplicaciones, tanto de escritorio como para web y móviles. C se emplea mucho para temas de robótica, hardware o sistemas operativos como Linux. Phyton es un lenguaje que sirve para muchos dispositivos y en particular para big data, inteligencia artificial y machine learning.

Según el Informe Perfiles TIC 2018 de Digital Talent Agency (DTA), los perfiles más demandados a nivel general son los programadores, analistas e ingenieros en Java, con un 24,6 % del total de la muestra. En segundo lugar, quedan los programadores y expertos en SAP y ABAP, con un 17,4 % de la demanda. El tercer puesto lo comparten los programadores, analistas y consultores .NET y los programadores Frontend, cada uno con un 8,5 % de candidatos.

cerebro

Un desafió fascinante

Las tecnologías son un universo en constante evolución y cambio, por lo que hay que ser adaptables y estar dispuestos a seguir aprendiendo, tanto dentro como fuera del trabajo, de los números y de las personas. Mantenerse en la curva de aprendizaje a veces puede ser agotador; aunque al fin y al cabo, ese proceso es exactamente lo que hace que la informática sea tan atractiva. Compleja, sí, desafiante, también; pero, definitivamente, para nada aburrida.

Descubrir el potencial transformador de la informática puede ser increíblemente divertido, especialmente cuando se construye algo complejo, útil, amplio e innovador. Es una actividad creativa y artística, una forma expresiva que se alimenta de pensamiento lateral. La informática, en suma, es algo que permite pensar fuera de la caja y aprender un método útil para contar una historia. La historia de cada uno.

Imágenes | iStock/Jakarin2521, iStock/metamorworks, iStock/natasaadzic, iStock/nd3000, iStock/phive2015, iStock/gorodenkoff

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio
Compartir