Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Las 11 diferencias de jugar (y trabajar) a 5K

Las 11 diferencias de jugar (y trabajar) a 5K
4 comentarios

Publicidad

Hay quien piensa que eso de la resolución a 4K o incluso a 5K es un lujo de personas que pueden ser demasiado exigente y necesitan un capricho a su altura. Sin embargo, no hay ningún capricho en cuidar de nuestra vista, ¿verdad?

La resolución de nuestro monitor afecta a cómo jugamos y a cómo trabajamos. Aunque no podemos medir la resolución del ojo humano de manera exacta, sí podemos tener clara una cosa: las pantallas nos afectan. Cuidar de nuestra vista es fundamental, sobre todo si nos dedicamos a pasar muchas horas delante de una pantalla, bien sea por trabajo o por ocio.

Nuestros ojos son los primeros en darse cuenta de las diferencias entre las pantallas más estándares y una resolución 5K. No solo porque “salte a la vista”, sino por todo lo que conlleva tener un monitor con semejante características. Jugar y trabajar a 5K es otro nivel.

¡Cuántos píxeles!

Es evidente que 5K significa más que 4K, como su propio nombre indica. 5K supone una resolución de 5120 x 2880, lo que viene a ser un total de 14,745,600 píxeles. Y aunque pensemos que 5K está solo a 1000 por encima de 4K, esto no es así. Al ser 4K una resolución de 4096 x 2304, estaríamos hablando de 9,437,184 píxeles.

Es decir, una pantalla a 5K es más de un 50% mayor en términos de píxeles.

Pre

Imágenes con todo detalle

Toda esa cantidad de píxeles se traduce en mayor nitidez, mayor calidad de imagen y más opciones a la hora de visualizar una imagen. En una pantalla a 5K podremos ver la mayoría de imágenes en tamaño real.

Tamaño real también significa mayor calidad de imagen. El sueño de todo profesional de la fotografía. Como en esta maravilla de monitor de MSI, el Optix-MPG27C, el tamaño (y la increíble calidad de imagen) importa:

Optix

Y para aquellos que se dedican a la edición de vídeo

Si una pantalla a 4K nos permite ver una imagen a tamaño real de manera exacta, a 5K contamos con un extra de píxeles. Espacio de sobra para poder trabajar en la edición es lo que todos soñamos en foto o en vídeo. Tener a mano más herramientas, poder tener una página web abierta o cualquier otro programa a la vez que seguimos teniendo nuestro trabajo en primer plano es una delicia.

¿Para qué dos monitores cuando puedes tener uno?

No solo para profesionales de la edición. A todos los que están acostumbrados a la multitarea y a la multipantalla les vendrá bien una resolución como esta. En una pantalla a 5K podemos llegar a tener abiertas unas 10 ventanas o documentos sin que resulte incómodo (más allá de la incomodidad de intentar mirarlos todos a la vez).

De hecho, si compramos un monitor con resolución 5K puede salirnos mejor económicamente hablando que el equivalente en dos monitores. Contando con que además serían de menor resolución.

Color Prestige

Lo nativo

¿Qué es la resolución nativa? Básicamente, es aquella para la que el proyector o pantalla en cuestión ha sido diseñada. Según el tamaño del monitor, se recomienda una resolución u otra. La nativa sería la más alta a la que puede “acceder”, la óptima… pero no todos los monitores permiten que el usuario estén cómodos con ella.

Para eso existen monitores 5K, que nos dan una experiencia muy distinta de, incluso, nuestro escritorio. El suavizado de los elementos es tan distinto y los detalles quedan tan naturales que parece que hayamos nacido para ver el mundo a 5K. Al menos, a través de nuestra pantalla.

Juego en alta resolución

Un monitor con una resolución 5K nos permite disfrutar de una tasa de refresco con más imágenes por segundo. ¿Por qué? La fluidez se vuelve nuestra mejor amigo, haciendo que cualquier juego de última generación se vea con máxima calidad. Vamos, que casi puede confundirse con la vida real.

En esto ayudan los monitores con pantalla curva, como el MPG27C, un monitor curvo con una tasa de refresco de 144 hz y un tiempo de respuesta de 1ms que elimina los desgarros en la pantalla. Otros, como el ya mencionado Optix-MPG27C, cuentan además con características Anti-Flicker y Less Blue Light para poder jugar durante aún más tiempo sin fatiga visual. De paso, no está mal que cuenten con todo tipo de herramientas útiles para ajustar el monitor a nuestras necesidades.

App Screen

Responde rápido

El tiempo de respuesta es inferior en los 5K, al igual que la latencia de entrada, si lo comparamos con monitores de resoluciones más bajas o con televisores. En juegos online, principalmente a nivel competitivo, nuestra experiencia cambia mucho si contamos con un tiempo de respuesta tan bajo.

Una pantalla a 5K aprovechará toda la potencia de nuestra tarjeta gráfica. Aunque, eso sí, tenemos que contar con una tarjeta a la altura.

Creadores de contenido

Ultra

Para los que además de jugadores sean creadores de contenido, las diferencias están claras. Para los streamers, por ejemplo, es mucho más cómodo moverse entre el panel de control, el chat de la plataforma y el propio juego que se esté retransmitiendo. Y sin que haya ningún tipo de ralentización en la pantalla. Parece un sueño hecho realidad, ¿verdad?

Contraste y Full HD

Las pantallas 5K mejoran la calidad de los contenidos Full HD gracias a la calidad de imagen. El color, la calidad de los negros y los ángulos de visión son muy notables. Por no hablar de que una pantalla que no se oscurece cuando nos movemos y que mantiene un buen contraste es perfecta para que nuestra vista esté a salvo.

El tratamiento del contraste y la luz en los monitores es muy importante. La gama de monitores de MSI, entre los cuales se incluye el AG32C, de 32 pulgadas LCD con retroiluminación LED, está diseñada para que todo el contraste se adecue el al ojo humano, haciendo que los colores sean mucho más naturales y no dañen a la vista.

Trabajar con profesionalidad

Una cosa está clara: 5K es igual a profesionalidad. Un concepto que MSI ha entendido a la perfección. La marca presentó en el CES 2019 su nuevo monitor Ultrawide 5K, el Prestige PS341WU, pensado para los usuarios profesionales más exigentes.

Prestige

Con una relación de aspecto 21:9, su resolución es Ultra-Wide 5K (UW5K), de 5120×2160, y el tamaño de su pantalla es de 34 pulgadas. MSI ha aprovechado al máximo el tamaño del monitor, reduciendo en lo posible sus marcos.

En este Prestige PS341WU destaca el uso de un panel LG Nano IPS, con una tasa de refresco de 60Hz, y una cobertura de color del 98% de DCI-P3. Algo que los profesionales de la fotografía y del vídeo notarán mucho más, pues cubre hasta un 30% que otros.

Menos cansancio para la vista

Pero por encima de todo está nuestra salud. Y cuando hablamos de pantallas, hablamos de nuestra salud ocular. Ya os hemos comentado que la resolución de nuestro monitor influye, y es que una resolución 5K es toda una ventaja.

Captura De Pantalla 2019 02 27 A Las 10 56 26 Png

El problema de la vista cansada, los ojos secos o los dolores de cabeza no son solo cosa de nuestra postura o de cuánto tiempo nos llevamos delante del ordenador sin pestañear. También el brillo y el tamaño de cada elemento dentro de la pantalla nos afecta. Debemos procurar que los colores sean nítidos, pero no brillantes en exceso, algo que conseguimos con monitores como los de MSI, los cuales incorporan tecnologías Anti-Flicker y Less Blue Light.

Una saturación del color reducida y un contraste más equilibrado se traducen en una vista menos cansada, menos mareos y menos insomnio. Para profesionales y jugadores casuales, monitores como el Prestige PS341WU son lo más recomendado. También porque el contar con la resolución 5K nos permite ver las imágenes, las letras y todo tipo de elementos a un tamaño más natural, sin tener que forzar nuestra vista.

Imágenes | MSI

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio
Compartir