Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Este 2019 será un año revolucionario para la tecnología, aunque sin el apocalipsis de 'Blade Runner'

Este 2019 será un año revolucionario para la tecnología, aunque sin el apocalipsis de 'Blade Runner'
2 comentarios

Publicidad

Igual que sobrevivimos a 1984 sin que el Gran Hermano se apoderara de nuestras vidas y a 2001 sin que un HAL 9000 se rebelara contra nuestras órdenes, tampoco 2019 nos traerá el apocalipsis y la rebelión de los replicantes de Blade Runner. Sin embargo, será un año lleno de innovaciones tecnológicas, algunas de las cuales fueron presentadas en el CES de Las Vegas recientemente celebrado.

Según la consultora Gartner, en 2019, las empresas centrarán su inversión en software de gestión de negocios, blockchain, IoT y en la aplicación del machine learning e inteligencia artificial al big data. En particular, seducen el éxito creciente de los asistentes vocales y el progreso en el campo de la conducción autónoma, pero también el inicio de la era 5G y los desarrollos en las áreas de realidad aumentada (RA), virtual (RV) y mixta (RM).

La batalla de los asistentes de voz

Las Vegas ha sido cubierta por carteles que rezan "Hey Google" para promocionar Google Assistant, el asistente vocal de Big G presente ya en más de mil millones de dispositivos. El objetivo de Mountain View es hacer de Google Assistant el centro de la casa inteligente del futuro mediante la integración con hornos, refrigeradores, lavadoras, rociadores, duchas, termostatos u ollas a presión programables a través de WiFi.

Hablar 2019

Amazon también ha presentado en CES una amplia gama de socios comerciales que han incorporado Alexa en sus productos, mientras que Apple por primera vez ha hecho posible el control a través de Siri de dispositivos no producidos por Cupertino. Los asistentes vocales son la interfaz para el éxito comercial del Internet de las Cosas (IoT, del inglés Internet of Things), pero la infraestructura clave es el esperado 5G.

El primer año de la era 5G

En 2019, al menos 25 operadores en todo el mundo lanzarán el servicio y se venderán aproximadamente un millón de móviles con conexión 5G. La expectativa es enorme, pero en la feria americana se vio un enfoque más realista.

Muchos ponentes señalaron que el lanzamiento de 5G podría ser lento y gradual. Se estima que en 2025 solo el 14% de las conexiones globales serán 5G. El caso es que se trata de una tecnología habilitadora que no puede tener éxito y desplegar su verdadero potencial hasta que tecnologías paralelas, como la inteligencia artificial (IA) o las realidades extendidas, maduren y alcancen una masa crítica de usuarios.

5G

Es una previsión que también confirma Jesús García Rueda, profesor del Grado de Ingeniería del Software y responsable de la disciplina de Data del Centro Universitario U-tad: “no sé si el 5G será una revolución, pero lo que es seguro es que traerá un aumento exponencial en las aplicaciones y en el tráfico de datos, pudiendo suponer un impulso muy importante a las tecnologías IoT”.

La IA en la automoción

La inteligencia artificial ha animado la mayoría de las propuestas expuestas en CES 2019. Desde los coches a robots y drones. Está claro que la automatización ya está aquí y tendrá implicaciones de mercado de gran alcance para los sectores de la movilidad y los servicios.

De hecho, hay quien dice que el CES parece haberse convertido en una feria de la automoción. Para mencionar un ejemplo de esta tendencia, Bell, uno de los socios de Uber en el diseño de los taxis voladores, ha presentado Bell Nexus. Básicamente, es un vehículo eléctrico híbrido capaz de despegar y aterrizar verticalmente. Uber espera que las primeras operaciones comerciales con él comiencen en 2023.

coche autónomo

Sin embargo, la llegada del coche autónomo no parece estar tan cerca. El profesor Rueda considera que “los escollos técnicos a superar no son triviales y, sobre todo, hemos llegado al punto en que los temas éticos y legales requieren que les prestemos cuidadosa atención. Si unimos eso a las cuestiones meramente de mercado, no parece sencillo un aterrizaje masivo e inmediato de los coches autónomos en nuestras vidas”.

Los analistas de datos, cada vez más al centro del sistema

Con este panorama, en los próximos años aumentará mucho la demanda de perfiles especializados en inteligencia artificial. Gartner prevé que en 2020, la AI se convertirá en un motivador neto positivo del empleo, creando 2,3 millones de empleos, mientras que eliminará solo 1,8 millones. A día de hoy, los mejores resultados en IA se basan en el análisis de datos provenientes de sistemas IoT. IA y la Ciencia de Datos, por tanto, caminan de la mano.

En términos de formación, habrá que buscar propuestas didácticas con un enfoque holístico y muy práctico. Como aclara el docente de U-tad, es una línea pedagógica que se sigue en el centro: “la naturaleza de nuestra formación está siempre orientada a la tarea, y con más motivo en programas de postgrado como el de Big Data".

data scientist

Igualmente, Rueda recalca la importancia del contacto con el mundo real y subraya que "U-tad siempre está buscando fortalecer sus relaciones con las empresas para que nuestros programas y métodos de trabajo se acerquen lo más posible a lo que necesitan. Para ello, disponemos de Comités Industriales de cada disciplina formados por las principales empresas de cada sector tecnológico”.

La tecnología incorporada en las personas

Actualmente, los móviles se encuentran en nuestros bolsillos y los smartwatch, en nuestras muñecas. Aún vemos la televisión en un dispositivo externo y la pantalla del ordenador todavía parece bastante estática. En un futuro próximo estos límites desaparecerán.

“Con el uso de realidad mixta y las aplicaciones que están surgiendo, ya es posible simular una televisión o la pantalla de un ordenador dentro de las gafas”, explica Laura Raya, profesora del Grado en Ingeniería del Software y el Doble Grado en Ingeniería del Software y Matemática Computacional, así como responsable de la disciplina de realidad virtual y simulación de U-tad.

wearables

Según Raya, “las cámaras y sensores capaces de realizar algoritmos SLAM (Simultaneous Localization and Mapping) van a revolucionar, sin duda, las experiencias de realidad virtual. Hemos podido ver cómo las Magic Leap dan un paso de gigante en ese aspecto y, en breve, saldrán las Oculus Quest con una localización y mapeo autónomo”.

Hacia una fusión entre RV, RA y RM

En 2018, el volumen de negocios vinculado a la realidad aumentada y mixta se duplicó en comparación con 2017, alcanzando los 3.200 millones de dólares. Tal como refleja un informe de SuperData, en 2019 la realidad virtual acumulará inversiones por valor de 4,5 mil millones de dólares, que serán de 19 mil millones en 2021. Laura Raya vaticina que este será también el año en el que veremos “la aparición de nuevos dispositivos que permitan la unión de RV, RA y RM”.

El sector de consumo tiene un crecimiento más lento, pero no menos inexorable: la llegada de móviles cada vez más preparados para este tipo de tecnología, y también de dispositivos como las Hololens de Microsoft, aumentará sensiblemente la cuota de mercado de las realidades extendidas.

Los programas de realidad extendida se utilizarán en aplicaciones, gafas y guantes para proporcionar una guía virtual en actividades prácticas y diarias. Empresas de todo el mundo están trabajando en aplicaciones de realidad virtual orientadas a psicología (apoyo en tratamiento a fobias, potenciación de empatía), salud (en hospitales), entrenamiento táctico (simuladores militares, policía), educación (apoyo como aprendizaje activo, simuladores de conducción y de cirugía), formación laboral (entrenadores de industria, soldaduras, riesgos laborales), etc.

RA, RV, RM

Existen tantas aplicaciones como ideas se tengan. Las aplicaciones de las realidades extendidas son innumerables, y somos testigos de cómo aparecen nuevas proyectos cada día”, matiza Laura Raya. Es un sector cuyo futuro profesional está asegurado.

La formación de tipo universitario es clave

Esta disciplina académica engloba muchos conceptos y áreas que deben ser aprendidas de manera conjunta. “En el caso de U-tad, llevamos seis años formando a varias promociones en el ámbito de la simulación, de la RV. Nuestra experiencia provoca que el Máster Universitario en Computación Gráfica, Realidad Virtual y Simulación y el curso de Experto en Desarrollo para Realidad Virtual, Aumentada y Mixta sean un referente educativo nacional”, asegura la profesora.

Pero no solo la adquisición de conocimientos es relevante, la posibilidad de ponerlos en práctica es fundamental: “nuestros egresados trabajan actualmente en las empresas más punteras del sector, siendo varios de ellos los fundadores de startups de realidades inmersivas”, añade Raya.

“La principal diferencia con otras alternativas -amplía la docente- es el enfoque universitario que permite englobar los conocimientos necesarios de forma académica: la unión con más de 450 empresas del sector, un Comité Industrial de Realidad Virtual que diseña junto a U-tad los planes formativos y la formación de equipos multidisciplinares para realizar proyectos finales”. El futuro está por escribir, pero comienza por tener la mejor formación posible.

Imágenes | Wikipedia Commons/Angelo de Santis, iStock/jamesteohart, iStock/metamorworks, iStock/AlexRaths, iStock/Sitthiphong, iStock/gorodenkoff

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio
Compartir