Compartir
Publicidad

ToyTalk, así funciona la tecnología para que los niños hablen con sus juguetes

ToyTalk, así funciona la tecnología para que los niños hablen con sus juguetes
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los deseos más innatos de los niños, no solo de los niños de ahora, sino de los niños de todas las épocas, seguro que ha sido el de poder interactuar con sus compañeros más inseparables: los juguetes. Un sueño que está a punto de hacerse realidad gracias a la tecnología ToyTalk, que promete revolucionar la forma en que los más pequeños de la casa se relacionan con sus juguetes favoritos.

Vodafone One

¿Cómo funciona ToyTalk?

Su fundador, Oren Jacob, usó una situación familiar muy simple como motivación para crear ToyTalk: tras realizar una videoconferencia con su hija, ésta le preguntó: ¿Papá, por qué no podría hablar con mi peluche así? Jacob le dijo a su hija que aquello no era posible, pero, repentinamente, una idea se despertó en él, y le respondió que lo solucionaría.

La tecnología que usa ToyTalk es muy parecida a lo que ahora podemos disfrutar en muchos sistemas operativos móviles: la de un asistente virtual que reconoce nuestra voz y nuestras preguntas o frases. Siri, Google Now o Cortana son un buen ejemplo.

Toys1

Estamos en una época en la que, cada vez más, se usan asistentes de voz para obtener resultados y realizar acciones prácticas en nuestra vida diaria. Si un niño ve este uso frecuente de los asistentes de voz en sus padres, entonces entenderá que él también puede hacerlo, pero el problema será que realmente no tiene un asistente adaptado a sus necesidades para poder hacerlo.

Aquí es donde entra en juego ToyTalk y esa es su diferencia clave respecto a los otros asistentes. ToyTalk, como el propio Oren Jacob declara en el vídeo, es la forma más práctica de integrar el uso del lenguaje en el desarrollo de los niños mediante juegos, teniendo en cuenta que el uso del lenguaje es uno de los puntos más necesarios e importantes de la vida de cualquier persona.

PullString, la mano en la nube detrás de ToyTalk

Tt1

Oren Jacob nos deja muy claro en el vídeo que ToyTalk actúa precisamente como un mediador entre el niño, sus fantasias, y sus necesidades reales como persona en desarrollo constante que es. Todo esto se produce gracias a una tecnología propia denominada PullString, diferente a las que estamos acostumbrados a ver en otros asistentes de voz.

Gracias a diversos estudios, se ha descubierto que, cuando un niño usa un juguete que lo trata de forma personalizada, su rendimiento y aprendizaje serán muy superiores que si usase un juguete que use palabras genéricas como "colega" o "amigo" al dirigirse al niño. La tecnología PullString que usa ToyTalk se vale de este hecho.

Antes de lanzar una solución final, los desarrolladores de la tecnología PullString tuvieron que adaptar el sistema de reconocimiento de voz a los requisitos sonoros de las voces y pronunciaciones más habituales en un niño de corta edad. Es decir, sin un niño dice "hoy toi feli", el sistema debe reconocer que realmente quiere decir "hoy estoy feliz".

A partir de ahí, PullString reconoce los diálogos, chistes, canciones, o rimas que el niño recite, y los manda a los servidores de ToyTalk. Una vez allí, “la nube” de ToyTalk escoge las frases más adecuadas ya creadas y grabadas por la empresa previamente para formar una conversación coherente con el niño.

Los creadores de esta tecnología tienen la labor de crear material suficiente y ampliarlo para responder a las necesidades de un niño: comenzando por temas de conversación básicos como colores, gustos o cosas por hacer. Algunas ideas que se barajan en ToyTalk son la de centrarse en temas de conversación sobre las aspiraciones de los pequeños: profesiones, hobbies, gustos personales, etc.

Pero esta tecnología no solo se limita a responder, una de sus mejores bazas es la capacidad de almacenar conversaciones y reutilizarlas. Por ejemplo, puede utilizar la conversación del día anterior para crear conversaciones nuevas, introducir bromas o chistes referentes a otros días, además de hacer comentarios al respecto. Será una conversación fluida que se retroalimenta de ella misma. Por supuesto, los desarrolladores también podrán usar los temas más comunes en los niños para crear nuevas respuestas.

El impacto final del producto en el niño tendrá que ver con la habilidad del programador para hacer que el juguete o aplicación tenga respuestas coherentes y bien elaboradas. Solo con un buen resultado se podrá conseguir el efecto de "taller de improvisación" al que alude el propio Oren Jacob en el vídeo.

El objetivo de ToyTalk, además de entretener a los más pequeños, es el de ayudarles a mantener conversaciones, desarrollar su forma de expresarse o construir frases y aumentar su vocabulario, todo ello en un ambiente de juego que hace más fácil esta interacción.

ToyTalk en la práctica

ToyTalk está comenzando a demostrar el fruto de su trabajo en varias aplicaciones que tiene disponibles en las tiendas de aplicaciones de los sistemas operativos Android (en Estados Unidos) y iOS. En estas aplicaciones, varios personajes virtuales interactuarán con los niños mediante voz y responderán a todas sus palabras.

Por supuesto, los primeros avances fuera de una aplicación de ToyTalk tampoco se han hecho esperar y Hello Barbie se ha convertido en la primera muñeca interactiva del mundo, que usa precisamente esta tecnología.

La seguridad de los juguetes interactivos

Barbie

Muchas voces críticas aseguran que este mercado en plena expansión puede suponer un peligro hacia la seguridad de los menores: cualquier extraño puede acceder a información sensible, y más en una era en la que existe “el internet de las cosas”.

ToyTalk aclara, ante posibles polémicas, que todas esas grabaciones de voz necesarias para que sus aplicaciones funcionen simplemente se usan con el fin de enviarlas a sus servidores para poder construir una respuesta, nunca se usarían con fines publicitarios. Es más, los propios padres deben autorizar el uso de las aplicaciones de ToyTalk con sus hijos antes de que éstos las usen, por lo que la supervisión es total en todo momento.

Las compañías fabricantes de este tipo de productos, como Mattel en el caso de la Hello Barbie, intentan poner de su parte y ofrecen a los padres la posibilidad de contar con un resumen semanal de todas las grabaciones que realizan sus hijos con la posibilidad de poder borrar dichas grabaciones del servidor de la empresa siempre que ellos lo consideren oportuno.

Otro punto que aclaran, respecto al juguete Hello Barbie, es que éste solo realiza grabaciones de voz cuando el niño aprieta un botón, como si fuese un Walkie-Talkie, no graba constantemente lo que ocurre a su alrededor sin permiso.

Por supuesto, el nivel de polémica puede aumentar o decrecer, de forma proporcional, según el nivel de popularidad de estos nuevos y más que posibles nuevos acompañantes de juegos de los niños del futuro.

ToyTalk y Toy Story, ¿hay alguna relación?

Quizás esta idea infantil de los juguetes parlantes te haya recordado, inmediatamente, a la famosa saga de películas Toy Story, del estudio de animación Pixar. La ironía viene al conocer el currículo de Oren Jacob: además de CEO de ToyTalk, fue, sin ir más lejos, jefe de tecnología de la propia Pixar.

Suponemos que esta faceta en su vida lo animaría, en parte, a lanzarse con la aventura de ToyTalk, pero no todo ha sido un camino de rosas en la relación entre Oren Jacob y la afamada saga de películas de juguetes: Jacob tuvo del dudoso placer de ser el responsable del borrado, de forma accidental, del material de Toy Story 2 en su fase de producción. El resultado fue tener que volver a reconstruir la película desde cero.

Imágenes | NYT | wired

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos