Compartir
Publicidad

Chaquetas MIDIs para DJ y ropa para jugones. Esta diseñadora mexicana lleva los wearables más allá

Chaquetas MIDIs para DJ y ropa para jugones. Esta diseñadora mexicana lleva los wearables más allá
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mundo de los wearables, los dispositivos conectados a Internet que nos ponemos, como relojes o gafas inteligentes, no ha hecho más que iniciar su andadura. La interacción humana y la necesidad de estar conectados a Internet marca el futuro de los wearebles y ahora estos diseñadores mexicanos nos lo muestran con sus chaquetas MIDIs para DJ y ropa para jugones para sentir donde te dispararon en tus videojuegos, por ejemplo.

Machina es la empresa de desarrollo de wearables donde estos diseñadores mexicanos están apostando por estos dispositivos desde una perspectiva diferente, no sólo como cuantificadores de nuestra actividad, sino como tecnología incorporada a nuestra ropa que nos ofrece funcionalidades extra. Nos lo cuenta Linda Franco, una de las cofundadoras de este proyecto que ha puesto en marcha estas alternativas para llevar Internet en nuestra ropa y crear una experiencia más interactiva con el fin de solucionar diferentes necesidades de los usuarios. Algunos de estos wearables son ya una realidad, tal y como podemos ver en el siguiente vídeo.

De la chaqueta MIDI para DJs a wearables para jugones

El principal producto por el que ahora están apostando en Machina es la chaqueta MIDI, especialmente pensada para DJs o bailarines, realizar performances, etc. Como comenta en el vídeo: "la MIDI Controller Jacket controla la música a través de una aplicación móvil para iOS. Tiene sensores en las mangas, un drum pad para controlar y producir música". Se trata de crear música a través del movimiento detectado por los sensores de la chaqueta.

Linda Franco nos cuenta cómo este aspecto cinético ha hecho que sean "los bailarines los que han logrado sacar más partido a la MIDI Controler Jacket. pero también los DJ's" pueden complementar su forma de pinchar en sus sesiones a través de un wearable como éste. Además de otros dispositivos, esta chaqueta incorpora cuatro sensores flexibles que pueden detectar la posición de su dedo, un acelerómetro que recoge información del movimiento del brazo, un pequeño jostick y los cuatro pulsadores.

Otro campo diferente es el que exploran con OBE, un nuevo producto todavía en desarrollo en el que están trabajando en Machina. Linda nos cuenta que "es un producto enfocado a la industria de los videojuegos". Está pensado para los jugones que buscan un experiencia más inmersiva y que complementa a Oculus Rift, para que además de tener una experiencia 3D podamos sentir en nuestro cuerpo la vivencia del protagonista según se desarrolla la acción del juego, algo que sin duda hará las delicias de los aficionados a este tipo de videojuegos.

La cofundadora de Machina nos habla de la tecnología que incorporará este dispositivo, que "tendrá motion capture, audio o diferentes sensores para que si jugamos a Call of Duty podamos sentir los impactos de los disparos que recibimos en el videojuego", sin duda el complemento perfecto a la realidad virtual que percibimos con Oculus Rift.

El futuro de los wearables más allá de cuantificar nuestra actividad

Mochila Ciclista Machina

Pero el futuro de los wearables va más allá de lo que hoy podemos llegar a imaginar. Linda nos habla de los nuevos materiales y nuevas formas de crear y pensar este tipo de dispositivos. Como ejemplo nos pone la mochila para ciclistas que lanzaron a través de la plataforma de crowdfunding Ideame. La mochila era capaz de indicar al vehículo posterior en qué dirección iba a girar la bicicleta. En este primer prototipo esta indicación la hacía el ciclista de forma manual. Linda comenta como todo evoluciona y "ahora con las tecnologías existentes los intermitentes de la mochila para ciclistas se pueden accionar de forma automática con el movimiento".

La cofundadora de Machina va más allá y nos cuenta como "la ropa conectada a Internet puede ayudarnos gracias a la información que recoge del entorno para indicarnos si necesitamos beber o qué tipo de alimentos es necesario ingerir en cada momento". Para Linda "esta ropa tiene que ser como una segunda piel, conectada e invisible, que pase desapercibida pero sea útil". Por eso los sensores van ocultos, nuestra ropa tiene que ser funcional, que podamos llevar en el día a día y a la vez aportar ese extra que ofrece la conexión con otros dispositivos.

Un desarrollo Open Source donde todos pueden aportar funcionalidades e ideas

Los desarrolladores pueden acceder al SDK de la chaqueta MIDI. Se trata de un desarrollo Open Source que está programado en Arduino. Linda nos cuenta como "algunos desarrolladores han utilizado la chaqueta para controlar un dron, que navegaba por Google Maps, extendiendo la funcionalidad que ya tiene la chaqueta". En Machina están convencidos de que el apoyo de la comunidad puede ayudar a hacer sus productos mejores.

Una comunidad de desarrolladores fuerte puede ayudar a extender la funcionalidad de sus wearables más allá de lo que ellos tenían en mente. La idea es hacer partícipe de los beneficios también a esta comunidad gracias a la utilización de kits de que la gente puede aprovechar y ampliar la utilidad de los wearables. Hablamos de ropa que nos ayude a controlar las constantes vitales de bebés, por ejemplo o también incorporarlos a uniformes para profesionales, como los bomberos donde estos sensores pueden ayudar a mejorar la funcionalidad de esta ropa.

Quizás el reto pendiente sea resolver la capacidad de producción de estos wearables de forma masiva y a un precio asequible. También la duración de este tipo de ropa, en una industria como la de la moda donde se cambia de estilo varias veces cada año, por lo que los wearables tendrían que ir adaptándose a estas tendencias de diseño.

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos