Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Si ya te gustan los móviles grandes, espera a que cumplas los 40 años

Si ya te gustan los móviles grandes, espera a que cumplas los 40 años
Guardar
9 Comentarios
Publicidad

No se trata de aquello de que el burro grande, ande o no ande, sino que se imponen los teléfonos de pantallas generosas por una mera cuestión de comodidad: no es lo mismo leer un artículo o navegar por una web con un terminal de 3 pulgadas que con uno de más de 4.

Tanto que los teléfonos de entre cuatro y seis pulgadas acaparan el 80% de las ventas en estos momentos en Europa o más del 90% en Asia, según un informe de Scientia Mobile.

Tamano Movil

Fuente: Scientia Mobile.

No es móvil (exclusivo) para jóvenes

Aunque al inicio de su aparición los teléfonos de grandes dimensiones llamaban la atención, especialmente cuando alguien los utilizaba para hablar, lo cierto es que poco a poco este gran tamaño se ha ido imponiendo, y no solo entre los más jóvenes.

De hecho, los últimos datos sobre el equipamiento tecnológico que poseen las personas de la tercera edad en España pone de manifiesto que los mayores tienen más móviles que ordenadores.

Equipamiento

Fuente: Imserso.

Es más, ese móvil es, en muchas ocasiones, un teléfono inteligente, puesto que casi 7 de cada 10 (67%) de las personas con más de 46 años en España tienen un smartphone.

¿Para qué utilizan las personas mayores el móvil? Un reciente estudio de Deloitte pone de manifiesto que, frente al uso principal de mensajería instantánea que realizan los usuarios más jóvenes, las llamadas es la función principal que utilizan las personas a partir de la mediana edad. Pero lo cierto es que incluso los de edad más avanzada sacan partido de la mensajería instantánea o de los SMS, lo que evidencia que también necesitan pantallas grandes para mandar y recibir estos mensajes.

Uso Movil

Fuente: Consumo móvil en España, Deloitte.

No en vano, hay que tener en cuenta que, a partir de los 40 años, la inmensa mayoría de las personas comienza a tener problemas para leer, al menos con la misma facilidad con que lo hacía antes.

¿Qué pone aquí, que no lo veo?

Letras que bailan, dificultad para enfocarlas correctamente, alejar y volver a acercar lo que se quiere leer, fruncir el ceño, apretar los ojos… Síntomas y reacciones que pueden evidenciar que el usuario empieza a tener lo que popularmente se conoce como vista cansada y que en término técnico se conoce como presbicia, un efecto (que no enfermedad) que la edad produce sobre la visión.

Se calcula que la presbicia o vista cansada suele producirse a partir de los 40-45 años y los ópticos consideran que, a partir de los 50 años, toda la población está afectada por esta disfunción. No es el único problema de visión que se puede achacar a la edad, pero sí uno de los más evidentes.

No sin mi pantalla grande

Así pues, si ahora que eres joven te gustan los móviles con pantallas generosas, espérate a ir cumpliendo años: no solo te seguirán resultando cómodas, sino que agradecerás poder tener un amplio espacio en el que ver las cosas sin tener que adivinarlas.

Zenlasr Front Black

Es lo que le pasa, por ejemplo, a Pilar Fonseca, con cuatro décadas a sus espaldas. “El tamaño en esto de los móviles ¡también importa! Entiendo que si lo llevas en un bolsillo busques la comodidad del transporte, pero cuando lo llevas habitualmente en el bolso buscas otro tipo de comodidad”.

"Para mí usar un phablet de 6,4" no es cuestión de modas, sino una cuestión práctica, porque uso el móvil para leer el periódico, e incluso libros, y debido a la presbicia, no podría leer nada en uno inferior a 5,4 pulgadas", Francisco José Laurino

En estos momentos, Pilar tiene un phablet y asegura estar “encantada por las prestaciones, el precio y el tamaño que tiene”. No tiene claro que sea una cuestión tanto de edad porque cuando ella empezó a tener móvil, estos sólo servían para hablar, pero Pilar Fonseca no quiere saber nada de uno que no tenga pantalla grande. “Lo que más valoro de tener un móvil de este tamaño es la comodidad del teclado para cualquiera de las aplicaciones, tanto para Whatsapp como para el correo e incluso la edición de fotos”.

Francisco José Laurino, de 53 años y comentarista de Xataka y de Tecnología Zen, reconoce que también usa un phablet de 6,4 pulgadas porque, de lo contrario, “no podría leer casi nada en la pantalla. Para mí no es cuestión de modas, sino una cuestión práctica, porque uso el móvil para leer el periódico, e incluso libros, y debido a la presbicia, no podría leer nada en uno inferior a 5,4 pulgadas”. Un tamaño que para este usuario ya es “demasiado pequeño”.

Por eso, si eres de los que te gustan los grandes móviles tienes a tu disposición varios modelos del fabricante Asus, como toda la gama ZenFone 2, muchos de ellos con 5,5 pulgadas de tamaño y una resolución Full HD para que no solo veas el contenido en grande, sino en alta calidad, lo que mejora la visualización y la experiencia.

Zen Lay

Son varios los modelos que podrás encontrar en esta familia, que ha potenciado además la calidad de su cámara de 13 MP para tomar imágenes en Super HDR, especialmente en condiciones de baja luminosidad. Todo ello, además, se ve potenciado por el procesador Intel Atom Super Quad Core de 64 bits y a 2,3 GHz de velocidad, así como una GPU PowerVR 6430.

Consejos ópticos

El Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas también ofrece una serie de consejos para intentar cuidar más la vista cuando miramos las pantallas. Así, recomienda aumentar la resolución, puesto que así más clara será la imagen, lo que redundará en un mayor confort visual. Si, pese a incrementar la resolución de la pantalla al máximo las letras siguen apareciendo muy pequeñas, se puede aumentar el tamaño de fuente para compensar. Asimismo, para leer las letras con más facilidad, se debe ajustar el contraste entre los caracteres y el fondo. El brillo no debe ser ni demasiado intenso ni demasiado tenue.

Zenfone2

También se recomienda evitar los deslumbramiento y reflejos. Los reflejos en la superficie de la pantalla se pueden minimizar mediante cortinas en las ventanas, interruptores que hagan la luz ambiental más tenue y filtros de reducción del deslumbramiento. Para mitigar los brillos, conviene eliminar las fuentes de luz que puedan encontrarse en la zona periférica. Si puedes ver tu cara o los elementos que te rodean reflejados en la pantalla, también tienes un problema de deslumbramiento.

Además, es conveniente mantener la pantalla libre de huellas y polvo, ya que pueden reducir la claridad.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos