Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

La tecnología necesita más mujeres para una nueva edad de oro

La tecnología necesita más mujeres para una nueva edad de oro
Guardar
15 Comentarios
Publicidad

Dejémonos de prolegómenos: el mercado laboral necesita más mujeres. En los sectores tecnológicos los informes son desoladores. El pasado abril, en el marco del Día Internacional de las Niñas en las TIC, se confirmó: el sector tecnológico sólo emplea un 18% de mujeres. Y, lo que es más relevante, un amplio porcentaje se decantan por bachilleres de ciencias y matemáticas pero, en la universidad, un 75% de las estudiantes de carreras tecnológicas las abandonan. Una criba, una barrera que nace desde la niñez, cuando se sugiere que «éstas no son ramas femeninas».

Por suerte las cosas están cambiando. Y para bien de todos: una paridad en sueldo, jornadas y puestos de trabajo le ahorraría una verdadera fortuna al Banco Mundial y aceleraría la recuperación económica global. Cuando hablamos de creatividad, de pensamiento lateral, de innovación, tenemos que mirar hacia el trabajo de miles de mujeres.

Influencia Estudios

El futuro se construye hoy

Según la UE, en 2020 existirán 825.000 vacantes de puestos informáticos en toda Europa

ASUS es una de las empresas clave que están luchando por incorporar a la mujer en el sector laboral tecnológico. A través de la plataforma #MakeWhatsNext están desarrollando un espacio para alentar a niñas, desde la Primaria, a acercarse a estudios tecnológicos y científicos. La meta es común: evitar que en el futuro nos encontremos con gran cantidad de puestos necesarios sin ocupar. Según la UE, en 2020 existirán 825.000 empleos vacantes en toda Europa relacionados con informática y telecomunicaciones. 2 millones en todos los campos tecnológicos.

«Facilitar formación tecnológica a las jóvenes en las primeras etapas escolares ayudaría a despertar su interés por la ciencia y la tecnología, desarrollar su curiosidad por este campo y animarlas a emprender carreras STEM [acrónimo inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas]», decía en el citado evento Pilar López, presidenta de Microsoft Ibérica.

Así las cosas, debemos echar la vista atrás para observar en qué hemos mejorado y qué estamos involucionando. En los años 80 las mujeres representaban el 37% de las licenciaturas en informática en EE. UU.; la cultura popular siempre les otorgó un rol de secundarias. En la actualidad ese porcentaje se ha visto reducido hasta poco más del 20%. Por otro lado, tendríamos campos como la Arquitectura: casi un 41% de graduadas en Arquitectura en 2013 frente a un 25% en 1985. Un 18% de diseñadoras de primer nivel galardonadas en 2010, frente al 3% en la década de los 80.

Tech

Una cuestión de fe

Más datos relevantes: en el creativo sector de la publicidad, un 59% de los estudiantes son mujeres. Pero sólo un 3% logra ser directora creativa. Ellas se quedan en puestos intermedios mientras ellos escalan posiciones hasta lo más alto. ¿Por qué? La consultora Accenture ha publicado recientemente un informe muy completo del que podemos extraer algunas conclusiones: en algún punto de su formación, más específicamente en el paso del instituto a la facultad, desisten. Pero no se rinden por no poder alcanzar sus metas, sino por no estar apoyadas ni influenciadas positivamente.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organizadora del Girls in ITC Day, señala «aun cuando las chicas utilizan ordenadores e Internet tanto como los chicos, la probabilidad de que aquéllas consideren la posibilidad de estudiar una carrera relacionada con la tecnología es 5 veces menor». Fionnuala Meehan, Directora de SMB Sales, Google, apunta al respecto: «los estereotipos nacen de las percepciones erróneas y podemos hacer frente a estos directamente al garantizar que todos los estudiantes experimentan materias como ciencias de la computación en la escuela».

«La posibilidad de que ellas decidan estudiar una carrera relacionada con la tecnología es 5 veces menor» UIT

Este es uno de los principales problemas a combatir. Porque la falta de seguridad y confianza sólo es un reflejo de una sociedad general que no cree en ellas. Un efecto espejo en el que las mujeres nunca son culpables, sólo víctimas de prejuicios apresurados.

Investigacion

A más mujeres, mejores resultados

Las marcas han entendido que la mujer, bien por capacidad de organización, de gestión laboral, y simple equidad de oportunidades, son el elemento imprescindible para mirar hacia el futuro. ASUS cuenta con distintos perfiles de mujer destacados dentro de su empresa, ocupando puestos de gran importancia y responsabilidad, como Vita Wang, Senior Manager en Diseño Industrial, Miranda Lin (Lead User Experience Designer), primera posición en la organización del departamento del equipo de diseño y galardonada por su contribución en el smartphone Zenfone 2.

Y podríamos seguir con Josie Yang, consultora tecnológica y responsable en el departamento de innovación, Katherine Lee, investigadora de Diseño, o Michelle Hsiao (Lead Brand & Visual Communication). En tiempos donde la guerra por el talento marca el éxito de una empresa, estos nombres clave son sólo una pequeña muestra de las muchas mujeres que potencian e impulsan diariamente los mejores productos de ASUS.

Design

Sólo hay que fijarse en el palmarés precisamente en el departamente de diseño: en los iF Product Design Awards, durante todas sus ediciones, ASUS ha obtenido un total de 142 premios por productos como Transformer Book Chi, ZenFone 2, ZenWatch, ZenBook UX305, Chromebook C, Republic of Gamers (ROG) GX500, ROG G20, ROG Swift PG278Q, ASUS MX27A y ASUS Smart Home System. En los últimos 7 años —comenzando desde 2010 con 6 galardones, 4 en diseño y 2 en ingeniería—, Asus ha acumulado 64 CES Innovation Awards en total.

Cobrar menos, pagar más

Grafico Tasa De Participacion Laboral

Como pueden ver en el gráfico, el desempleo en la tasa de participación laboral afecta con mayor gravedad a mujeres que a hombres.

Sumemos esto a problemáticas como la tasa rosa, que según una investigación llevada a cabo por el tabloide británico The Times se cobra de media un 37% de sobreprecio sobre los mismos productos para hombres. Y no nos olvidemos de la Tasa Tampax, un impuesto que penaliza algo tan natural como la menstruación, y recientemente ha sido derogada en el Estado de Nueva York. Una problemática confirmada por este estudio de EDUSO.

Y ellas no cobran más para paliar esta inflacción. Según este informe de UGT, una mujer española debería trabajar casi 3 meses más para cobrar lo mismo que un hombre, una brecha salarial del 24%. Por el contrario, según la OIT (Organización Internacional del Trabajo), que sitúa este porcentaje en el 17%, estima que por formación y experiencia las mujeres deberían, justo al contrario, cobrar un 2% más que los hombres.

Igualdad Fuente: Mujeres ONU (http://progress.unwomen.org)

Eventos y movimientos

Ya sea en forma de talleres o eventos como el pasado Microsoft Pink Cloud, enfocado a promover el interés de las jóvenes en estudios científico-tecnológicos, y en el cual ASUS participa y apoya activamente, la industria tecnológica avanza para evitar perder el talento y el interés de las estudiantes femeninas. Con cuatro ediciones a las espaldas, ‘Pink Cloud’ es uno de los movimientos más relevantes del sector. El año pasado reunieron a 1.500 jóvenes italianas y de otros territorios para ampliar sus conocimientos técnicos y científicos.

‘Pink Cloud’ es uno de los movimientos más relevantes para promover el empleo femenino en el sector tecnológico

Y el escenario del que venimos no ha sido precisamente cómodo. A propósito de los laboratorios de investigación mixtos, también el año pasado, el Premio Nobel de Medicina en 2001 Tim Hunt entendió, a los 72 años, que sus declaraciones «te enamoras de ellas y lloran cuando las criticas» eran, cuanto menos, desafortunadas. Un camino donde ya se ha superado el miedo.

Ese miedo irracional que sintieron generaciones pasadas con el nacimiento del primer vehículo a motor o al enfrentar los progresos tecnológicos diarios en materia de Inteligencia Artificial, por ejemplo. Y, como es obvio, sin ellas no hay ni progreso, ni tecnología.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos