Publicidad

La guerra por ser el sucesor de Pebble, el smartwatch con autonomía de semanas y funcionamiento completo: Xiaomi, Fitbit y Huawei
Wearables

La guerra por ser el sucesor de Pebble, el smartwatch con autonomía de semanas y funcionamiento completo: Xiaomi, Fitbit y Huawei

Publicidad

Publicidad

En el mundo de la tecnología y los gadgets, en la última década el tiempo ha pasado más rápido de lo que parece. Hace solo seis años que el Pebble, mediante una campaña de financiación colectiva de enorme éxito, inició la era actual de los smartwatches, convirtiéndose casi al instante en un icono de los early adopters y hasta un producto algo fetiche y diferente que todavía hoy tiene un hueco en el corazón de muchos usuarios.

Por ahora, la idea detrás del Pebble original no ha logrado ser replicado con éxito pese a algunos intentos interesantes como los de Huawei, Fitbit y Xiaomi que repasamos con periodistas tecnológicos que los han podido probar.

Un millón de unidades cuando no existían los smartwatches

José García Nieto, editor senior de Xataka, Xataka Android y Xataka Móvil, vivió muy de cerca el furor por el Pebble y las miradas que despertaba a su alrededor: "Envidiaba cómo se veía plena luz del día, las opciones de personalización y, de alguna forma, su sencillez"

Pebble Time Junto Original

El Pebble original logró vender un millón de unidades en todo el mundo tras protagonizar una de las campañas de financiación colectiva más exitosas de la historia. Y no lo hizo precisamente replicando en un tamaño más reducido la pantalla de un smartphone sino con ideas propias que todavía hoy siguen sin alcanzar en su totalidad el resto de fabricantes de smartwatchs al uso. Pero lo intentan.

La idea del Pebble original todavía no ha sido replicada con éxito en el mundo del smartwatch
Foto Jose Garcia

Alrededor de la sencillez José García articula los tres pilares sobre los que un sucesor del Pebble debería incidir: batería, funciones y precio.

“Con las funciones me refiero a que mantenga esa esencia de ser sencillo, pero sin llegar a ser poco útil. Creo que, como mínimo, tiene que ser capaz de conectarse al teléfono para mostrar notificaciones y permitir responderlas, aunque sea con la voz, llamadas entrantes y ofrecer información útil como el tiempo”

Juan Carlos López, editor senior en Xataka, remarca también como factores clave de un sucesor del Pebble justo una batería que proporcione al reloj una autonomía lo más prolongada posible así como la máxima simplicidad en la interfaz. Y añade algo más personal pero clave en un dispositivo wearable: el diseño.

Pebble Watch original

Para Juan Carlos López el diseño de un sucesor del Pebble debe ser cuidado para que encaje en un abanico de escenarios de uso amplio, prestando especial atención a “un diseño tradicional que te permita utilizarlos en tu día a día sin llamar la atención”.

“Además me importan mucho la capacidad de entrega de brillo de la pantalla (si no está a la altura podemos tener dificultades para utilizar el reloj inteligente en espacios muy iluminados) y la conectividad (agradezco especialmente la posibilidad de utilizar el smartwatch para pagar en datáfonos compatibles con la tecnología contactless).

Fitbit: el que más fácil lo tenía

A priori, Fitbit, tras la compra de Pebble a finales de 2016, estaba destinado a transmitir a sus relojes avanzados el aura diferente de los Pebble y en gran medida, sus especificaciones clave.

El primer modelo que nos hizo soñar con ello fue el Fitbit Versa, casi heredero directo del Pebble Time.

”Fitbit cogió la idea de Pebble y la llevó al terreno deportivo, y en ese terreno es fantástico, pero no lo es tanto cuando lo usas como reloj inteligente"

José García Nieto tiene experiencia con el Fitbit Versa y analizó para Xataka la versión más asequible de la familia: el Fitbit Versa Lite.

Este modelo en concreto no acaba de entrar en la categoría de dispositivo asequible que le pide a un sucesor del Pebble, aunque lo que menos le gustó del mismo fue su corto recorrido como smartwatch, tanto en notificaciones como en extras deseables.

“No tienes funciones como NFC para pagar o altímetro y el rendimiento general tenía margen de mejora”

Para José García, esta familia de Fitbit se quedaba a caballo entre una pulsera cuantificadora y un reloj inteligente, más lo primero. Pero ofrecía una autonomía correcta, muy deseable para ser sucesor del Pebble (unos cuatro días en sincronización continua), así como un diseño y acabado metálico atractivo y más enfocado en el ámbito deportivo, donde sus funciones cuantificadoras eran muy destacables.

Fitbit Versa Lite En Uso

Xiaomi y su Amazfit Bip: sencillez, precio y autonomía

Xiaomi entró en el segmento de los relojes avanzados de la misma manera que en el mercado de los smartphones: en avalancha y esgrimiendo un arma muy poderosa como es la relación calidad/precio. En su catálogo el smartwatch que más se asemeja a la idea detrás del Pebble está en la familia Bip.

El modelo de referencia fue el Amazfit Bip original, asequible y con una promesa asombrosa de 45 días de autonomía.

“El Amazfit Bip original me gustó mucho, precisamente, por la batería. De hecho, me lo llevé de Interrail y se portó como un campeón, monitorizando el ritmo cardíaco y los pasos en tiempo real durante diez días. Y digo diez días porque es lo que duró el viaje, pero llevaba otros tantos encendido y aguantó el tirón después del viaje”

José García Nieto lo ve claramente como el modelo más cercano al Pebble de su época.

“La pantalla también es buena. Se echa en falta algo más de resolución, pero se ve perfectamente a plena luz del día y para lo básico, que es ver la hora, los pasos, algunas notificaciones y monitorizar las sesiones de deporte es más que suficiente”

A cambio de un precio muy asequible para lo que ofrece, 75 euros, el Amazfit Bip peca de estar fabricado en plástico y con un acabado algo lejos de lo que podemos considerar como una categoría premium. También las notificaciones son limitadas a la hora de interaccionar con ellas.

Amazfit Bip

Huawei juega el arma de ser el más completo y con autonomía

Huawei ha mantenido una cierta regularidad con sus smartwatches y es la marca que a priori tiene menos oportunidades de ofrecer un sucesor del Pebble por quedar más cerca de los modelos de smartwatches completos y de alto precio. Pero juega alguna baza muy interesante.

"Lo que más me gusta del Huawei Watch GT Active es su autonomía real de casi dos semanas, la calidad de su pantalla AMOLED, su diseño y su acabado. Creo que estas características le permitirían enfrentarse con ciertas garantías al Pebble"

Foto Juan Carlos Lopez

Juan Carlos López analizó a fondo el Huawei Watch GT Active para Xataka y sabe de primera mano qué puede ofrecer como sucesor del Pebble, al que incluso dice que mejora en un aspecto clave como es el de la medición razonablemente precisa de la frecuencia cardíaca, algo imprescindible si quieres usar el reloj para practicar deporte con cierta intensidad.

"Sin embargo, la pantalla transflectiva del Pebble posiblemente permitiría a este smartwatch ofrecernos una experiencia más satisfactoria que la que nos propone el Watch GT Active de Huawei en espacios con abundante luminosidad ambiental"

Probablemente no de tiempo a ver a un sucesor del Pebble que realmente nos de la diferenciación en autonomía, simplicidad de uso y hasta encanto del modelo original antes de que la categoría como tal evolucione en algo muy diferente a lo que nos quería dejar este reloj que quienes tuvimos en nuestra muñeca nunca hemos olvidado.

Huawei Watch GT Xataka análisis

Pero nos gusta que algunas marcas como Huawei, Xiaomi y por supuesto Fitbit, que posee algunos de los secretos del Pebble original, sigan intentándolo. Al ese sucesor que ojalá llegue algún día lo recibiremos seguro con los brazos abiertos y la muñeca lista.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir