Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Guía para medir la eficiencia energética de tu TV

Guía para medir la eficiencia energética de tu TV
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

La contaminación nos afecta de formas muy variadas, por lo que es muy importante aprovechar los recursos de las formas más responsables posibles a nuestro alcance. Nuestro propio televisor puede ayudar a ello, ¿cómo? Gracias a su nivel de eficiencia energética.

La forma de ayudar al planeta de un televisor

Eficiencia energética TV

Un televisor energéticamente eficiente nos ahorrará dinero en la factura a final de mes, y lo que es más importante, hará que usemos un electrodoméstico menos contaminante. Esto es especialmente importante cuando hablamos de electrodomésticos que tienden a aumentar su tamaño y sus prestaciones con cada generación, como es el caso de los televisores.

Los fabricantes y distribuidores cuentan con una serie de responsabilidades y obligaciones contando como punto de partida el año 2010, en el que se produjo la publicación de la normativa responsable de la Unión Europea.

Eficiencia energética TV

Una de estas responsabilidades pasa por incluir unas etiquetas que clasificarán los distintos televisores en unas escalas que deben ir variando a lo largo de los años (cada 4 años aproximadamente) en las que los modelos deben ser obligatoriamente más eficientes que las generaciones anteriores.

Así pasaremos de las escalas iniciales A, B, C, D, E, F, G a las futuras escalas más eficientes A+++, A++, A+, A, B, C, D. Si nos sirve como guía: Un televisor con denominación A++ debe consumir la mitad que un televisor con denominación A.

Cuestión de tamaño y tecnología

Eficiencia energética TV

Los baremos que determinan la eficiencia energética de un televisor son una serie de formulas que determinan, gracias a las características técnicas de los mismos, el nivel de consumo en el que se encuentran.

La tecnología de los televisores es muy importante. Ahora mismo, los televisores más eficientes, son los que usan la tecnología LED. Consumen en torno a un 25% menos que los LCD convencionales, y un 40% menos que los “antiguos” televisores de plasma.

El tamaño también es determinante, ya que cuanto más grande sea la pantalla, mucho más puede consumir. De hecho, el rango de eficiencia energética no es el mismo para un televisor de 19 pulgadas que para uno de 42.

Ejemplos prácticos

Eficiencia energética TV

Vamos a revisar una serie de ejemplos numéricos que determinan cuando un televisor es o no eficiente al aplicar las fórmulas matemáticas. La clase de eficiencia energética la establece el Índice de Eficiencia Energética. Dicho Índice se calcula mediante la fórmula P/Pref (A), donde:

  • Pref (A) = Pbasic + Ax4,3224 W/dm2.

  • A = Área visible de la pantalla expresada en dm2.

  • P = Consumo de electricidad en modo encendido, expresado en vatios. Se obtiene mediante la medición empírica según unas condiciones establecidas en el RD.

  • Pbasic =

  1. 20 W para televisores con un sintonizador/receptor y sin disco duro.
  2. 24W para televisores con uno o varios discos duros.
  3. 24 W para televisores con dos o más sintonizadores/receptores.
  4. 28 W para televisores con disco duro y dos o más sintonizadores/receptores.
  5. 15 W para monitores de televisión.

Por lo tanto, un resultado aproximado y realista sería:

  • Televisores eficientes de 19-26 pulgadas: 16-36 w (clases B, A y A+) Televisores ineficientes: 150 w

  • Televisores eficientes de 32 pulgadas: 35-50 w (clases B, A y A+) Televisores ineficientes: 175 w

  • Televisores eficientes de 37-42 pulgadas: 48-63 w (clases B, A y A+) Televisores ineficientes: 243 w

  • Televisores eficientes de 46 pulgadas (117 cm): 56-83 w (clases B, A, A+) Televisores ineficientes: 330 W

Más en Vive Philips TV

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos