Compartir
Publicidad

Windows 10 ya soporta G-Sync y FreeSync: ¿por qué es esto importante para los gamers?

Windows 10 ya soporta G-Sync y FreeSync: ¿por qué es esto importante para los gamers?
41 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace ya meses que en Microsoft llevan trabajando en dar soporte a más y más tecnologías que permitan exprimir al máximo el campo de los videojuegos en el que quieren convertirse en absolutos protagonistas.

Una nueva compilación de Windows 10 viene cargada de novedades en este sentido: los juegos de la nueva Universal Windows Platform (UWP) ya podrán contar con soporte para las tecnologías FreeSync de AMD y G-Sync de NVIDIA; además de otra opción muy llamativa entre los gamers: el desbloqueo de los framerates de esos títulos.

Los primeros juegos en aprovechar estas características serán 'Gears of War: Ultimate Edition' y 'Forza Motorsport 6: Apex', y en Microsoft esperan que otros desarrolladores ofrezcan dicha capacidad en títulos que formen parte de esa plataforma universal.

¿Por qué es importante ese soporte Vsync?

Como explica Microsoft, "Vsync es la capacidad de una aplicación de sincronizar el renderizado de los fotogramas del juego con la tasa de refresco del monitor". Aunque desactivar esa opción libera de trabajo a la gráfica, que puede renderizar fotogramas a toda potencia, pero puede dar lugar al tearing, que aparece cuando dos fotogramas se muestran en pantalla al mismo tiempo.

Vsync

Las tecnologías de AMD y NVIDIA resolver ese problema de sincronización, pero al desbloquear la tasa de fotogramas de los juegos UWP se limitan las posibilidades de que el problema del tearing pueda aparecer. Eso podría por ejemplo animar a los desarrolladores a orientar sus producciones a juegos en 60 fps en lugar de los 30 fps que suelen elegir porque esa tasa da menos problemas.

Hasta ahora la aparición de ese efecto de tearing y esas feas líneas horizontales se podía corregir en algunos juegos activando la opción para que las gráficas realizasen el "trabajo sucio" y corrigiesen ese efecto, pero esas operaciones son costosas a nivel computacional, de ahí que AMD y NVIDIA lanzaran sus alternativas para solventarlo.

Dos estándares enfrentados

La diferencia entre ambas alternativas es que una es una plataforma abierta y otra propietaria. En NVIDIA G-Sync el secreto está en la integración de un chip en el monitor que tendrá que tener soporte para esa tecnología, mientras que AMD ofrece dicha opción utilizando el estándar Adaptative Sync que forma parte de la especificación DisplayPort.

Tearing

V-Sync funciona así porque normalmente un monitor "no se habla" con la tarjeta gráfica, y siempre hace su refresco con la misma frecuencia todo el tiempo, sin importarle el número de fotogramas que la gráfica le esté enviando. La sincronización adaptativa permite que la frecuencia del monitor varíe para que coincida con la que ofrece la tarjeta gráfica, pero tanto AMD como NVIDIA han ido un paso más allá con sus soluciones nativas.

Ambas propuestas tienen un impacto directo en el coste de nuestro equipamiento para juegos: en el caso de NVIDIA ese coste se nota en el precio del monitor, que será más caro si ofrece soporte G-Sync (hay una licencia que pagar). Además tendremos que tener una tarjeta gráfica compatible, y la mayoría de las GPUs desarrolladas por NVIDIA en los últimos tiempos ofrecen dicho soporte.

En el caso de AMD no hay un extra que pagar en los monitores (aunque los hay especialmente preparados para esta tecnología, la tecnología no exige royalties como el caso anterior) y son varias también las tarjetas que soportan FreeSync, lo que hace que esta solución sea habitualmente más económica. Aquí hay que prestar atención al soporte que los monitores ofrecen en estos dos casos, eso sí. Hay webs especializadas que ofrecen más información respecto a los modelos recomendados.

En el apartado del rendimiento las soluciones son prácticamente idénticas, pero aunque el tearing desaparece de forma casi total, puede que aparezca otro problema, sobre todo en el caso de FreeSync: el ghosting. Este efecto que hace que veamos una especie de "huella" de los objetos que componían la imagen en el fotograma o fotogramas anteriores puede resultar muy molesta para algunos usuarios. En general parece que de momento G-Sync lleva la delantera en rendimiento (no aparece ghosting), pero también es una solución más cara que la de AMD. Ambas, eso sí, son superiores a la opción Vsync nativa que ofrecen algunos juegos.

Más información | Microsoft
En Xataka | Combinar una GPU de AMD con una NVIDIA pronto será posible gracias a DirectX 12

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio