Ser youtuber (y triunfar) no es fácil: tomarme 'Youtubers Life 2' en serio me lo ha demostrado
Videojuegos

Ser youtuber (y triunfar) no es fácil: tomarme 'Youtubers Life 2' en serio me lo ha demostrado

Cuando instalé 'Youtubers Life 2' en el ordenador y me puse a jugar pensé "a ver qué tengo que hacer para convertir a mi avatar en un youtuber de éxito. Es un juego, no debe ser difícil". Me equivoqué. Donde esperaba encontrarme un simulador me encontré un juego profundo, con mensaje y muy completo.

No solo porque el simulador tenga a personajes reales como Rubius, PewDiePie y compañía, que también, sino porque consigue transmitir esa sensación de tener que estar siempre en la cresta de la ola, de estar al día de las tendencias, de que si no te actualizas no triunfas y de que ser youtuber o creador de contenido en general no es tan fácil como ponerse delante de una cámara.

Hoy se habla de esto, mañana ya veremos

Si conocéis 'Youtubers Life' ya sabréis cómo es la mecánica del juego, pero para aquellos que no sepan qué es permitidme que haga un resumen. En 'Youtubers Life' encarnamos a nuestro propio avatar. Nuestro objetivo es convertirnos en youtubers de éxito subiendo vídeos a Newtube, haciendo streaming en Glitch y subiendo fotos a Instalife, es decir, a YouTube, Twitch e Instagram.

La grabación del contenido consiste en pequeños desafíos, básicamente elegir reacciones y pequeños juegos de pulsar las teclas correctas en el momento adecuado. Una vez terminado el vídeo obtenemos los clips, que son como piezas de un puzle que deberemos encajar en el editor de vídeo. La mecánica es fácil, pero desafiante. El juego no es tan sencillo como suena.

Las acciones como grabar vídeos, editar o hacer streaming consumen energía. Sin energía no podemos hacer nada

Evidente, empezamos con un ordenador básico, una consola y un juego y de nosotros dependerá subir contenido para ganar suscriptores, monedas, reconocimiento, etc., y mejorar nuestro setup para grabar más y mejor. Todas estas tareas de grabación consumen energía, energía que recuperamos durmiendo, comiendo o bebiendo. Y aquí es donde empieza la miga.

Casa

No vale con subir cualquier contenido, sino que si queremos triunfar tendremos que estar al día de las tendencias. Estas pueden ser desde una personalidad hasta un juego en concreto, una marca de videojuegos, un tipo de ropa o un lugar. Usar las tendencias de cada día (porque sí, cambian cada día) es vital para estar en los tops y crecer como creador de contenido.

Lejos de hacer una review del juego, mi intención era tomármelo en serio, comportarme como lo haría un youtuber o, al menos, como el juego nos sugiere que debemos hacerlo. Así pues, me dispuse a crear contenido relacionado con las tendencias, algo que no es tan sencillo como subir un vídeo y ya está.

Streaming

El juego que lo peta al principio funciona bien, pero al cabo de los días la gente pierde el interés. Hay que cambiar de tercio, buscar otro juego. ¿Qué dicen las tendencias? ¿Que ese otro está petándolo ahora? Vamos con él. Y así sucesivamente. El juego consiste en eso, en hacer cosas que funcionen porque la gente es lo que quiere ver. Y eso agota.

Sumarse a las tendencias puede ser hacerse una foto en tal o cual lugar, con tal o cual personaje, grabar un vídeo de tal o cual juego, sobre tal o cual evento... Eso te obliga a estar en constante movimiento, a estar siempre de arriba para abajo y a centrarse en el contenido que realmente va a funcionar. Es un juego, por supuesto, pero si me ha cansado a mí hacerlo en un videojuego, no me quiero ni imaginar lo que tiene que ser hacerlo en la vida real.

Playcon

De alguna forma lo puedo imaginar, ciertamente. Al final, el trabajo de la gente que nos dedicamos a escribir sobre un tema como la tecnología consiste en parte en eso, en estar al día y detectar tendencias para escribir sobre ellas de forma didáctica y entretenida. Quizá por eso me haya sentido identificado con mi avatar en el juego.

El tiempo es limitado, tienes energía limitada y los temas y tendencias se queman. Lo que hoy interesa no interesa mañana y tu trabajo es no solo detectarlo (en el juego es tan fácil como mirar el móvil, en la vida real no lo es tanto), sino hacerlo a tiempo. Estar siempre actualizado, siempre al día, siempre listo para hacer algo que la gente quiera consumir puede llegar a ser agotador. El juego consigue transmitir esta sensación a la perfección: eres esclavo de las tendencias.

Tener éxito, al menos en el juego, supone ser esclavo de las tendencias

Durante las partidas me di cuenta de que es imposible llegar a todo. No es posible levantarse, grabar y editar un par de vídeos o hacer streaming, asistir a un evento, alimentar las redes sociales con contenido y participar en la vida comunitaria (a.k.a. hacer las misiones principales y secundarias o conocer a los youtubers de la ciudad) en un solo día. Es imposible porque te cansas, porque el tic tac del reloj aprieta y porque, al final del día, somos humanos y debemos descansar.

Fiesta En El Yate

El juego refleja esto sin tapujos. Si pasa cierta hora los establecimientos cierran, así que quizá te quedes sin comprar el juego de moda y no puedas subir contenido sobre él. Te has quedado fuera de la tendencia. Quizá te quede trabajo por delante y no puedas hacerlo porque estás cansado y no tienes comida ni bebida que recupere energía. Toca irse a dormir y al día siguiente el contenido de ayer no vale, toca empezar de cero, volver a actualizarse.

Al principio es todavía más acuciante. Los vídeos que subes al principio apenas generan ingresos, por lo que la forma de conseguir dinero para comprar juegos, mejorar el ordenador y estar al día es hacer encargos, normalmente cosas como hacer fotos, llevar paquetes de un sitio a otro y ese tipo de cosas.

Hacerlo todo en un día es imposible y hacerlo al día siguiente quizá suponga quedarse fuera de una tendencia

Te levantas sin un duro, haces dos misiones que te dan 400 monedas para comprar el juego de moda y, sin darte cuenta, ya son las 19:00. Corres a comprar el juego, llegas a casa, te pones a jugar, a grabar y a editar. El vídeo funciona mejor que el anterior, pero el coste ha sido irse a la cama a las 2:00 y no recuperar toda la energía para el día siguiente.

Jugando

Es desde luego interesante que un juego de estética cartoon, aparentemente infantil e inocente, sea capaz de demostrar con tanta crudeza que este trabajo del siglo XXI, porque es un trabajo hecho y derecho, no es simplemente ponerse delante de la cámara y charlar. Ser un Ibai, un Rubius, un Willyrex o un PewDiePie no es solamente ponerse delante de la cámara, es trabajar mucho, es sacrificarse y es encontrar ese equilibrio que, algunas veces, es escurridizo.

Disclaimer: Youtubers Life 2 es un juego publicado por  Raiser Games, una compañía del grupo Webedia al que también pertenece Xataka.

Temas
Inicio