El "quién es quién" del vehículo autonomo: estas son las compañías que quieren hacerse con el sector

El "quién es quién" del vehículo autonomo: estas son las compañías que quieren hacerse con el sector
15 comentarios

El coche autónomo tiene mucho trabajo por delante. Pese a llevar varios años con pruebas y tests, todavía no hay ninguna compañía que ofrezca una solución de nivel 5 viable a gran escala. No obstante, el coche autónomo está llamado a ser el siguiente campo de batalla tras la transición eléctrica. Estas son las empresas más importantes que están desarrollando el vehículo autónomo, desde fabricantes de coches hasta startups que están atrayendo las inversiones de las grandes empresas.

Tesla

Tesla Autopilot

La compañía de Elon Musk es uno de los fabricantes que más movimientos está realizando en trasladar la conducción autónoma a sus consumidores. El nuevo Tesla Vision basado en cámaras ofrece funciones como la de convocar el coche o evitar la salida del carril. Si bien aunque tiene algunas características de niveles avanzados, el 'Full Self-Driving' está lejos de cumplir con los requisitos del nivel 5 de conducción autónoma.

El CEO de Tesla prometió para finales del año pasado que conseguiría ofrecer una conducción de nivel 5; promesa que ahora apunta más allá de 2021. Tesla se encuentra trabajando con Dojo, el quinto superordenador más potente del mundo, pero estos avances todavía no se trasladan en un FSD que pueda considerarse realmente conducción autónoma.

Waymo (Google)

Waymo

La estrategia de Waymo, la división de coche autónomo de Alphabet, es opuesta a la de Tesla, hasta el punto que John Krafcik, CEO de Waymo, explicaba que "al hablar de robustez y precisión, por ejemplo, nuestros sensores son varios órdenes de magnitud mejores que lo que hemos visto en carretera por parte de otros fabricantes". Se refieren al uso del LIDAR, donde en su última versión son capaces de "ver" señales a medio kilómetro.

Waymo no es únicamente el proyecto de Google, sino un proveedor de tecnología que se ha aliado con otros grandes fabricantes: desde Daimler hasta Nissan, pasando por Jaguar, Mitsubishi, Renault y Volvo. En junio de 2021, Waymo consiguió una ronda de financiación adicional de 2.500 millones de dólares para seguir desarrollando su servicio 'Waymo Driver' con conducción autónoma de nivel 4.

Lyft (Toyota)

Toyota

En abril de 2021, el fabricante japonés daba un paso adelante en su apuesta por el coche autónomo con la compra de la división de coches autónomos de nivel 5 de Lyft por 550 millones de dólares. Toyota se hace así con las patentes y con 300 empleados de Lyft, en una operación que muestras las dos caras de la moneda: por un lado un gran fabricante que quiere adentrarse en este sector y por otro el de una empresa más pequeña que no puede hacer frente al enorme coste que supone el desarrollo de estos vehículos.

Aurora

Aurora

A finales de 2020, Uber vendía su división de coches autónomos a Aurora, empresa dirigida por antiguos directivos de Waymo y Tesla. Su intención es salir a bolsa con una valoración por encima de los 11.000 millones de dólares.

La empresa tiene como objetivo ofrecer nivel 4 de conducción autónomo e integrar su tecnología en camiones de Volvo, PACCAR y Toyota a finales de 2023. Para 2024, la compañía también espera lanzar su propio servicio de taxis autónomos. Una compañía con grandes nombres e inversores detrás que acumula 4,5 millones de millas recorridas en carretera. En comparación, Waymo acumula más de 20 millones de millas. Otros fabricantes que trabajan con Aurora para desarrollar coches autónomos de nivel 4 son Hyundai y Volkswagen, que han anunciado alianzas para integrar su tecnología.

Cruise (General Motors)

Cruise

Cruise es la división de coche autónomo de General Motors, pero cuenta con varias alianzas relevantes. Honda invirtió 750 millones de dólares en el 6% de Cruise y en marzo de 2021, el gobierno de Japón otorgó al Honda Legend el primer permiso para obtener la certificación de nivel 3 de conducción autónoma. En enero de este mismo año fue Microsoft la que invirtió en Cruise, con el objetivo que su conducción autónoma utilizase la infraestructura de Azure.

Mobileye (Intel)

Intel Mobileye

El sistema de Mobileye ha sido probado esta semana en Nueva York por primera vez. Sin embargo, no será hasta 2023 cuando la empresa comprada por Intel pondrá a prueba su servicio de coches autónomos. Mobileye trabaja con un sistema de cámaras, aunque también dispone de alternativas con LIDAR y radares. Su chip EyeQ4 se ofrece en vehículos de BMW, Nissan y Volkswagen como asistencia en carretera.

Argo AI (Ford)

Volkswagen

Pese a vender su división a Toyota, Lyft colaborará con Argo AI y Ford para lanzar un servicio de taxis autónomos en Miami y Texas en 2022. La startup comprada por Ford también recibió una importante financiación por parte de Volkswagen, con 2.600 millones de dólares. El objetivo del fabricante alemán y Argo AI es ofrecer en 2025 el primer servicio de viajes compartidos autónomos en Europa.

La idea inicial era alcanzar el nivel 4 en 2022, pero el coche autónomo está siendo un sector con muchas complejidades y las fechas se van retrasando. Por el momento se han realizado distintas pruebas.

AutoX y Baidu

Autox

Desde China hay dos grandes actores del sector del coche autónomo. Por un lado AutoX, financiada por Alibaba, Dongfeng y SAIC y por otro lado Baidu, que ya dispone de un servicio de taxis autónomos en Beijing. A finales de 2020, AutoX desplegó su flota de taxis autónomos y sin conductor en Shenzhen.

Tras el éxito de estos tests, finalmente obtuvieron la licencia para abrir al público su flota de coches sin conductor. Un total de más de 100 coches con doble LIDAR, radares 4D, cámaras de alta resolución y multitud de sensores.

Otras de las empresas chinas que quieren acelerar por el coche autónomo son Didi Chuxing y Huawei, que apunta a 2025 como año en el que quieren tener la tecnología de conducción autónoma, tras una inversión de 1.000 millones de dólares. Además de los esfuerzos de grandes marcas, también hay startups como Pony.AI o Momenta que están generando importantes rondas de financiación.

Daimler y Bosch

Daimler

Desde Europa, Daimler y Mercedes-Benz se han aliado con Bosch para el desarrollo del coche autónomo. En 2019 iniciaron un piloto en California, donde múltiples compañías han recibido los permisos necesarios para probar este tipo de vehículos.

"Los principales obstáculos son los no técnicos, como el marco regulatorio en las diferentes regiones. Es muy diferente en Europa que en China o los EE.UU", aseguraba Kay Stepper, VP de Bosch de conducción autónoma.

Además de con Bosch, Daimler mantiene una alianza con Waymo para el desarrollo de camiones autónomos. Otro ejemplo más de que en el coche autónomo, existen multitud de alianzas cruzadas.

Nvidia

Nvidia

La nueva Nvidia va mucho más allá de las GPU. Y el coche autónomo es una de sus grandes áreas de innovación. Nvidia Drive es la base de la conducción autónoma de nivel 4 de empresas como AutoX; un sistema capaz de realizar 2.200 TOPS, una medida para determinar el rendimiento de la IA.

Nvidia Drive está en el corazón de algunos de los proyectos de coches autónomos que hemos visto en los últimos años. Un ejemplo de ellos es Kar-go, el pionero (y poco convencional) coche autónomo europeo.

En Xataka | Año y medio después del primer atropello por un coche autónomo: menos grandilocuencia, más investigación y nuevas preguntas

Temas
Inicio