Publicidad

Musk prometió coches autónomos a 240 km/h en su revolucionario túnel de Las Vegas: la realidad es que (por ahora) van a 50 km/h

Musk prometió coches autónomos a 240 km/h en su revolucionario túnel de Las Vegas: la realidad es que (por ahora) van a 50 km/h
28 comentarios

Elon Musk nos vendió  la idea de un túnel futurista y revolucionario que iba a construirse en Las Vegas. Lo construiría su empresa The Boring Company, y permitiría que 4.400 personas se trasladaran cada hora en coches que irían a 240 km/h gracias a un singular sistema sobre el que éstos irían suspendidos.

La realidad, al menos de momento, es muy distinta. Varios medios fueron invitados a probar el túnel, y comprobaron cómo el túnel tenía muy poco de revolucionario: los coches iban a 50 km/h y la capacidad bajaba a 1.200 personas por hora. Eso sí: hay luces chulas y futuristas dentro.

Un túnel aburrido

El túnel es un bucle que pasa por debajo del Centro de Convenciones de Las Vegas (LVCC). Mide 2,73 km y tiene tres paradas, y hace unos días Musk invitó a varios medios a que pudieran echar un primer vistazo al funcionamiento de esta alternativa al transporte terrestre.

El túnel, que ha costado 52,5 millones de dólares, ha sido criticado por diversos medios que han destacado cómo las promesas de Musk no se han cumplido, al menos por ahora.

Para empezar, documentos conseguidos por TechCrunch en octubre revelaron cómo la capacidad de transporte bajaba de los prometidos 4.400 pasajeros por hora a 1.200 debido a regulaciones contra incendios.

Se supone además que el túnel iba a estar recorrido por coches de Tesla con gran capacidad y que además iban a ser autónomos en ese recorrido, pero en esa prueba los coches eran Tesla convencionales con un conductor a los mandos.

Steve Hill, del LVCC, indicó que "la pandemia no es el momento de incrementar la vapacidad", y reveló que la flota disponible inicialmente es de 11 coches, pero se espera que la expandan a 35 vehículos y que en el futuro lleguen a circular 60 por ese túnel.

Otra de las decepciones estuvo en la velocidad de esos vehículos, que teóricamente podrían circular a 240 km/h pero que en realidad lo harán mucho más lentamente e irán a una velocidad máxima de 50 km/h.

Para algunos de los medios invitados el túnel "no es más que un agujero realmente caro en el que los humanos conducen coches bastante despacio". Otros criticaron el efectismo de unas luces exageradas que hacían que el túnel pareciera más una discoteca que otra cosa.

Se espera que el túnel entre en funcionamiento real el próximo mes de junio, y The Boring Company tiene el objetivo de expandir el túnel con paradas que lleguen por ejemplo al aeropuerto y al centro de la ciudad. Hay también negociaciones para construir un túnel similar en Miami, pero puede que a la vista de los resultados la propuesta se quede solo en eso.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio