Publicidad

Alquilar un coche para comer, echar la siesta o cantar: en Japón los coches de alquiler no se usan sólo para desplazarse

Alquilar un coche para comer, echar la siesta o cantar: en Japón los coches de alquiler no se usan sólo para desplazarse
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

El alquiler de coches por minutos es cada vez más común en grandes ciudades. La comodidad que supone poder obtener uno desde el smartphone y a cualquier hora del día hace que para muchos sea un medio de transporte ideal. Medio de transporte y más cosas, en Japón la gente los está alquilando pero no los conduce.

Orix, una compañía de carsharing que opera en Japón descubrió que muchos de sus clientes alquilaban los coches y los devolvían sin apenas kilómetros realizados o directamente cero. Cuando la empresa miró los registros de uso de los usuarios descubrieron que muchas veces se alquilaban pero permanecían estacionados durante la mayoría del periodo de alquiler. Times24, una empresa del mismo sector y con más de un millón de usuarios, encontró usos similares.

El alquiler de coches por minutos es popular en el país nipón desde hace años. Su facilidad para encontrarlos por las ciudades y el precio medio (menos de diez euros por hora) hace que sean muy atractivos para un sector de la población. Aunque ahora las empresas están descubriendo que no se utilizan únicamente para moverse por la ciudad.

Img 3

De medio de transporte a espacio privado

Para averiguar qué estaba pasando compañías como Orix y Times24 realizaron una serie de encuestas a sus clientes. El resultado de las mismas sacaron a la luz que los coches de alquiler se alquilan para muchas otras cosas aparte de ser conducidos. Por ejemplo, muchos usuarios los alquilan para echar la siesta o descansar en el vehículo.

Además del descanso, los datos mostraron otros usos curiosos como por ejemplo comer, cargar el móvil, ver la televisión o hablar por teléfono. En casos aún más extraños para practicar clases de inglés, vestirse para Halloween o practicar canto. En general, usos más propios de un espacio privado como una casa o una oficina cerrada. ¿Por qué no alquilar directamente una habitación de hotel entonces? Sale más económico y versátil el coche.

Usos poco rentables

El problema de este tipo de usos de los coches de alquiler es que no son tan rentables como conducirlos. Si bien el coche se alquila por minutos, también se paga un extra por los kilómetros realizados. Si el coche simplemente está estacionado no se obtiene tanta rentabilidad de él como se podría obtener si alguien lo estuviese conduciendo.

Desde The Asahi Shimbun apuntan a que algunos usuarios también se quedan en los automóviles con el motor en marcha para poder utilizar el aire acondicionado. Esto influye también en el medio ambiente, se están liberando gases de efecto invernadero sin utilizar el coche para desplazarse.

Vía | @james_riney y The Asahi Shimbun
Imagen | @saekinomao y @angelacompagnone

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir