Compartir
Publicidad

Surface Go versus iPad (2018): el tú a tú de tablets de "bajo coste" de Microsoft y Apple

Surface Go versus iPad (2018): el tú a tú de tablets de "bajo coste" de Microsoft y Apple
65 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta vez la filtración y la presentación casi se han solapado con el lanzamiento de la nueva Surface Go de Microsoft, sin darnos tiempo a divagar sobre dónde encajaría el nuevo dispositivo. Ya lo sabemos todo: es un tablet, no un portátil (aunque aspire un poco a esto), y la idea es que sea el producto de elección para quienes buscan un dispositivo más básico y económico para trabajar en movilidad, o para quienes hasta ahora se planteaban el iPad "barato".

Se trata de el dispositivo más ligero y pequeño de los que tiene el catálogo actual de Microsoft, más que las Surface anteriores y sobre todo buscando ser más asequible. Para ello han tirado de unos componentes menos potentes que puedan dar una buena experiencia de usuario, sobre todo buscando un precio competitivo en un sector de la demanda en el que Apple parece haberse acomodado con su último tablet.

El tablet no está muerto, se está reorientando

A principios de 2017 decíamos que a Microsoft le convenía ese descenso en el mercado de tablets que se está reflejando en los datos de IDC y otras consultoras en los últimos años. Le convenía porque parecía estar relacionado con el auge de los convertibles, área en el que los de Redmond iban ganando terreno.

Lo que funcionaba era, de hecho, el formato de tablet barato de Amazon, al mantenerse en ventas y no experimentar el descenso que se veía en otras compañías. Incluso en una Apple que pese a esto se mantenía en cabeza en este mercado de manera continuada.

¿Qué ha pasado un año después? Que aunque los fabricantes han percibido el obvio declive, y aunque por esto se centrasen en innovar en convertibles y otros formatos como nos contaba el año pasado Emmanuel Fromont (Presidente de Acer para EMEA), aún se han mantenido líneas de tablets, pero más básicos y económicos, apuntando a un público menos exigente y/o que busca algo más asequible.

Si tú tienes un tablet "barato", yo también

En abril de este año veíamos que los datos de mercado nos indicaban algo interesante: los tablets no se vendían tanto, pero aún seguían ahí (como posteriormente nos recalcaba de nuevo Fromont en una entrevista reciente). Otro aspecto llamativo era el hecho de que varios fabricantes se hubiesen echado atrás, dejando de emplear esfuerzo y tiempo en estos dispositivos: Sony, HP, Dell y Google entre otros dejaban el testigo a Huawei, Acer y aquellos que seguían intentándolo.

Entre los que han seguido está Apple, que poco antes de tener esos datos nos presentaba un nuevo iPad (sin Pro), el cual confirmaba que costaría algo menos tras los rumores. Una versión con un precio de partida algo más reducido (50 euros menos que el anterior modelo más básico) pero que sí tenía soporte para Apple Pencil: 349 euros, con software específico centrado en la educación como vimos en el análisis y con descuentos para este sector, tras haber sido presentado en un evento menor dirigido a este público.

Un iPad que cuenta con un procesador inferior al de los iPad Pro (un A10 frente a un A10X), así como una pantalla con menor resolución y cámaras más básicas. Todo logrando ese precio más ajustado, por lo que la jugada de Microsoft con su nuevo tablet recuerda un poco a ésta, aunque no han logrado llegar a un precio tan (relativamente) bajo.

La Surface Go es dispositivo ligero con compatibilidad con periféricos, incluyendo el Surface Pen (ofreciendo 4.096 niveles de sensibilidad a la presión), y un hardware más básico que el de las Surface Pro (con un Intel Pentium Gold 4415Y, correspondiente a la gama de entrada de Intel), por lo que parece estar enfocado a lo usuarios que trabajan más en la nube que en local. Eso logrando un precio de partida de 399 dólares (el más básico, con Windows Home S, 64 GB de almacenamiento y 4 GB de RAM), a lo que habría que añadir el del teclado (de 99 a 129 dólares en función del color), el ratón (34,88 dólares) y/o el Surface Pen (99 dólares).

Lo que ha hecho Microsoft es desmarcarse del camino que tomó con las Surface Pro y el Surface Book para acercarse más al tablet como tal (y no tanto al convertible o al equipo avanzado), con un tablet con pretensiones al que han añadido esta compatibilidad con periféricos y que obviamente integra el sistema operativo de la casa, con opción de elegir entre Windows Home con S mode, Windows Home o Windows Pro (por lo que tendrá funciones de portátil).

Dos tablets que suponen una línea más básica y económica en el catálogo de cada fabricante, sin que haya que renunciar a lo respectivos punteros y que se encaja en un intervalo de precios similar, quedando en esto por encima la propuesta de Microsoft.

544 gramos y 771 gramos con Type Cover
Surface Go iPad (2018)
Dimensiones físicas 240 x 169,5 x 7,5 milímetros
469 gramos sólo WiFi
478 gramos WiFi + LTE
Pantalla 10 pulgadas PixelSense compatible con Surface Pen 9,7 pulgadas compatible con Apple Pencil
Resolución 1800 x 1200 píxeles 2048 x 1536 píxeles (264 ppp)
Procesador Intel Pentium Gold 4415Y a 1,6 Ghz Apple A10 Fusion
RAM 4/8 GB 2 GB
Memoria 64 GB eMMC, 128/256 GB SSD 32/128 GB (no ampliable)
Versión software Windows 10 Home con S Mode y Windows 10 Pro con S Mode iOS 11
Conectividad Surface Connect, USB Type-C, MicroSDXC, Jack 3,5 mm para audio Bluetooth 4.2
Wi‑Fi (802.11a/​b/​g/​n/​ac)
LTE, DC-HSDPA, HSPA+ con Nano-SIM
Cámaras Sí, trasera y frontal Trasera de 8 megapíxeles, frontal de 5 megapíxeles
Batería 9 horas de autonomía (según Microsoft) 32,4 vatios/​hora (no extraíble)
Precio Desde 449 euros Desde 349 euros

Que no todo tenga el apellido "Pro"

Queda ver si dentro de la época de vacas flacas que ha sufrido este mercado, canibalizado quizás por la fuerza del del smartphone (y que éstos se acomodan en diagonales de pantalla cada vez mayores) y por ese despunte de los convertibles del que hablábamos antes, sigue manteniéndose en ese plano más discreto que veíamos en abril. El perfil de estos dispositivos es distinto al que vemos en aquellos que llevan el apellido "Pro", que encajan en perfiles de uso más exigente (y quizás específico) y que también suponen una mayor inversión (en el caso de Microsoft, la diferencia es especialmente considerable).

Ipad 01

También será interesante ver si la propuesta de Microsoft consigue ser un reclamo para el público que busca un producto más básico y la experiencia más tablet, y no tanto la de portátil que viene a dar una Surface Pro, compitiendo con el iPad y el resto de tablets con Android y Chrome OS. Lo que parece es que estos dos titanes tratan de competir en este ámbito de dispositivos más asequibles, sin que se haya de renunciar al aliciente del puntero, que en ambos casos supone un plano más en la interacción (pero también un coste añadido).

En Xataka | Sorpresa, las tablets no están (tan) muertas: los fabricantes no abandonan, los usuarios tampoco

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos